El grupo de trabajo sobre la reforma electoral analiza documentos con las propuestas de los partidos

Última sesión del grupo de trabajo sobre financiación en el Parlamento
PARLAMENTO ANDALUZ - Archivo
Actualizado 15/03/2018 9:09:10 CET

SEVILLA, 14 Mar. (EUROPA PRESS) -

El grupo de trabajo para llevar a cabo reforma de Ley Electoral de Andalucía creado en el Parlamento se reúne este jueves para analizar los documentos que hay sobre la mesa una vez que los cinco grupos parlamentarios presentaron sus propuestas.

El grupo de trabajo, presidido por el diputado socialista Jacinto Viedma, se reunirá a partir de las 16,00 horas y en su orden del día consta la "presentación de documentos de trabajo elaborados".

Como se recordará, Ciudadanos (Cs) ha reclamado al PSOE-A, socio de investidura, que el informe del grupo de trabajo fuera presentado a mediados de este mes, con lo que no se descarta que pudiera estar listo de cara a la reunión de este jueves.

A finales de noviembre del pasado año los cinco partidos registraron sus respectivas propuestas para el grupo de trabajo.

Así, el PSOE-A defendió que cualquier reforma de la Ley Electoral de Andalucía tiene que ser por el mayor consenso posible, porque es la única manera de garantizar que las reglas del juego son cumplidas por todos los grupos, al tiempo que es partidario de que se haga un estudio sobre el número de escaños en el Parlamento y la proporcionalidad.

En su documento de propuestas señala que es "necesario y casi obligatorio buscar el mayor consenso posible para una reforma electoral que es clave para el funcionamiento normal de las
instituciones en Andalucía y para la propia democracia". "Dada la trascendencia que supone cualquier reforma de la normativa electoral debe ser un objetivo común el alcanzar la unanimidad de todos los grupos parlamentarios y subordinar cualquier interés partidista a los intereses generales de los andaluces", se indica en el documento.

En cuanto a la proporcionalidad, el PSOE-A entiende que lograr una mayor proporcionalidad puede conseguirse, en principio, aumentando el número de parlamentarios y que para ello no se requiere reforma estatutaria pues el artículo 101 del Estatuto de Autonomía indica un "mínimo de 109 diputados". Sin embargo, apunta que el 104.1 del mismo texto legal dice que ninguna provincia tendrá más del doble de diputados que otra.

En cuanto a los aforamientos, el Grupo socialista está de acuerdo en limitar los aforamientos mediante un gran acuerdo nacional de todas las fuerzas políticas que después se traslade, mediante las reformas necesarias, a todos los niveles del Estado.

REDUCCIÓN LIMITADA DE ESCAÑOS

Por su parte, el PP-A presentó un total de 26 conclusiones al grupo de trabajo, en las que considera que sería "un gesto muy valorado por los andaluces" una reducción limitada del número de escaños en el Parlamento andaluz y plantea el desbloqueo de listas electorales y la doble cremallera, entre otras cuestiones.

El PP-A se muestra en contra del aumento del tamaño de la Cámara andaluza por las "condiciones sociales y el estado de la opinión de la población andaluza respecto a la representación política" y señala que para la reducción de escaños sería necesaria la modificación del Estatuto de Autonomía.

En relación al desbloqueo de las listas electorales, los 'populares' creen que esta modificación debe ir encaminada a establecer un sistema de listas cerradas desbloqueadas denominado "rígido" en el que se le permita al elector seleccionar determinados candidatos de una misma lista.

Podemos Andalucía defiende entre sus propuestas al grupo de trabajo que si se modifican las circunscripciones electorales esto debería ser previamente consultado a los andaluces para que no sea una decisión política. Además, plantea que se establezca un sistema por el que, a través de dispositivos informáticos, se pueda emitir el sufragio durante toda la semana completa del día de las elecciones y no solo el tradicional domingo, a fin de incrementar la participación, sobre todo entre la población más joven.

En cuanto a los representantes parlamentarios, Podemos se muestra abierto a que crezca el número de los diputados y advierte de que, aunque sea una medida "impopular", este no es motivo para no llevarlo a cabo si "va a mejorar la representatividad". Además, cree que aumentar los parlamentarios "no tiene que conllevar un mayor gasto en sus retribuciones" pues apuesta por modificar el régimen económico actual para reducir sus retribuciones.

Respecto a las incompatibilidades, Podemos Andalucía cree que debería estudiarse si es conveniente y viable limitar por ley la posibilidad de que una persona que ocupe un cargo de concejal o senador pueda ser parlamentario andaluz pues ambos cargos requieren de "dedicación plena".

El grupo parlamentario de Ciudadanos (Cs) incluye entre sus conclusiones la sustitución temporal de un diputado por imputación, así como también en los supuestos de enfermedad o lesión prolongada, permisos de maternidad y paternidad, incluidos los casos de adopción y acogimiento.

Se demanda que el voto de los todos los andaluces "valga igual vivan donde vivan", porque debe existir una "relación sostenida, promediada y consistente entre representatividad y gobernabilidad".
Cs, que no propone reforma legislativa al respecto del aumento o reducción del número de diputados del Parlamento, entiende que la barrera electoral debe permanecer tal y como está, siendo partidarios de su existencia en un sistema proporcional como en el que estamos, situándose ésta en el por ciento un umbral razonable.

Cs también plantea la incompatibilidad entre los cargos de senador y diputado autonómico, convencido de que es importante optimizar el trabajo de cada representante, en cada una de las cámaras, Parlamento de Andalucía y Senado (Cámara Alta) favoreciendo que estos tengan una dedicación plena a su actividad y no un escaño en cada una de ellas.

Por último, IULV-CA plantea que el número de diputados en la Cámara autonómica aumente hasta los 119 representantes, pero sin aumentar los costes, o que sea obligatorio por ley celebrar debates entre los candidatos a la Presidencia de la Junta.

Izquierda Unida defiende que el sistema electoral para la elección del Parlamento andaluz se puede mejorar siguiendo las recomendaciones realizadas por el grupo de investigación en métodos electorales de la Universidad de Granada, pues cree que la técnica que plantean garantiza que un partido con más votos que otro "jamás tendrá menos representantes" o que dos partidos que difieran en pocos votos "no se diferenciarán en más de un escaño".

Otra de las propuestas plantea la doble cremallera en las listas electorales para "garantizar mayor paridad". También propone que las listas se desbloqueen de manera que las candidaturas que reciban más aprobados ocuparán las actas de diputado, "siempre que el número de aprobados supere el 10 por ciento de los votos recibidos por el correspondiente partido en la circunscripción electoral".