Denuncian al Hospital de Linares por presunta negligencia en la muerte de una paciente de 31 años

Actualizado 02/02/2006 17:58:21 CET

LINARES (JAEN), 2 Feb. (EUROPA PRESS) -

Un matrimonio ha interpuesto una querella criminal contra los médicos del Hospital San Agustín de Linares (Jaén) que atendieron en julio de 2005 a su hija, una mujer de 31 años que falleció un mes más tarde presuntamente como consecuencia de los "errores" y la "negligencia" de esos facultativos, según los demandantes.

Fuentes cercanas al caso informaron a Europa Press de que los médicos que intervinieron en estos hechos están todavía "por determinar", si bien avanzaron que la denuncia ya ha sido admitida a trámite por el juzgado de instrucción número dos de Linares.

Los padres de la mujer consideran que existen "pruebas de caracter documental más que suficientes" que demuestran que la actuación de los médicos "llevó al fallecimiento" de la paciente, que, cuando ingresó en Urgencias el 12 de julio de 2005, "no revestía una gravedad como para fallecer".

Según los demandantes, la mujer, que padecía parálisis cerebral, fue atendida ese día en Urgencias del hospital linarense tras presentarse con una patología de fiebre y vómitos que "en absoluto era nada grave".

La paciente quedó ingresada y se procedió a buscarle una vía para introducirle el suero y la medicación, lo que, debido a sus características especiales, obligaba a una intervención quirúrgica para tomar la vía en la región femoral y ponerle el catéter.

Los padres consideran que esa intervención "se efectuó al parecer equivocadamente", ya que el extremo del catéter quedó alejado de la vía y presuntamente se instaló en el abdomen, de modo que el suero "se volcaba al sistema vascular", situación que los demandantes califican de "terrible" y que, a su juicio, provocó que la paciente comenzara a sufrir otras enfermedades, entre ellas una peritonitis.

La mujer permaneció seis días ingresada en Linares, periodo de tiempo en el que los médicos "ni detectaron el error, ni, por supuesto, lo corrigieron", por lo que se le provocó a la paciente "unos daños galopantes", siempre según la versión de los denunciantes.

El 18 de julio se decidió la evacuación de la mujer en una UVI móvil hasta el Complejo Hospitalario de Jaén, donde se "intentó rectificar" modificando la disposición del catéter, aunque "la situación era ya muy mala" y la paciente falleció el 12 de agosto.

Los representantes legales de los padres consideran que los hechos podrían ser constitutivos de un delito de homicidio por imprudencia profesional, figura que contempla penas de entre uno y cuatro años de prisión y entre tres y seis años de inhabilitación.

Albert Rivera

Albert Rivera

Presidente de Ciudadanos

21/09/2018

Patrocinado por