Granada.-Tribunales.-El preso absuelto que pasó 437 días en prisión quiere ingresar en un centro y "arreglarse la boca"

Actualizado 26/06/2007 17:58:39 CET

GRANADA, 26 Jun. (EUROPA PRESS) -

José Campoy, el recluso que pese a estar absuelto pasó 437 días en la prisión de Albolote (Granada) por un despiste de la juez de Motril Adelina Entrena a quien la Comisión Disciplinaria del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) ha abierto un expediente, quiere "ingresar" en un centro para "recuperarse" de su adicción a las drogas y "arreglarse la boca".

Campoy acudió hoy junto a su madre y abogado al Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) donde declaró en calidad de testigo por la querella que la Fiscalía del TSJA presentó contra la juez de Penal 1 de Motril, que ya había sido expedientada con anterioridad por ralentizar un juicio contra su ex pareja por malos tratos.

"Quiero que se haga justicia porque lo he pasado muy mal en la cárcel", según explicó a los periodistas Campoy, que consideró "injusto" lo que le ha ocurrido, aunque dijo desconocer "cómo se podría compensar".

Su madre, Ana Maldonado, que tuvo que declarar también en calidad de testigo, lamentó el "tiempo perdido" porque su hijo podría haber estado "recuperándose" mientras estaba de forma injusta en prisión. "Yo no sabía que lo habían absuelto, él me llamó por teléfono".

De su estancia en la cárcel Campoy guarda malos recuerdos, ya que, según dijo, ha estado "tirado ahí como un perro por culpa de Adelina Entrena". Su madre aseguró que durante el tiempo que ha estado en prisión "lo ha pasado muy mal, lloraba mucho".

La jueza, que estaba también citada para declarar hoy, no acudió tras presentar un certificado médico en el que alegaba "problemas psicológicos", según informó el letrado de Campoy, Marcos García Montes, que cree un "insulto a la inteligencia" la indemnización prevista de 60 euros por cada día que haya estado privado de libertad.

El penalista indicó que van a estudiar de quién o quiénes es la responsabilidad de los sucedido, además de intentar restituir de algún modo el daño que se le ha hecho a Campoy, que pasó más de un año en la cárcel pese a estar absuelto sin que nadie se percatara de ello.