El informe científico previo a la exhumación de represaliados en Córdoba habla de "masificación" de cadáveres en 1936

Guijo abraza a Deza (centro) en la presentación
EUROPA PRESS
Publicado 12/06/2018 15:23:41CET

CÓRDOBA, 12 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Asociación para la Defensa de los Derechos Humanos de las Víctimas del Franquismo, 'Dejadnos llorar', ha avanzado este martes algunos datos del informe científico que encargó, aún por concluir y previo a la exhumación de las fosas comunes que acogen a miles de fusilados en Córdoba, evidenciando que la represión de los franquistas provocó una "masificación" de cadáveres en los cementerios en el verano de 1936.

Así lo ha destacado el antropólogo, coordinador del equipo técnico de las exhumaciones de Córdoba y responsable de dicho informe, Juan Manuel Guijo, en la presentación y prácticamente inauguración de las jornadas que, bajo el lema de 'La Causa de los 4.000', organiza 'Dejadnos llorar' entre este miércoles y este jueves en la capital cordobesa, con el fin de impulsar el proceso de exhumación de las fosas comunes de la ciudad.

Guijo, quien ha estado acompañado por el presidente de 'Dejadnos llorar', Antonio Deza, y del abogado y jurista experto en memoria democrática, Eduardo Ranz, ha explicado que, como consecuencia de la represión ejercida contra la población civil en la capital cordobesa por los militares golpistas sublevados contra la II República, que conllevó el fusilamiento de miles de personas, entre ellos menores de edad y mujeres, "los cementerios de la ciudad sufrieron un gravew problema de masificación" en el verano de 1936.

Ello ocurrió, sencillamente, "porque no tenían, literalmente, espacio suficiente para enterrar" tantos cadáveres, por lo que, inicialmente, los franquistas usaron "estructuras existentes" y también nichos en los cementerios de la Salud y de San Rafael, además de entregar algunos cuerpos a familiares de los fusilados, aunque después recurrieron a grandes fosas comunes, cuya existencia se ha podido comprobar, y así se recoge en el informe, gracias a fotografías aéreas de la época.

Pero, además, también se cuenta con toda la información que se ha logrado del Archivo Municipal, del Archivo Histórico Provincial, del Tribunal Militar de la Región Segunda, de la cartografía, de las citadas fotografías aéreas y de los testimonios de los familiares de los asesinados por los franquistas, llegándose a la conclusión en el informe de que "hay muchas más víctimas de las que figuran en los listados" oficiales.

La cuestión es que ahora se puede localizar "a muchas personas, con nombre y apellidos", pues ya se sabe dónde están las fosas, las formas de enterramiento utilizadas y los datos de las víctimas, amén de otras evidencias sobre "el escenario criminal", según ha subrayado Guijo, quien también ha agradecido el apoyo del Ayuntamiento de Córdoba.

Por su parte, el abogado Eduardo Ranz ha señalado que con las exhumaciones y con acciones como las jornadas que han comenzado este martes, no se va contra nadie, pero sí que se busca "sellar una herida sangrante después de 80 años", a lo que el presidente 'Dejadnos llorar', Antonio Deza, ha añadido que su objetivo es que las nuevas generaciones conozcan todo lo ocurrido, "para que no se repita".

Además, las jornadas pretenden servir de "homenaje y reivindicación de los derechos humanos de las víctimas del franquismo y sus familias", lo cual, en el caso de Córdoba, "es la causa de las más de 4.000 personas asesinadas en Córdoba por los franquistas que siguen en las fosas comunes de los cementerios de La Salud y San Rafael, donde las arrojaron sus verdugos".

La organización ha resaltado que 'La Causa de los 4.000' es "la causa de las familias que tuvieron que vivir sin derechos bajo la dictadura, y a las que se les negó incluso el derecho a llorar a sus muertos", pues, "además de los asesinatos, las familias sufrieron un castigo añadido porque el régimen impidió que pudieran recuperar los restos de los familiares y darles digna sepultura" y "todavía no han podido cerrar un duelo que se ha prolongado hasta hoy".

Por eso, los actos previstos para los dos días de las jornadas, que tienen lugar en el IES Góngora, "son una oportunidad para impulsar el proceso de exhumación y el reconocimiento de las víctimas y sus derechos", con el objetivo también de ayudar "a que la sociedad cordobesa y las nuevas generaciones conozcan la tragedia humanitaria que vivió nuestra ciudad y se exprese la solidaridad y el reconocimiento que merecen las familias víctimas", que se conozca "nuestro pasado para que nunca vuelva a repetirse".