Detenidas tres personas por un delito de robo con violencia en una casa cueva

Actualizado 24/07/2006 19:21:10 CET

GRANADA, 24 Jul. (EUROPA PRESS) -

Una mujer natural de Casablanca (Marruecos), H.B., de 26 años; y dos hombres, M.M., de 24 años y nacido en Rusia, y A.B.G., de 32 años y vecino de Granada, han sido detenidos por la Guardia Civil de Benamaurel (Granada) como presuntos autores de un delito de robo con violencia en el interior de una casa cueva, un delito de simulación de funciones públicas, un delito de detención ilegal, atentados a agentes de la autoridad y daños.

Según informó el Instituto Armado en un comunicado de prensa remitido a Europa Press, los hechos ocurrieron sobre las 17.00 horas del pasado sábado en Benamaurel, cuando un vehículo BMW, modelo 735, realizó una brusca maniobra para huir en sentido contrario al de su marcha, al percatarse de que los agentes observaban el lugar.

En la huida, realizada a gran velocidad, el automóvil colisionó con dos vehículos particulares y uno de la Policía Local, causándoles daños. Seguidamente se introdujo en una zona de descampado, donde sus ocupantes iniciaron la fuga a pie, consiguiendo los agentes detener a una mujer, mientras que sobre las 18.30 horas fueron arrestados los otros dos ocupantes, un ruso y un español, según señaló la misma fuente.

Los agentes indicaron que durante el registro del vehículo fueron recuperados un televisor de plasma de 32 pulgadas, seis teléfonos móviles, un teléfono inalámbrico, una esclava de oro, un sello de oro, un reloj de oro marca Rolex y diversos efectos de los usualmente utilizados para cometer robos con fuerza.

Todos los efectos fueron sustraídos con violencia a un vecino de la localidad, de 63 años, que fue rescatado por la Guardia Civil maniatado y amordazado en el interior de su vivienda, una casa cueva que habita en solitario.

Según el Instituto Armado, la investigación posterior pudo esclarecer que la mujer detenida había logrado ganarse la confianza de la víctima, a la que conoció meses atrás. De este modo, pudo conocer el patrimonio que atesoraba y el lugar de custodia, hasta que en la tarde del sábado decidió con sus compañeros el asalto a la casa cueva, precisaron los agentes.

Para entrar, se hicieron pasar por policías que iban a efectuar un registro en búsqueda de drogas. Después golpearon a su morador hasta que facilitó la clave de la caja fuerte. Una vez que se apoderaron del dinero y de los objetos de valor, ataron a la víctima y la amordazaron, emprendiendo la huida, en la que casualmente fueron sorprendidos por la Guardia Civil.

En el dispositivo ayudaron incluso guardias civiles francos de servicio que se encontraban en el lugar. Tres de los agentes resultaron con lesiones como consecuencia del alcance al vehículo oficial y de la resistencia ofrecida por los detenidos antes de ser reducidos.

Rafael Catalá

Rafael Catalá

Ministro de Justicia

28/11/2017

Patrocinado por

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies