Inicia mañana una protesta con una cruz a la espalda para exigir que le dejen usar el agua de un estanque

 

Inicia mañana una protesta con una cruz a la espalda para exigir que le dejen usar el agua de un estanque

Actualizado 20/07/2009 19:19:15 CET

Si no atienden sus reivindicaciones emprenderá una marcha con la cruz a cuestas hasta el Ministerio de Justicia

ALMUÑÉCAR (GRANADA), 20 Jul. (EUROPA PRESS) -

Justo Márquez, el vecino de Almuñécar (Granada) que estuvo a principios mes en huelga de hambre por la negativa de su familia a dejarle usar el agua de un estanque que comparte con su tía, emprenderá mañana una nueva protesta frente a los juzgados de la localidad con una cruz de tres metros de largo a sus espaldas para exigir que la Justicia atienda sus reivindicaciones.

Justo explicó a Europa Press que uno de los cortijos al que pertenece el estanque es propiedad de su cuñado, que está incapacitado mentalmente y lo recibió a raíz de una herencia. La otra propiedad pertenece a la tía del propietario, que tiene en su terreno los accesos y se ha negado a dejarles usar el agua e incluso les ha denunciado por este asunto.

Este hombre permaneció a principios de julio cinco días en huelga de hambre frente a los juzgados de Almuñécar para exigir ser recibido por la jueza y abandonó la protesta tras lograr su objetivo, especialmente porque la magistrado le "aseguró que su problema se resolvería en unos días", pese a que todas las denuncias que había presentado hasta la fecha habían sido archivadas.

No obstante, "el tiempo pasa y las cosas siguen igual", lamentó Justo, que desde las 8,00 horas de mañana se desplazará todos los días al Juzgado de Almuñécar llevando una cruz en la espalda de tres metros de larga por dos de ancha para exigir que se le abran todas las vías de acceso al agua de su cortijo.

Justo pretende también recoger firmas de apoyo durante estos días y si llegado el próximo lunes el asunto no se ha solucionado emprenderá una marcha a pie y con la cruz a cuestas hasta Madrid, a fin de solicitar una entrevista con representantes del Ministerio de Justicia.

"Pedimos que se regularice la situación pues el estanque pertenece a las dos propiedades y ahora mismo, además de no tener acceso a él, tampoco podemos controlar la cantidad de agua que usa mi tía", explicó el afectado.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies