El Ayuntamiento inicia los trámites para medir el ruido de las campanas de la Catedral tras una sentencia del TSJA

Actualizado 02/11/2007 15:18:22 CET

JAÉN, 2 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Jaén ha comenzado hoy los trámites necesarios para realizar la medición del nivel de ruidos que se desprende del redoble de las campanas de la Catedral, después de que el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) lo haya incoado a que así sea y a emitir una resolución al entender que no cumplió con sus obligaciones tras sucesivas denuncias de un vecino que manifestó que los "excesivos" decibelios del templo perturbaban su descanso.

El primer teniente de alcalde del Consistorio, José Luis Cano (IU), informó a los periodistas de que se ha podido comprobar que el expediente "estaba archivado de una forma muy poco ortodoxa", por lo que la sentencia vuelve a instar al Ayuntamiento "para que cumpla con sus obligaciones porque no lo había hecho".

Así las cosas, explicó que hoy mismo ha comenzado el procedimiento administrativo que corresponde para que se realicen las mediciones. "Una vez finalizado y en caso de que fuera preciso tomar alguna medida correctora nos pondremos al habla con el titular de la Catedral, que es el Obispado", destacó.

Cano añadió que, a pesar del posible interés general con el que podría analizarse el caso por el "cariño" hacia un templo catedralicio que es una "joya" y porque el sonido de las campanas forma parte de las tradiciones y cultura, "indudablemente hay que atender a la reclamación del particular con todas las garantías" para quien reclama, pero también para todas las partes.

En este sentido, el primer teniente de alcalde indicó que el proceso es relativamente largo porque hay que comunicar por escrito la realización de las mediciones, abrir un plazo para posibles alegaciones y después volver a hacer las comunicaciones oportunas, por lo que se podría alargar "más de dos meses".

No obstante, hizo hincapié en que el vecino que realizó las denuncias y acudió al TSJA lo hizo en el ejercicio de sus derechos. " "Vivimos en un Estado de derecho y lógicamente toda persona, y así lo ratifica el juez, tiene derecho a recurrir en amparo a la administración pública y en el caso de que ésta no actúe correctamente, como ha sido el caso, dirigirse a la la justicia", señaló.

Por otra parte, Cano destacó que el Ayuntamiento de Jaén trabaja con "mucha seriedad" para poner en marcha un mapa de ruidos en la ciudad que determine la contaminación acústica en las distintas zonas de la ciudad, "como corresponde a una administración moderna".

Así, indicó que también está previsto instalar en pubes y discotecas, "lugares de mucho ruido que pueden originar posibles molestias a los vecinos",un dispositivo para controlar de manera centralizada el sonido de cada uno y de forma permanente.

"EXCESIVOS" DECIBELIOS.

Por su parte, el vecino denunciante, Antonio Rus, explicó a Europa Press que reside en su domicilio, ubicado muy cerca del templo catedralicio, desde la década de los 80 y que ante los "excesivos" decibelios de las campanas que perturbaban gravemente su descanso decidió en noviembre de 1999 interponer la primera denuncia con el fin de que se cumpliera la ordenanza municipal de Medio Ambiente que regula los límites de la contaminación acústica.

Según añadió el informe de la Patrulla Verde de la Policía Local pasó por varias áreas del Ayuntamiento hasta que en abril de 2002 se acordaba que no se adoptara medida alguna. Por tanto, este hombre decidió iniciar la vía de lo contencioso-administrativo y, después de varios recursos y de "sistemáticas" denuncias, ahora el TSJA ha condenado al Ayuntamiento porque, entre otros aspectos, ha incurrido también en una "sistemática desatención" en la tramitación de estos expedientes.