Insur cree que la "profunda" transformación del sector redundará en una mayor estabilidad

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico

Insur cree que la "profunda" transformación del sector redundará en una mayor estabilidad

Publicado 14/10/2016 15:23:37CET

SEVILLA, 14 Oct. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Consejo de Administración de Inmobiliaria del Sur, Ricardo Pumar, ha asegurado que la "profunda" transformación que está viviendo el sector redundará en una mayor estabilidad de sí mismo, lo que será positivo además para la economía en general.

Así lo ha señalado en el desayuno-coloquio organizado por la Asociación de Directivos de Andalucía, Ceuta y Melilla (Adacem), donde ha apuntado que la recuperación del sector "ya es patente" y se prologará a lo largo de los próximos años en toda la geografía nacional. No obstante, ha indicado que se trata de una recuperación que nunca alcanzará el esplendor alcanzado en el anterior ciclo expansivo".

De igual manera, ha apuntado que las nuevas condiciones que imperan en el mercado son "una menor demanda y mucho más exigente" que anteriormente y una financiación "mucho más selectiva" que está reduciendo la fragmentación y atomización del sector y está propiciando una mayor dimensión, profesionalización y solvencia financiera de sus operadores.

Según ha explicado Adacem en una nota, Pumar ha afirmado que antes de la crisis fue el sector más dinámico de la economía española durante el largo periodo comprendido entre 1995 y 2007. Buena parte del crecimiento de la economía española se debe a la aportación de este sector que actuó como motor de aquella época. En ese periodo creció en una tasa media anual del cinco por ciento. El empleo en el sector de la construcción pasó de 1.260.000 empleos en 1995 a 2.770.000 en 2007.

Este fenómeno se debió fundamentalmente al desarrollo de la construcción residencial, que llegó a representar "casi la mitad de la actividad constructiva y el fuerte impulso de las estructuras, muchas de ellas financiadas con fondos estructurales europeos".

Pumar ha detallado que una de las causas que impulsó a este gran desarrollo fue la reducción de los tipos de interés como consecuencia de la entrada de España en la unión monetaria, junto al incremento de la demanda de viviendas familiares. Esto produjo a su vez unos importantes flujos migratorios y, por tanto, un gran incremento de la población extranjera en España, que llegó a representar el doce por ciento de la población total española.

La dilatada expansión, La financiación indiscriminada y el volumen de venta de aquel momento atrajo a muchos operadores "sin experiencia ni capacidad de gestión al sector, operadores que tenían una estructura financiera muy deficiente".

El ponente ha señalado que en el sector inmobiliario durante la crisis, la producción de viviendas fue muy superior a la demanda estructural y la subida de tipos de interés produjo una reducción de la demanda de vivienda, por lo que ambos factores unido a la crisis financiera internacional originada por la quiebra de Lehman Brothers, amplificó extraordinariamente los efectos de la crisis del sector inmobiliario en España.

Esto llevo al "pinchazo" de la burbuja inmobiliaria que afectó gravemente al sistema financiero español que tuvo que ser rescatado en el año 2012 con una inyección de fondos públicos de 50.000 millones de euros.

Las consecuencias de esta crisis fueron que la construcción de vivienda familiar se contrajo un 90 por ciento, el consumo de cemento en España descendió en el mismo porcentaje y el empleo en el sector se redujo en un millón. Además, se llevó a cabo un fuerte ajuste de precios, con una bajada del 43 por ciento.

NUEVO CICLO

El presidente del Consejo de Administración de Inmobiliaria del Sur, Ricardo Pumar, ha asegurado que, a partir del 2014, se inicia un nuevo ciclo inmobiliario con una recuperación con distinta intensidad según las zonas. Empieza en las grandes capitales de provincias y zona costera, extendiéndose a otras zonas de la geografía.

La recuperación de la economía española con el aumento de la confianza de los consumidores, la intensa creación de empleo en el sector durante los dos últimos años, la gran liquidez que existe en el mercado como consecuencia de la política monetaria expansiva de los bancos centrales, las mejoras de las condiciones financieras, el gran ajuste de precios que se ha producido, son variables que se han alineado favorablemente para que se produzca esa recuperación de la demanda de productos inmobiliarios.

El resto de los segmentos inmobiliarios también están en recuperación, según ha señalado Pumar, quien ha vaticinado que continuará en los próximos años. "No se prevén grandes cambios sociales, ni incremento de la renta disponible de las familias", ha subrayado.

"Nos encaminamos a un sector mucho más maduro y tranquilo que el anterior ciclo. La demanda es más exigente y va a propiciar un mercado más estable y sostenible, siendo esto favorable para el propio sector como para la economía del país en general. Ha cambiado el mercado y la estructura del sector", ha explicado.

"Pasamos a un sector mucho más concentrado, con empresas de mayor dimensión, más profesionales, fuertemente capitalizadas y además con una importante presencia de inversores internacionales, fondos de inversión con una visión a más largo plazo", ha indicado.

Según ha afirmado Pumar, Inmobiliaria del Sur es la única de las cotizadas que ha sobrevivido por sus propios méritos "sin realizar ninguna reestructuración financiera ni adjudicación en pago". Mantiene la misma estructura accionarial.

"Insur ha sobrevivido por tener una orientación a largo plazo y para ello es fundamental que haya estabilidad en su configuración institucional. Esto le ha permitido diseñar una estrategia de negocio prudente en un sector tan inestable como el sector inmobiliario", ha indicado.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies