Apoyo "unánime" a la candidatura de Granada para el acelerador de partículas

 

Apoyo "unánime" a la candidatura de Granada para el acelerador de partículas

Acto institucional de apoyo a la candidatura al acelerador de partículas
EUROPA PRESS
Actualizado 16/06/2017 17:19:45 CET

GRANADA, 16 Jun. (EUROPA PRESS) -

Las instituciones públicas y los empresarios han mostrado este viernes su apoyo "unánime" a la candidatura de Granada al acelerador de partículas del proyecto Ifmif-Dones, con motivo de la visita de siete expertos de Fusion for Energy, el órgano que ha tomar la decisión técnica sobre su ubicación.

El comité ha conocido las instalaciones del polígono del municipio granadino de Escúzar en el que se ubicaría esta infraestructura complementaria al proyecto de reactor termonuclear experimental internacional --conocido como Iter por sus siglas en inglés--, que se está construyendo en el sur de Francia para la obtención de una nueva fuente de energía basada en la fusión nuclear. En el proyecto participan, además de Europa, Estados Unidos, Japón, Rusia, China, Corea del Sur e India.

Según ha indicado la secretaria de Estado de Investigación, Desarrollo e Innovación, Carmen Vela, "unánime" es una palabra "sencilla de decir pero más difícil de ejecutar", a la par que ha reconocido, más allá del consenso que han mostrado las instituciones, el papel del empresariado granadino.

En diciembre de 2016, se presentaron los términos económicos de la candidatura española, que se ha comprometido a financiar el 50 por ciento de la construcción del acelerador de partículas --200 millones de los 400 millones estimados-- y el 10 por ciento de los gastos de operación --cinco millones al año durante veinte años--.

Esta infraestructura servirá para investigar y desarrollar los materiales con los que se construirán los futuros reactores de fusión. Se prevé que el Ifmif-Dones esté construido en 2025 y tenga una vida útil de más de 30 años. Carmen Vela ha matizado, en cualquier caso, que, una vez se conozca la decisión técnica de Fusion for Energy, prevista para este verano, la Unión Europea "habrá de decidir si se hace" y, en ese caso, "si se hace en Europa".

Es, en este sentido, un "proyecto que trasciende Granada, Andalucía y España" y que "puede cambiar el modelo energético de la humanidad" en términos de sostenibilidad. La impresión que se ha llevado el comité técnico ha sido "muy positiva", ha agregado Carmen Vela.

Para el consejero de Economía y Conocimiento de la Junta de Andalucía, Antonio Ramírez de Arellano, el instrumento de caracterización de materiales que se construiría en Granada para el uso de la energía de fusión, es un "instrumento analítico de una relevancia significativa en el contexto global del proyecto" Ifmif.

En este sentido, Ramírez de Arellano ha destacado la "fuerte tradición de prestigio que tiene España en energía de fusión", y el papel "competitivo y potente" del tejido investigador andaluz que hace que se pueda "atraer" a Granada esta infraestructura y que "además tenga recorrido y sea un referente". Ha resaltado el "fuerte compromiso" de la Junta en este "proyecto de Estado" en el que "vamos de la mano con el Gobierno de España".

"Andalucía es una tierra buena para atraer este tipo de infraestructuras", con una candidatura en la que "es difícil hablar de debilidades", estando "preparados para que las demandas de este proyecto se puedan atender".

Junto con los representantes de los gobiernos nacional y andaluz, a la comparecencia informativa sobre la visita técnica de Fusion for Energy, han asistido el alcalde granadino, Francisco Cuenca, la rectora de la Universidad de Granada, Pilar Aranda, el presidente de la Confederación Granadina de Empresarios, Gerardo Cuerva, y el director de la candidatura de Granada al proyecto IFMIF-Dones, Carlos Alejandre, en un acto con la presencia también del presidente de la Diputación Provincial, José Entrena, y los representantes en la provincia de instituciones y partidos políticos.

El grupo de siete expertos trasladados desde este jueves a Granada ha evaluado las condiciones de la provincia para acoger iniciativas científicas y tecnológicas, así como la situación de los terrenos donde se construiría la instalación, así como la red de transportes con los que cuenta Escúzar y el Parque Metropolitano y Tecnológico de Granada.

Ha estado acompañado por técnicos de la Universidad de Granada y el Centro de Investigaciones Energéticas, Medioambientales y Tecnológicas, el Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial, la Asociación Española de la Industria de la Ciencia, y la Plataforma Tecnológica Española de la Industria de la Ciencia, entre otras entidades.

Fusion for Energy tendrá en cuenta "tanto el compromiso económico como las capacidades técnicas de los candidatos". España, en este sentido, es uno de los mayores contribuyentes tecnológicos en Ifmif "y uno de los países más activos y con una visión más amplia sobre el proyecto". Andalucía, a su vez, dispone de "un ecosistema científico y tecnológico que actuará como dinamizador de la actividad que se desarrolle dentro y en torno al acelerador".

Según ha explicado Carlos Alejandre, los técnicos han conocido cuestiones que van desde el análisis del suelo del polígono de Escúzar, donde se podría comenzar a trabajar para el inicio de la construcción del acelerador "mañana" si así se decidiera. Se han valorado también cuestiones como las fuentes de alimentación, la red eléctrica, y los aspectos socioculturales que rodearían el proyecto y el transporte.

"Esperamos demostrar a los evaluadores que tenemos la capacidad", ha agregado Alejandre, quien ha señalado que, una vez se tomara la correspondiente decisión, se iniciaría un proceso de unos dos años para el análisis de la información del proyecto de una forma "exhaustiva", la presentación de la documentación pertinente, y la petición de permisos a la Junta y los organismos reguladores y europeos. La construcción llevaría entre ocho y diez años, comenzando posteriormente la explotación científica del experimento que "puede llegar a unos 40 años con posible ampliación".

España y Croacia son los dos países que han presentado sus candidaturas para ubicar el acelerador de partículas en Europa, y ambas están siendo evaluadas por Fusion for Energy.

En una carrera en la que --en un primer momento-- se contaba con Polonia, que finalmente no presentó candidatura, la de España fue la candidatura que se formalizó antes en la Comisión Europea.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies