Guarderías reclamarán en sectoriales la urgencia de atender a los niños menores de 16 semanas y en riesgo de exclusión

Instalaciones de la guardería
AYUNTAMIENTO
Publicado 28/02/2018 11:20:59CET

SEVILLA, 28 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Asociación de Escuelas Infantiles Unidas de Andalucía propondrá con carácter prioritario en las próximas sesiones de las Mesas Sectoriales de Educación Infantil la necesidad "urgente" de escolarizar con ayuda a los niños menores de 16 semanas y a los que sufran graves riesgo de exclusión social.

El sector, según han indicado a Europa Press fuentes del colectivo, piensa que hay soluciones y que debe ser una "prioridad". La no discriminación por cuestiones de edad y que todos puedan ser matriculados y bonificados independientemente de su fecha de nacimiento, o el alumnado en riesgo de exclusión social que tiene derecho a plaza gratuita pero solo si lo solicita en plazo de convocatorias de ayuda, es un aspecto que preocupa "enormemente" a los padres y a los profesionales del sector.

"Un sistema educativo que quiere ser universal no puede excluir a familias por no compatibilizar las fechas de nacimientos de los menores con los procesos administrativos de admisión, matriculación y solicitud de ayudas", subraya Escuelas Infantiles, que destaca que, actualmente, para que un niño pueda solicitar una plaza bonificada ha de tener, al menos, 16 semanas de edad, dejando fuera de la opción de solicitud de ayuda a aquellas familias que no hayan cumplido el requisito antes del 31 de enero.

Durante el actual curso todo niño que haya nacido después de mediados de octubre de 2017 no recibirá bonificación: esta medida obliga a las familias a buscar otras soluciones fuera del ámbito educativo y a caer en riesgo de exclusión social.

La solución que siempre ha defendido esta asociación es la de convocatoria de bonificaciones abierta durante todo el curso, al menos para los menores de 16 semanas. El 50 por ciento de las familias que, por indicadores económicos o sociales, están en riesgo de exclusión social o desescolarización, según datos de la Junta de Andalucía, están subvencionados con el tramo completo, pero la asociación opone que "la legislación debe articular unas herramientas para que la ayuda llegue al 100 por ciento de este tipo de familias, ya que una correcta integración escolar supondría un punto de partida fundamental para abandonar dicha exclusión".

Desde la aprobación del decreto de Educación Infantil por parte de la Junta de Andalucía hace menos de un año las modificaciones sufridas en el mismo, tanto en comisiones como en el Pleno del Parlamento, son consideradas "parches" por parte de los profesionales.

Uno de los ejes principales del decreto, las tablas de bonificaciones, "a todas luces insuficientes para una correcta conciliación laboral y familiar, siguen dejando fuera a un 40 por ciento más de familias que el pasado curso", según Escuelas Infantiles Unidas, que ha llevado a la Mesa Sectorial de Infantil varias propuestas de bonificaciones que han sido rechazadas.

El decreto, además, "no se cumple con la suficiente eficacia en aspectos como la relación entre la Junta de Andalucía y los centros autorizados, por poner un ejemplo de actualidad: por los niños de la convocatoria de septiembre, se acumularon retrasos en los pagos".

"Y vuelve a ocurrir lo mismo con la convocatoria de enero de 2018, ya que aún no se ha publicado la relación provisional de beneficiarios y no se han abonado la plaza desde septiembre de muchos alumnos con recursos de reposición favorables", ha lamentado la asociación, que reclama el cambio de convenio para poder recibir hasta 800.000 euros de 10.000 niños correspondientes a gastos de gestión y adhesión de esta convocatoria extraordinaria.