Inscrito en el Registro Civil el fallecimiento de Ruth y José, asesinados por su padre

Actualizado 05/07/2015 7:30:06 CET

CÓRDOBA, 11 Sep. (EUROPA PRESS) -

El Registro Civil de Córdoba ya ha inscrito el fallecimiento de los niños Ruth y José, que según la sentencia firme fueron asesinados por su padre, José Bretón, condenado a 40 años de prisión por estos hechos ocurridos en la capital cordobesa el 8 de octubre del año 2011, según han confirmado a Europa Press fuentes de la acusación.

En este sentido, dichas fuentes han comentado que "está todo el proceso en marcha", en cuanto a poder recoger los restos óseos que fueron hallados en la hoguera de la finca familiar de Las Quemadillas, en Córdoba, y darles sepultura, aunque desde la familia prefieren guardar en la intimidad el resto del proceso.

En concreto, la Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Córdoba emitió la semana pasada el auto por el que ordena ejecutar la sentencia contra José Bretón, tras confirmar en el pasado mes de julio dicha sentencia el Tribunal Supremo (TS), al tiempo que solicitó que se librara exhorto al Registro Civil de Córdoba para que llevar a cabo la inscripción del fallecimiento de los dos niños.

Al respecto, señala sobre los restos óseos que antes de que sean devueltos a la madre, Ruth Ortiz, será preciso "oír con carácter previo a las partes por el término de dos días para que aleguen lo que a su derecho conveniere en relación a la forma de la entrega de los mismos".

Por otra parte, pide que se destruya la mesa metálica que utilizó el condenado en los hechos ocurridos en la finca familiar paterna de Las Quemadillas en Córdoba, para incrementar la temperatura de la hoguera en la que calcinó los cuerpos de sus hijos, según quedó probado en el juicio.

Asimismo, la Audiencia ordena que se entregue a la madre de los pequeños los juguetes de los menores que fueron utilizados durante la vista como piezas de convicción y que se pida a Bretón que abone el importe de la responsabilidad civil a la que fue condenado, con una indemnización de 500.000 euros para la madre de los pequeños; unos 137.335 euros para el Ministerio del Interior del Gobierno de España, y 22.567 euros para el Ayuntamiento, así como la multa de 2.700 euros que le fue impuesta.

Además, se insta a la prisión de Villena, en Alicante, donde se encuentra interno Bretón, a que comunique el momento en el que se le concedan permisos, para proceder a la liquidación de la prohibición de acercamiento a Ruth Ortiz, su hermano Estanislao y su madre Obdulia en un radio de un kilómetro y la prohibición de comunicación con ellos por cualquier medio durante 21 años por cada delito de asesinato.

Igualmente, pide que se haga saber al Centro Penitenciario que deberá comunicar a la Policía Nacional de Huelva, ciudad de residencia de los perjudicados, el disfrute por parte del condenado de los mencionados permisos.

Cabe destacar que el Tribunal Supremo devolvió el caso de José Bretón a la Audiencia Provincial a finales del mes de agosto, después de que el juicio se celebrara en verano del año 2013, y el siguiente paso suponía "ejecutar la sentencia en todos los sentidos", según destacaron fuentes judiciales, y por ende los restos óseos que se encontraron en la hoguera de la finca de Las Quemadillas sean entregados a la madre de los pequeños para darles sepultura.

LA PETICIÓN DE LOS HUESOS

Así, se podrá dar cumplimiento a lo que ha sido el deseo de la madre de los dos menores desde que supo que los huesos encontrados en la hoguera de la finca de los abuelos paternos en la capital cordobesa pertenecían a sus hijos, y que permanecen custodiados en sede judicial.

Al respecto, Ruth Ortiz ha pedido en varias ocasiones que se le entregaran los restos óseos, incluso antes de la celebración del juicio, pero la Audiencia Provincial se lo denegó antes y después de la sentencia hasta que esta no fuera firme. Incluso con la misma pretensión recurrió Ortiz al TSJA, pero también el alto tribunal andaluz se opuso.

En este sentido, la abogada de acusación, María del Reposo Carrero, apeló al "sentido común" y la "humanidad" teniendo en cuenta "el grado de sufrimiento" que la madre llevaba "acumulado", pero el TSJA, comprendiendo la "necesidad personal" de la madre, respondió que no era posible mientras existiera litigio sobre la identidad de los restos óseos. Ahora, una vez que la Audiencia ordena ejecutar la sentencia, se iniciará el proceso para entregárselos.

Por su parte, la defensa de José Bretón prevé presentar el recurso de amparo en el próximo mes de octubre ante el Tribunal Constitucional (TC) tras la sentencia del Tribunal Supremo, que desestimó su recurso de casación. En concreto, el recurso al TC se fundamentará en la "vulneración de derechos fundamentales" que supuestamente se ha producido contra José Bretón.