Acusado de agredir sexualmente a otro hombre lo niega y dice que fue éste el que pidió relaciones

 

Acusado de agredir sexualmente a otro hombre lo niega y dice que fue éste el que pidió relaciones

Actualizado 01/02/2006 15:17:16 CET

GRANADA, 1 Feb. (EUROPA PRESS) -

El hombre identificado como F.C.T. y acusado de amenazar y agredir sexualmente a otro después de que le rechazara negó hoy los hechos en la celebración de la vista oral en la Sección Primera de la Audiencia provincial de Granada, a la vez que manifestó que fue la supuesta víctima, G.H.R., la que le pidió mantener relaciones, algo a lo que él se negó al descubrir que era transexual y que motivó la denuncia.

F.C.T. está acusado de obligar a G.H.R. a mantener relaciones sexuales con él, pese a la negativa de éste, y de amenazarlo de muerte en el caso de que denunciara. Días después el acusado, según consta en el escrito de calificación provisional del fiscal, acudió a la vivienda de G.H.R. y golpeó la puerta.

Asimismo, al día siguiente, F.C.T. le propuso un encuentro a G.H.R. para "arreglar" sus problemas a lo que éste accedió. Fue entonces cuando tuvo lugar otra agresión sexual, con un cuchillo en el cuello, interrumpida por un vecino que medió y puso fin a la situación, según el Ministerio Público.

El acusado negó tajantemente los hechos antes referidos y explicó que al principio no sabía que G.H.T. era un hombre debido a su apariencia de mujer, aunque, según dijo, sólo quería mantener con él una "relación de amigo", en la que en ningún momento, en los mensajes de móviles que intercambiaban, se mencionó la posibilidad de establecer una relación.

Una versión totalmente contraria ofreció G.H.T., que conoció al acusado a través de su hermana de la que era amiga, y que aseguró que el acusado conocía su sexualidad tal y como quedó de manifiesto en un mensaje remitido por F.C.T., precisó.

Así, G.H.T., que dijo ser "una marioneta en sus manos", achacó al "miedo" que tenía el no haber denunciado la primera agresión sexual, así como los mensajes que le envió con posterioridad en los que le escribía, según afirmó, lo que previamente el acusado le decía que le enviara.

Las peritos que examinaron a G.H.T. después de lo sucedido afirmaron que tiene una "personalidad inestable" y un cuadro ansioso-depresivo agudo, así como alteraciones del sueño debido a cualquier situación de estrés, como la relatada.

Los testigos propuestos por la defensa no pudieron precisar si el acusado acudió el 12 de diciembre a una pizzería, después de que él relatara que ese día se marchó a Jaén.

Para el Ministerio Público los hechos son constitutivos de dos delitos de agresión sexual, uno de amenazas y una falta de daños por lo que solicita la pena de prisión de 21 años y una indemnización de 12.000 euros. La acusación particular solicita la misma pena, mientras que la defensa pide la libre absolución de su representado.

El juicio fue suspendido por la incomparecencia de un testigo y señalado de nuevo para el próximo 9 de febrero.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies