El PP pide a la Consejería de Educación que repare el daño moral hecho a la profesora del colegio Ave María

Actualizado 04/03/2006 19:14:20 CET

Santiago Pérez pide explicaciones a la consejera sobre la actitud "inquisitorial" mostrada por su departamento

GRANADA, 4 Mar. (EUROPA PRESS) -

El parlamentario andaluz Santiago Pérez recriminó hoy a la Consejería de Educación el "grave daño moral y profesional" infringido a la docente del colegio Ave María de Granada a la que se relacionó con la noticia "no contrastada" de la presunta recogida de firmas contra el Estatuto de Autonomía de Cataluña por parte de la profesora entre sus alumnos menores de edad en el centro educativo. En un comunicado remitido a Europa Press, Pérez también resaltó que la reputación de los más de 300 profesionales que trabajan en el centro y el buen nombre de la institución centenaria y querida en la capital granadina se han visto gravemente afectados "y es de justicia la reparación de su prestigio".

Asimismo, transmitió esta denuncia a la Consejería a través de una pregunta planteada a la consejera de Educación, Cándida Martínez López, pidiendo respuesta sobre las causas objetivas y reglamentarias que aconsejaron a la delegación de Educación la apertura de un expediente a la profesora del colegio Ave María-Casa Madre y el por qué no se llevaron a cabo las actuaciones informativas anunciadas con la discreción que un asunto de estas características aconseja.

"Nada más saltar la noticia a los medios de comunicación y sin la debida prudencia que estos casos requiere, la delegación de Educación de Granada, además de realizar unas declaraciones desafortunadas desde nuestro punto de vista, de manera inmediata envió un inspector al mencionado centro y anunció la apertura de un expediente disciplinario contra la profesora acusada", informó el parlamentario popular.

En este sentido, denunció que los técnicos enviados por la Delegación Provincial, "recordando prácticas inquisitoriales", interrogaron durante toda una mañana a alumnos y profesores del centro para comprobar si habían participado en la recogida de firmas la profesora acusada o algún otro profesor.

Así, tras la "sesuda y minuciosa" inspección se pudo comprobar que ni la profesora "acusada y prejuzgada antes de tiempo", ni el claustro de profesores del centro, tuvieron relación con los hechos denunciados.

Santiago Pérez criticó que, "una vez confirmada la inocencia de la profesora y demás miembros del claustro de profesores del colegio, la Consejería de Educación no haya adoptado ninguna medida para reparar el daño moral y profesional causado a esta profesora y demás miembros del Ave María".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies