Moreno expresa "máximo respeto" del PP-A a la huelga del 8-M y critica a quienes buscan rédito electoral

Reunión del PP-A con CCOO-A y UGT-A por el 8-M.
EUROPA PRESS
Actualizado 05/03/2018 13:55:43 CET

SEVILLA, 5 Mar. (EUROPA PRESS) -

El presidente del PP-A, Juanma Moreno, ha expresado este lunes el "máximo respeto" del partido a la huelga del 8-M, no obstante, ha rechazado la "instrumentalización por parte de algunos partidos políticos" de esta reivindicación con "un interés claramente electoral".

Así lo ha señalado en declaraciones a los periodistas tras mantener una reunión con miembros de la dirección regional de CCOO-A, encabezada por su secretaria general, Nuria López, y con miembros de la dirección regional de UGT-A.

Tras señalar que no tiene conocimiento de que ninguna dirigente destacada del PP-A vaya a participar en los paros convocados con motivo del 8-M, aunque "quien la quiera hacer esta en su derecho", ha asegurado que comparte "el objetivo fundamental" del 8-M, ya que "hay diferencia salarial, hay más obstáculos para las mujeres y no hay igualdad de oportunidades". "Con este objetivo que se marcan, personalmente coincido", ha indicado.

Moreno que ha agradecido el diálogo con los sindicatos, aunque haya diferencias ideológicas, ha destacado que la huelga del 8-M es "un acto tremendamente simbólico para luchar por la igualdad entre hombres y mujeres y por la igualdad salarial".

"Es una indecencia que en el siglo XXI haya hombres y mujeres que no cobren lo mismo ante igual responsabilidad", ha subrayado Moreno, quien ha instado a todas las instituciones y poderes políticos a trabajar parar "revertir" esta "situación terriblemente injusta".

Así, ha recordado que el PP-A votó favorablemente para cambiar el pleno del Parlamento para que no coincidiera con este día y ha señalado la iniciativa presentada para que "nadie contrate con la Junta si no cumple con la equidad entre hombres y mujeres" y que no se den subvenciones a las empresas que no cuenten con un certificado de que no hay agravio salarial en su seno. "Este debe ser el primer paso, impedir que la Junta contrate y dé subvenciones sin certificado de no producirse un agravio salarial", ha apostillado.

Por su parte, la secretaria general de CCOO-A, Nuria López, que ha calificado de "cordial" la reunión con "no exenta de polémicas y desencuentros", ha mostrado su "disconformidad" con las políticas que está llevando a cabo el PP y ha dejado claro que ""o las compartimos porque el impacto sobre los trabajadores y, especialmente sobre las trabajadoras, está siendo muy negativo".

En ese sentido, CCOO-A ha expuesto en la reunión la necesidad de derogar la reforma laboral "como condición 'sine qua non' para avanzar en igualdad" y ha pedido que Ley de Igualdad Salarial que garantice la
transparencia retributiva en las empresas y unos presupuestos donde se rescaten las partidas para garantizar unos servicios públicos y sociales de calidad, y permitan que medidas como el Pacto contra la Violencia de Género, salgan de los cajones y empiecen a funcionar".

En cuanto a la huelga general del 8-M, López ha apuntado que se trata de una contribución "esencial" a una movilización histórica y ha reseñado que el objetivo es conseguir la igualdad efectiva y real entre mujeres y hombres "pero mejorando los salarios y las condiciones de las
mujeres, no empeorando las de los hombres para igualar a la baja".

Por último, la secretaria general de CCOO de Andalucía ha reiterado el llamamiento a hombres y mujeres para que se sumen a la huelga general por turnos en sus centros de trabajo y a las movilizaciones sociales convocadas durante el día. "Esta huelga tiene que ser de mujeres y
hombres porque la corresponsabilidad es clave para conseguir la igualdad y alcanzarla es cosa de todas y todos", ha apostillado.

Por su parte, la secretaria de Igualdad y Juventud de UGT Andalucía, Cristina García, ha llamado a hacer "mucha pedagogía" de cara a la reivindicación del 8-M, teniendo en cuenta que la brecha salarial en Andalucía supera el 24 por ciento y alcanza el 39 por ciento en las mujeres jóvenes. Además, ha apuntado que el 70 por ciento de los contratos a tiempo parcial es ocupado por mujeres, lo que conllevará "una menor pensión".

También ha pedido una Ley de Igualdad salarial, que cuente con "un presupuesto suficiente" y que las normas existentes cuenten con sanciones coercitivas. Además, ha asegurado que la Ley de Igualdad de 2007, que obliga a las empresas de más de 250 trabajadores a disponer de un plan de igualdad, no se está cumpliendo.