Un total de 527 personas usan el Servicio de Atención a la Víctima de la Junta en el primer semestre de 2007

 

Un total de 527 personas usan el Servicio de Atención a la Víctima de la Junta en el primer semestre de 2007

Actualizado 16/08/2007 13:57:06 CET

JAÉN, 16 Ago. (EUROPA PRESS) -

El Servicio de Atención a la Víctima (SAVA) de la Junta de Andalucía ha atendido en la provincia de Jaén a 527 usuarios durante el primer semestre. El dato "demuestra la eficacia de este servicio público y su consolidación, puesto que el año pasado hubo un total de 10.000 actuaciones y se atendió a más de 800 usuarios".

La delegada provincial de Justicia, María Luisa Gómez, recordó en un comunicado que el SAVA se ha convertido, desde su creación en el año 2001, en un "servicio de referencia" que asiste, atiende y afronta la situación de "desamparo, miedo, angustia, frustración e incluso trastornos graves en la que pueden encontrarse las víctimas de delitos".

Gómez concretó que de los 527 usuarios atendidos entre enero y junio de 2007, 147 ha contado con una apertura de expediente. "Además, el 82 por ciento son mujeres y el 51 por ciento de los usuarios del SAVA han sido víctimas de violencia doméstica, mientras que otro 13 por ciento han acudido a nuestros servicios por un delito de lesiones y el 8 por ciento, por amenazas e injurias", explicó.

Los porcentajes se asemejan a los registrados durante el año 2006. María Luisa Gómez subrayó el papel que está adquiriendo el SAVA no sólo para las "víctimas, sino también para entidades que tienen contacto con ellas directamente y que funcionan como agentes coordinadores entre todos los operadores del sistema judicial, policial y asistencial".

La delegada hizo hincapié, además, en que la asistencia que se presta a las víctimas es "integral, tanto en el ámbito del asesoramiento jurídico como en el de las atenciones psicológica y social".

Así, el SAVA realiza desde una primera entrevista de acogida, hasta el asesoramiento legal e información; atención personalizada y psicológica en crisis o en terapia breve y una atención social, haciendo frente, incluso, a las necesidades más inmediatas, como servicios sanitarios, seguridad, protección o alejamiento.

A esto se suma, medidas que van desde el acompañamiento a las actuaciones policiales o judiciales, hasta la intervención o mediación familiar, así como la información y gestión de las ayudas que están previstas legalmente y la orientación tanto sobre cuestiones generales del ámbito judicial, como de los recursos que existen en las diferentes administraciones públicas.

Este tipo de intervenciones, según concretó la delegada de Justicia, las llevan a cabo profesionales que trabajan desde cuatro áreas diferenciadas en el SAVA: jurista, psicóloga, trabajador social y una informadora.

En este sentido, recordó que desde el año 2002, el SAVA ha realizado en Jaén más de 36.000 actuaciones, atendiendo a un total de 3.580 usuarios. "Todo con el trabajo de un equipo multidisciplinar que demuestra además de profesionalidad, un compromiso con su trabajo diario, con una atención especialmente exquisita", dijo.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies