Jiménez ve "especialmente importante" que el Supremo permita a las CCAA exigir educación mixta en colegios concertados

Actualizado 16/06/2008 15:25:59 CET

JAÉN, 16 Jun. (EUROPA PRESS) -

La consejera de Educación, Teresa Jiménez, calificó hoy de "especialmente importante" la sentencia del Tribunal Supremo que permite a las comunidades autónomas negar subvenciones a los colegios concertados que separen a los alumnos por sexo por cuanto "garantiza la educación en igualdad y reafirma la idea de que todo lo relacionado con la organización de la enseñanza corresponde a la administración educativa".

En declaraciones a los periodistas en Jaén, donde presidió la entrega de premios del Concurso de Redacción 'Jóvenes periodistas', la consejera explicó que la sentencia se refiere fundamentalmente a casos que se han dado en Castilla-La Mancha, si bien hizo hincapié en que en cualquier caso garantiza que "la educación tiene que ser una educación en igualdad".

Asimismo, destacó que el Tribunal Supremo reafirma una idea que viene defendiendo la Consejería de Educación y es que es precisamente la Administración educativa "a quien corresponde la planificación de todo lo que ocurre cada día en los centros".

"En este sentido sí me parece especialmente importante esta sentencia porque reconoce una competencia que tiene asumida este Gobierno, como es la organización de todo lo que compete a la educación en los centros sostenidos con fondos públicos en Andalucía", aseguró Jiménez.

En concreto, la sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Supremo resolvió el pasado día 13 que las comunidades autónomas puedan negar subvenciones para los colegios concertados que separen a los alumnos por sexo, partiendo de que el sistema de enseñanza mixta, en el caso de este tipo de centros, es "una manifestación o faceta más de esta competencia sobre la admisión del alumnado que corresponde a la administración educativa que financia dichos centros", es decir, la autonómica.

La sentencia del Supremo resuelve positivamente un recurso de casación presentado por la Junta de Castilla-La Mancha en noviembre de 2004 contra una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de dicha autonomía (TSLC-M) que anulaba preceptos del decreto regional sobre admisión de alumnos. Del mismo modo, desestima el recurso contencioso-administrativo que fue interpuesto por la Confederación Española de Centros de Enseñanza (CECE) contra ese mismo decreto de la Junta de Castilla-La Mancha sobre la administración del alumnado en los centros docentes no universitarios de carácter concertado.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies