El alcalde de Jaén lamenta que se intente "dividir" al movimiento vecinal con "un cierto nivel de politización"

Actualizado 02/02/2006 17:02:53 CET

JAEN, 2 Feb. (EUROPA PRESS) -

El alcalde de Jaén, Miguel Sánchez de Alcázar (PP), lamentó hoy que se intente "atomizar y dividir" el movimiento vecinal de la capital con planteamientos que "pueden tener un cierto nivel de politización", después de que la asociación de vecinos Guadalquivir anunciara esta semana su decisión de abandonar la Federación de Asociaciones Vecinales OCO.

En declaraciones a los periodistas, Sánchez de Alcázar afirmó que "atomizar el movimiento vecinal perjudica al movimiento" y recordó en este sentido que el Ayuntamiento "tiene un interlocutor válido en la Federación". "Ha sido así en el pasado, es en el presente y seguirá siendo en el futuro", advirtió.

Así las cosas, consideró que "dividir el movimiento vecinal es "indudablemente negativo", en tanto que éste "pierde peso a la hora de la interlocución", si bien subrayó que este Consistorio "tiene muy claro quiénes son los interlocutores válidos", es decir, "los que han sido elegidos democráticamente en un proceso transparente y libre".

En este caso, el alcalde destacó que el Ayuntamiento está "muy satisfecho" de la interlocución con OCO, a pesar de que ésta haga "muchas veces planteamientos desde la crítica, aunque necesaria y constructiva".

Por todo ello, indicó que el Consistorio "lamenta que desde algún planteamiento, que pueda tener cierto nivel de politización, se pretenda no respetar un proceso democrático y dividir al movimiento vecinal", ya que, según agregó, esto "es malo para todos los vecinos" de la capital.