IDEA recibe un millar de solicitudes en seis meses para apoyar proyectos con sus nuevos incentivos

Actualizado 29/12/2017 13:25:34 CET

SEVILLA, 29 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Agencia de Innovación y Desarrollo de Andalucía (IDEA), organismo adscrito a la Consejería de Empleo, Empresa y Comercio, ha recibido en los primeros seis meses de vigencia de sus Programas de Subvenciones destinadas para el Desarrollo Industrial, la Mejora de la Competitividad, la Transformación Digital y la Creación de Empleo en Andalucía durante el periodo 2017-2020 y a la Promoción de la Investigación Industrial, el Desarrollo Experimental y la Innovación Empresarial en Andalucía, 959 solicitudes de incentivo para nuevos proyectos empresariales.

Estos datos se han conocido en la última reunión del año del Consejo Rector de IDEA, celebrado en diciembre. Más concretamente, 725 solicitudes tienen como destino la orden de subvenciones para el Desarrollo Industrial, la Mejora de la Competitividad, la Transformación Digital y la Creación de Empleo, solicitudes que suman una inversión presentada de 529 millones de euros. Por su parte, la orden de apoyo a la Investigación Industrial, el Desarrollo Experimental y la Innovación Empresarial ha recibido 234 solicitudes que suponen una inversión privada de 131,1 millones de euros.

La Agencia IDEA como Organismo Intermedio de la Subvención Global Competitividad-Innovación-Empleo de Andalucía 2014-2020, gestiona estas órdenes que destinarán durante el periodo 2017-2020 más de 240 millones de euros. Ambas órdenes son instrumentos para el desarrollo del Pacto por la Industria, en el marco de la Estrategia Industrial de Andalucía y de la Estrategia de Innovación de Andalucía 2020.

La Orden para la concesión de subvenciones a las empresas para el Desarrollo Industrial, la Mejora de la Competitividad, la Transformación Digital y la Creación de Empleo 2017-2020 cuenta con una dotación presupuestaria inicial de 145 millones de euros cofinanciados con Feder a los que se suman 12,5 millones de fondos propios de la Junta para apoyar los proyectos de las Grandes empresas.

Su objetivo es favorecer el fortalecimiento de la industria, la creación y el crecimiento de empresas generadoras de empleo y el impulso de la innovación productiva en los ámbitos de la especialización inteligente y la incorporación de servicios avanzados para la gestión empresarial, la dinamización empresarial y la cooperación.

La Orden establece cinco líneas de acción: creación de actividad económica, mejora de la competitividad de empresas, proyectos altamente generadores de empleo, incorporación de servicios avanzados para la gestión empresarial e iniciativas de dinamización empresarial, y fomento de la transformación digital de las pymes.

En esta Orden, el porcentaje de subvención puede superar el 70 por ciento, dependiendo del tamaño de la empresa y del régimen de ayudas aplicable en cada caso, partiendo de porcentajes mínimos de inversión que van desde el 15 por ciento, para determinados proyectos de las grandes industrias, hasta el 50 por ciento en los proyectos de transformación digital de las pymes.

Estos porcentajes se pueden incrementar si, además, se cumple algunas características adicionales, como la generación neta de empleo indefinido; que se trate de un proyecto innovador; que contribuyan al desarrollo de la Estrategia de Innovación de Andalucía 2020 (RIS3 Andalucía); que pertenezcan a sectores de alta y media-alta tecnología; que sean proyectos de economía social; que sean proyectos de colectivos prioritarios (menores de 35 años y/o mujeres y/o parados de más de 45 años de edad, que lleven más de dos años sin trabajar y/o egresados o doctores retornados del extranjero cuya estancia formativa y/o laboral en el extranjero haya sido superior a 6 meses continuados); se ubiquen en Espacios de Innovación o que se trate de 'spin-off' industriales o tecnológicas.

AYUDAS A LA INVESTIGACIÓN INDUSTRIA Y LA INNOVACIÓN

La segunda Orden, destinada a la Investigación Industrial, el Desarrollo Experimental y la Innovación Empresarial, está dotada inicialmente con 84 millones de euros y tiene como objetivo promover la investigación, el desarrollo y la innovación empresarial en Andalucía.

Además de la concurrencia competitiva, las novedades más destacadas de esta nueva orden son la simplificación de los criterios de valoración de los proyectos y de los procesos de justificación de las inversiones; la incorporación de nuevas tipologías de proyectos; el pago de las ayudas por hitos; la optimización de los regímenes de ayudas para poder conceder incentivos de hasta el 75 por ciento de la inversión subvencionable; y el desarrollo de nuevas fórmulas que permitan la complementariedad con otras fuentes de financiación públicas.

La Orden fija tres líneas de apoyo diferentes: Programa de Apoyo a la I+D+i Empresarial; Programa de Fomento de la I+D+i Internacional y el Programa de Liderazgo en Innovación Abierta, Estratégica y Singular.

En este momento se pueden solicitar los incentivos empresariales para el desarrollo industrial, la mejora de la competitividad, la transformación digital y la creación de empleo 2017-2020 y las ayudas al Programa de apoyo a la I+D Internacional, (convocatorias no competitivas) además de los incentivos para las Unidades de Innovación Conjunta (hasta enero de 2018). En los próximos meses se irán publicando el resto de convocatorias competitivas.

CIERRE DEL PROGRAMA

Igualmente, el Consejo Rector ha conocido el estado del cierre del Programa de Incentivos para el Desarrollo Industrial y la Creación de empleo en Andalucía que tuvo dos convocatorias 2015-2016 que han supuesto para Andalucía la aprobación de ayudas por valor de 63,3 millones de euros para 428 proyectos empresariales que comprometen una inversión total de 275,7 millones de euros, la creación de 2.198 empleos y el mantenimiento de 10.286.

Los destinatarios de este programa eran fundamentalmente las pymes del sector industrial y de servicios a la industria que desarrollen proyectos con la finalidad de generar actividad económica y/o empleo en Andalucía. También pudieron acogerse a estas ayudas aquellos trabajadores autónomos que inviertan y generen algún empleo adicional al suyo propio, así como pymes de sectores distintos al industrial siempre que creen, al menos, cinco empleos nuevos. Además, los proyectos con claro componente innovador o los de cooperación empresarial han seguido estando presentes en este Programa.

El Programa contemplaba ayudas para tres tipologías de proyectos: creación de nuevas empresas que generen empleo o tengan un claro carácter innovador; crecimiento y consolidación de las empresas existentes o proyectos promovidos por empresas establecidas en Andalucía que realicen una nueva inversión y creen empleo o estén vinculados a la innovación; y creación de empresas y crecimiento empresarial*para proyectos altamente generadores de empleo.

Esta Orden priorizó aquellos proyectos localizados en espacios de innovación, los que estén promovidos por jóvenes, mujeres, mayores de 45 años en desempleo o los que provengan de la economía social. Igualmente, primó a las Empresas de Base Tecnológica y/o Innovadora y a los proyectos incluidos en las prioridades de la Estrategia de Especialización Inteligente (RIS3 Andalucía).

Además, se apoyó al retorno del talento andaluz, incrementando el porcentaje de incentivo para todos aquellos proyectos que estén promovidos o incorporen la contratación de egresados y doctores andaluces que se encuentren fuera de Andalucía.