Arrancan la lápida de un fusilado de la Guerra Civil en el cementerio de Villacarrillo

 

Arrancan la lápida de un fusilado de la Guerra Civil en el cementerio de Villacarrillo

Actualizado 11/05/2006 18:29:50 CET

VILLACARRILLO (JAEN), 11 May. (EUROPA PRESS) -

Una lápida del cementerio municipal de Villacarrillo (Jaén), perteneciente a un vecino del municipio fusilado durante la Guerra Civil, Blas Martínez, ha sido arrancada, según explicaron fuentes familiares.

En declaraciones a Europa Press, el hijo del fallecido, Andrés Martínez, aseguró que a finales de la semana pasada le avisaron de que la lápida de su padre estada arrancada.

Asimismo, Martínez destacó que "es incomprensible que haya personas capaces de hacer algo así teniendo en cuenta que se trata de la memoria de una persona que lo dio todo por su pueblo".

Según este vecino de Villacarrillo, la investigación "sigue su curso normal" y, por el momento, "se desconoce la identidad de la persona o personas que han arrancado la lápida de su padre".

Tal y como adelantó hoy Diario Jaén, en la tumba, y según las averiguaciones realizadas por su hijo, yacen los restos de Blas Martínez de la Torre, que fue fusilado el 25 de agosto de 1939.

Durante un tiempo prolongado, el hijo de Martínez ha tratado de averiguar el lugar exacto donde fue enterrado su padre y, tras muchas gestiones, hace seis años encontró el lugar aproximado en el cementerio municipal, pero en el nicho había dos personas más, que fueron enterradas encima de la tumba de su progenitor.

Finalmente, éste decidió colocar la lápida en ese lugar, junto a otras ya existentes, y al lado de la "fosa común", donde se levanta un homenaje a los caídos por la Guerra Civil Española.

Por otro lado, el afectado recordó que su padre fue alcalde socialista en funciones durante algunos momentos puntuales del año de su muerte e insistió en que "era un hombre bueno que compartía lo que tenía".

En cuanto a la lápida, el hijo del fusilado subrayó que es posible que a alguien le hubiese molestado lo que pone en la tumba de su padre: "A Jesús lo entregó uno de sus discípulos, a ti te mató tu mejor amigo. Tus hijos. Perdonamos pero no olvidamos", y agregó que, en caso de que alguien se hubiese sentido ofendido, "se lo podía haber dicho".

Se da la circunstancia de que hace siete meses, el Ayuntamiento de Villacarrillo impuso una sanción al enterrador municipal de tres años de suspensión de empleo y sueldo tras constatar que los fuertes olores en el camposanto de los que se quejaban los vecinos se debían a que los nichos sólo están cubiertos por un tabique y no por dos, tal y como establece un decreto de la Junta de Andalucía.

Fuentes del equipo de Gobierno informaron entonces de de que la sanción se impone en base a una falta muy grave por incumplimiento "reiterado" sobre la normativa de enterramientos, en la que se estipulan las condiciones de los nichos.

Además, le responsabilizaban de una falta grave por desobediencia porque "se consideró probado que no cumplió las órdenes de la Alcaldía para que ejecutase la normativa".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies