Condenan a cinco años y medio de cárcel a un hombre por agredir sexualmente y maltratar a su esposa

 

Condenan a cinco años y medio de cárcel a un hombre por agredir sexualmente y maltratar a su esposa

Actualizado 15/02/2006 16:45:21 CET

JAEN, 15 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Jaén ha condenado a cinco años y seis meses de prisión a un vecino de Andújar (Jaén) por agredir sexualmente en dos ocasiones a su esposa y maltratarla habitualmente.

La sentencia, a la que tuvo acceso Europa Press, contempla que las agresiones sexuales --que incluyen la agravante de parentesco y la atenuante de embriaguez-- fueron consumadas y no intentadas, a pesar de que el fiscal las había calificado en grado de tentativa.

La magistrada impone al acusado la prohibición de acercarse a la víctima durante 13 años y medio, así como el pago de una indemnización a la mujer por importe de 6.000 euros.

Los hechos se remontan al mes de junio de 2004, cuando todavía no se había concretado la separación de este matrimonio. Aunque los insultos y los malos tratos habían estado presentes durante meses anteriores, fue a finales de ese mes cuando el acusado, Francisco M.M., se llevó "a rastras" a su esposa hasta el dormitorio con el fin de mantener relaciones sexuales, a lo que ésta se negaba, llegando a "sujetarse en las puertas" por las que iban pasando para evitarlo.

Finalmente, el acusado no consumó el intento a pesar de tirarla en la cama y de hacerle "daño", si bien la juez considera que la agresión sexual se consumó porque el acusado dejó la habitación una vez que la víctima le dijo que lo iba a denunciar, por lo que "está atentando contra la libertad sexual de su mujer sin que ello suponga el inicio de actos que impliquen la agresión".

Días después, a principios de julio, el acusado volvió a intentarlo y, como no lo consiguió, supuestamente se subió al sofá donde estaba la mujer y "pareció conformarse con una masturbación" sobre ella.

El acusado negó en el juicio todos los hechos que se le imputaron y aseguró que "jamás" insultó, amenazó o agredió a su esposa. Además, declaró que en el periodo en que supuestamente ocurrieron los hechos el matrimonio ya se había separado y él llevaba meses viviendo fuera del domicilio en el que continuaba su esposa.

Francisco M.M. afirmó que durante su relación matrimonial su esposa "se portó bien y yo también" y añadió que "nunca" hubo "ningún incidente" entre ambos, ni entonces ni después de la separación. "Lo que yo quiero es que ella viva su vida y yo la mía, y que me dejen en paz", manifestó.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies