UGT estima que la deuda de la planta jiennense de Primayor "está alrededor de los 22 millones de euros"

 

UGT estima que la deuda de la planta jiennense de Primayor "está alrededor de los 22 millones de euros"

Actualizado 04/10/2007 14:35:37 CET

JAÉN, 4 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Unión General de Trabajadores (UGT) en Jaén estimó hoy que la deuda de la planta jiennense de Primayor, la antigua Cárnicas Molina, "está alrededor de los 22 millones de euros", si bien afirmó que "quedan papeles por mover" y que hay que esperar al informe final del juez.

El secretario general de la Federación de Trabajadores Agroalimentarios (FTA) de UGT-Jaén, Antonio Marcos, destacó en rueda de prensa que la situación actual de la fábrica, cuyos 148 empleados firmaron esta semana una suspensión temporal de empleo y sueldo, se debe a una "gestión pésima de los responsables de la empresa que la llevaron a un callejón sin salida".

En este sentido, el sindicalista explicó que la deuda contraída por la planta "está alrededor de los 22 millones de euros", aunque también se mostró cauteloso. "Creemos que puede estar en esa cifra, pero todavía quedan muchos papeles por mover y lo que esperamos es no encontrarnos con más sorpresas. Además, habrá que esperar al informe definitivo del juez", destacó.

Esta espera se une, según dijo, a la "inquietud principal de los trabajadores", que es la de encontrar nuevos socios. "No saben la deuda claramente y es razonable que lo quieran saber. Eso sí, estaremos muy encima de las negociaciones de la Junta y no permitiremos que lleguen empresarios con otra idea que no sea la de mantener o incrementar la actividad y los 148 empleos. No queremos que dentro de unos años se repita la situación", aseguró.

Sobre la negociación que terminó este año con la firma del expediente de suspensión, comentó que la negociación con los administradores concursales "fue muy dura". "No nos lo esperábamos. Por ejemplo, en un principio pedíamos un año y medio o dos años de suspensión y ellos ofrecían sólo dos meses", señaló.

El acuerdo final, que calificó de "positivo", reflejó una suspensión inicial de seis meses prorrogable a otros seis más "con el objetivo de ganar tiempo para encontrar un inversor que dé garantías de viabilidad". "Sin embargo, y aunque no debería haber problemas porque el acuerdo está firmado por las dos parte, hay que esperar a la decisión del juez, que es quien tiene la última problema", indicó.

Mientras tanto, el secretario general de la FTA de UGT-Jaén explicó que los trabajadores están pendientes del cobro de las nóminas de agosto y septiembre, "que se espera para la semana que viene", y de la incorporación al INEM para cobrar el paro.

En cuanto a la posible expiración del tiempo sin encontrar un socio inversor, Marcos manifestó que "se pasaría automáticamente a la liquidación de la empresa". "No obstante, hasta entonces queda mucho camino por recorrer, es muy complejo y hay que dar paso a paso", subrayó.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies