Juez aboga por evitar la "pena de banquillo" entre políticos sin razón suficientemente justificada

Actualizado 05/07/2007 19:23:16 CET

GRANADA, 5 Jul. (EUROPA PRESS) -

El titular del Juzgado de Instrucción número 1 de Granada, Basilio Miguel García, que ha desestimado el recurso interpuesto por el PP a raíz del archivo de una querella que presentó contra el alcalde de Peligros, Jesús Huertas (PSOE), por una presunta ilegalidad urbanística, aboga por evitar la "pena de banquillo" entre políticos sin razón suficientemente justificada.

En el auto judicial, hecho público hoy por el PSOE, el juez aclaró que "no toda presunta infracción a la legalidad urbanística constituye ilícito penal" y advirtió del "colapso" que pude suponer en los Juzgados de Instrucción la proliferación de estas denuncias, especialmente en periodo electoral, como es el caso, además de "obviar el principio de intervención mínima, trasunto del principio de legalidad".

El juez subrayó los efectos que acarrea la llamada "pena de banquillo", que puede colocar a cualquier persona en la posición jurídica de imputada sin una razón suficientemente justificada, como son los "perjuicios que por la duda que se generan para dicho imputado".

Ello, unido a la prolongación del tiempo en la tramitación de la causa, agrava "el detrimento en la fama y reputación de los cargos públicos, más aún en periodo electoral".

Los hechos denunciados, sobre la invasión de dominio público, tienen que pasar por el "tamiz de la apreciación o valoración inicial del instructor", a quien incumbe el cometido para evitar "imputaciones infundadas" o sobre hechos que carezcan de la necesaria "relevancia jurídico penal".

Según el juez, "no hubo desentendimiento del asunto por parte de los imputados y sí proporcionalidad en la solución administrativa que se dio al asunto". Lo primero repele por incompatible la consideración de que hubo prevaricación y lo segundo ampara jurídicamente la resolución administrativa y hace imposible poder reputarla como "injusta" y mucho menos "arbitraria".

En rueda de prensa, el alcalde del municipio mostró su satisfacción que confirma "la legalidad y transparencia urbanística en Peligros", así como el "uso político de la justicia" que realizó el PP, cuando presentó la querella antes de la elecciones municipales.

El Ayuntamiento estudia emprender "acciones legales" contra el PP porque durante la campaña repartieron numerosos folletos en los que acusaban al regidor de "corrupción urbanística" por los hechos denunciados que ya fueron corregidos con anterioridad.

En concreto, se trata de una invasión de varios centímetros de dominio público por un bloque de viviendas que ya fue sancionada con anterioridad a la querella.

Por su parte, el secretario de Política Municipal del PSOE de Granada, José García Giralte, aseguró que el auto evidencia un nuevo "uso político de los tribunales por parte del PP" que en campaña y precampaña electoral "recurrió a la mentira y la difamación". A su juicio, esto es "una muestra más de las denuncias falsas, sin causa y sin rigor del PP".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies