Medio Ambiente limita la entrada de vehículos a Cantarriján para prevenir incendios forestales

Actualizado 05/07/2007 19:59:51 CET

GRANADA, 5 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Consejería de Medio Ambiente ha restringido desde el 1 de julio y hasta el próximo 30 de septiembre la circulación de vehículos a motor dentro del Paraje Natural de Maro Cerro Gordo (Granada), con el objeto de preservar los valores ambientales de esta zona y prevenir posibles incendios en la vegetación que conforma el bosque del paraje.

Así, la Consejería de Medio Ambiente sólo permitirá el acceso a la playa de Cantarriján a 100 vehículos y para el resto de visitantes habilitará un medio de transporte público que completará el trayecto desde el punto en el que se cortará la carretera hasta la playa.

La Junta considera que el incremento estival de vehículos motorizados en el interior de este Paraje Natural de Maro Cerro Gordo supera la capacidad de carga del mismo y supone un "importante factor de degradación de sus valores naturales y paisajísticos", cuya conservación constituye una de las finalidades de su declaración como Espacio Natural Protegido, así como un evidente riesgo de incendios forestales.

Por eso, instalará una barrera practicable en el acceso al Paraje Natural de Maro Cerro Gordo por la N-340 y ubicará cuatro barreras de cadenas en el segundo acceso que impida el paso rodado. También se instalará en los accesos a Cantarriján un punto de control con personal encargado de informar a los visitantes, que contarán además con trípticos en los que se expliquen los valores ambientales del Paraje Natural, así como las normas y pautas de comportamiento acorde con un entorno protegido.

Para tratar de facilitar el acceso del resto de personas a la zona de Cantarriján, la Consejería pondrá a disposición de visitantes un servicio de transporte público entre la barrera que corta el acceso y la playa desde las 09.00 horas de la mañana hasta las 20.30 horas de la tarde. Este vehículo, con capacidad para transportar a nueve personas, tendrá una frecuencia aproximada de diez minutos con un precio de un euro el viaje.

Con esta medida, Medio Ambiente quiere restar la presión del continuo transitar de vehículos rodados dentro del Paraje Natural de Maro Cerro Gordo y evitar los riesgos de incendios que la acumulación de coches provocan en el carril de acceso a Cantarriján y que debido a las altas temperaturas del verano, a la desecación de la vegetación y la orografía de la zona, provocarían un siniestro irreparable.

Las ejecución de las medidas de regulación de accesos a la playa de Cantarriján dentro del Paraje Natural de Cerro Gordo, que incluye las barreras, la instalación de una pérgola mixta de madera y acero para el alojamiento de los encargados del punto de control, los trípticos informativos y las diferentes señalizaciones necesarias que se ubicarán en los carriles, han alcanzado un presupuesto de 33.691,39 euros.

VALORES AMBIENTALES

El Paraje Natural Maro Cerro Gordo es una estrecha franja de 12 kilómetros de largo paralela a la línea de costa con una superficie total del espacio terrestre y marítimo de 1.814,6 hectáreas entre los términos municipales de Almuñécar y Nerja. Es un enclave de gran valor ambiental debido a lo peculiar de sus formaciones geológicas y a la gran biodiversidad que alberga tanto en su espacio terrestre como en el interior de la milla marítima.

Entre los valores de este paraje destacan algunos endemismos del Sur de Andalucía, así como varias especies vulnerables o en peligro de extinción todas ellas protegidas que aparecen en el Catálogo Andaluz de la Flora Silvestre Amenazada. Pero si diversa es la flora terrestre de este espacio protegido, más lo es aún la que puebla sus fondos marinos. La gran riqueza de las praderas marinas y su complejidad biológica han hecho que los fondos de Maro Cerro Gordo estén incluidos dentro del listado de hábitats prioritarios por la Unión Europea.

Además, en este Paraje Natural también es singular la fauna marina compuesta de gran cantidad de invertebrados como esponjas, corales --importante es la población de coral naranja, una especie catalogada como vulnerable a la extinción--, anémonas o moluscos y entre los crustáceos destacan las poblaciones de camarones, el centollo y la langosta. Por su relevancia y biodiversidad marítima, Maro Cerro Gordo también está declarada por las Naciones Unidas como Zona Especialmente Protegida de Importancia para el Mediterráneo (ZEPIM).

La enorme biodiversidad tanto terrestre como sobre todo marítima de este paraje convierte en una obligación de la Consejería de Medio Ambiente tomar las medidas necesarias para preservarlo y evitar su degradación. La Consejería de Medio Ambiente está convencida de que la conservación de la naturaleza y de la rica biodiversidad de la provincia hay que compatibilizarla con el uso público y el disfrute de los ciudadanos, por lo que, a pesar de la limitación al tráfico privado en el acceso al Paraje, se pondrán los medios suficientes para que puedan acceder a Cantarriján aquellos que lo deseen mediante el transporte público.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies