Los incendios forestales de Moguer, Quesada y Costa del Sol, los más graves en Andalucía de los últimos años

 

Los incendios forestales de Moguer, Quesada y Costa del Sol, los más graves en Andalucía de los últimos años

Contador
Cuesta Maneli calcinada tras el incendio junto a Doñana
EUROPA PRESS
Actualizado 01/07/2017 12:37:17 CET

SEVILLA, 1 Jul. (EUROPA PRESS) -

El incendio en el paraje de La Peñuela en Moguer (Huelva), que ha afectado a una superficie superior a las 8.400 hectáreas; el de Quesada (Jaén), en el que ardieron casi 10.000 hectáreas en 2015; y el de la Costa del Sol del 2012, donde en la zona de Barranco Blanco ardieron sobre 8.000 hectáreas, son los tres incendios más graves que se han vivido en Andalucía en los últimos años después del de Minas de Riotinto, que arrasó casi 25.000 hectáreas.

El incendio declarado el pasado sábado en el paraje de La Peñuela en Moguer (Huelva) ha afectado tanto arbolado como de matorral, de un perímetro total de 10.900 hectáreas de territorio y a los espacios protegidos del Parque Natural de Doñana (6.761 hectáreas) y el Paraje Natural Laguna de Palos y Las Madres (17 hectáreas). Además provocó el desalojo de unas 750 personas.

Por su parte, el incendio de Quesada (Jaén) se mantiene como el más grave, ya que en julio de 2015 en el paraje de 'La Cruz del Muchacho' como consecuencia de una tormenta eléctrica se vieron dañadas 9.761 hectáreas de terrenos forestales, el 90 por ciento de titularidad pública, y situados a las puertas del Parque Natural de Cazorla, Segura y Las Villas. Afectó también a Cabra del Santo Cristo y Huesa.

Años antes, en agosto de 2012, en la provincia de Málaga, en la zona de Barranco Blanco, se desató un incendio de los más devastadores y que afectó hasta a seis municipios, Coín, Alhaurín el Grande, Mijas, Marbella, Ojén y Monda, de los que tuvieron que desalojar a unas 5.000 personas. Se extinguió tres días después de que el fuego se declarase y se cobró la vida de una persona y alrededor de 8.000 hectáreas que quedaron calcinadas. Se le conoce como el gran incendio de la Costa del Sol.

Sin embargo, a mucha distancia de estas catástrofes forestales se encontraría el incendio de Minas de Riotinto. En 2004, pasará a la historia de las últimas décadas en España fuegos como este entre las provincias de Huelva y Sevilla, donde falleció una pareja de ancianos, casi 1.000 personas fueron evacuadas y se quemaron 25.928 hectáreas en un fuego intencionado, según datos del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente.

Así, trece años se van a cumplir del mayor incendio forestal que ha asolado la provincia de Huelva en los últimos años y que arrasó casi 25.000 hectáreas en seis localidades onubenses, como El Berrocal, Minas de Riotinto, Zalamea La Real, Nerva, Paterna del Campo y Escacena del Campo, y otras cinco de la provincia de Sevilla, Aznalcóllar, El Castillo de las Guardas, El Garrobo, Gerena y El Madroño.

INCENDIO EN EL PARQUE DE SIERRA NEVADA

En 2005 tuvo lugar uno de los incendios más graves que aconteció en la provincia de Granada en Lanjarón, que afectó a 3.354 hectáreas y una gran parte del Parque Nacional y natural Sierra Nevada. Concretamente, el 90 por ciento de las hectáreas quemadas pertenecían a este parque. El Juzgado de lo Penal número 4 de Granada condenó a una pena de 18 meses de prisión al excursionista británico que lo provocó cuando hizo fuego en la zona tras haberse perdido con la intención de que lo localizaran. También fue condenado a indemnizar a la Junta de Andalucía con 10,6 millones de euros.

También en Granada, más recientemente, en julio de 2015, un fuego surgió entre los términos de Gualchos y Lújar y estuvo seis días activo arrasando unas 2.000 hectáreas y obligando al desalojo de más de 620 de personas. La Guardia Civil concluyó que el fuego pudo ser provocado por una chispa de un cable de alta tensión sobre un árbol e imputó a dos personas. De las hectáreas arrasadas, 1.580 eran de superficie forestal, con zonas de alcornocal, y pinar, que formaban una singularidad ecológica relevante sobre el entorno semiárido circundante, donde la vegetación juega un importante papel frente a la erosión.

Además de estos, en la última década ha habido otros graves incendios de importancia en Andalucía. Si tenemos en cuenta las hectáreas, otro fuego devastador devastador fue el que se produjo en Almería en el verano de 2009, donde dos incendios asolaron a la Sierra de Cabrera --zona LIC (Lugar de Interés Comunitario) y reserva de la Tortuga mora (Testudo graeca), que se encuentra protegida-- y dejaron una superficie quemada que se acerca a 6.900 hectáreas.

El primero de estos incendios tuvo lugar el 14 de julio en el Cerro de la Mezquita, donde las condiciones meteorológicas fueron adversas, lo que provocó una rápida evolución del incendio, y donde las labores de extinción fueron muy complicadas" por la dificultad orográfica del terreno. El segundo incendio en la misma zona tuvo lugar días después, el 23 de julio en el paraje del Cerro del Ojerico, con condiciones meteorológicas muy adversas que favorecieron la rápida propagación del fuego. Durante la extinción de los dos fuegos tuvieron que ser evacuadas más de 1.500 personas y más de 3.000 salieron de sus viviendas.

Por otro lado, en Almería, en el año 2014 tuvo lugar un incendio en la Sierra de Gádor que tardó en extinguirse hasta cinco días. El fuego se detectó en el paraje denominado Cortijo La Gatuna y los municipios afectados por este siniestro fueron Alhama de Almería, Santa Fe de Mondújar, Enix, Terque, y Gádor. Además, el incendio contó con una superficie afectada de 3.169 hectáreas.

De otro lado, en menor grado de importancia, el pasado verano un incendio forestal se declaró en El Castillo de Las Guardas (Sevilla) y terminó afectando a unas 1.500 o 1.600 hectáreas y fue provocado. Este incendio se habría originado en el paraje conocido como Las Jarillas y tras asolar unas 1.500 hectáreas, se convirtió en uno de los incendios de mayor envergadura declarado en Andalucía sucedidos en 2016.

En la provincia de Cádiz los incendios más importante no han superado las 500 hectáreas. En el año 2008 ardieron unas 480 hectáreas del Parque Natural del Estrecho y esto provocó que algunas viviendas de Algeciras fueran desalojadas. Además, sobre este fuego, se mantuvo la hipótesis de que el fuego pudiera estar relacionado con traficantes de drogas, tras hallar varios fardos de hachís en el lugar donde comenzó el incendio.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies