El juez de Invercaria procesa al exconsejero Martín Delgado por "quebranto" de 1,8 millones

 

El juez de Invercaria procesa al exconsejero Martín Delgado por "quebranto" de 1,8 millones

Actualizado 15/03/2017 15:06:48 CET

El magistrado cierra la instrucción de la pieza separada relativa a la ayuda a Operador Aéreo Andalus

SEVILLA, 15 Mar. (EUROPA PRESS) -

El juez de Sevilla que investiga las presuntas irregularidades en Invercaria ha procesado al exconsejero de Cultura de la Junta de Andalucía José María Martín Delgado por la ayuda a Operador Aéreo Andalus, de cuyo accionariado formó parte, y que supuso un "quebranto" a las arcas públicas de 1.860.000 euros.

En un auto, al que ha tenido acceso Europa Press, el juez de Instrucción número 16, Juan Gutiérrez Casillas, procesa por delitos de malversación, prevaricación y tráfico de influencias al expresidente de Invercaria Tomás Pérez-Sauquillo, a tres representantes de la sociedad mercantil, como son Martín Delgado y los hermanos Fernando y Pedro José Guerrero Ros, y a Isabel de Haro Aramberri, exconsejera de la agencia IDEA.

Asimismo, el magistrado archiva la causa respecto al que fuera director de Análisis e Inversiones de Invercaria, Manuel Jesús Rodríguez Rodríguez, al entender que "no queda debidamente acreditado" que por parte de este investigado "hubiese existido colaboración o participación de ningún género en la perpetración de delito alguno".

El juez relata que Operador Aéreo Andalus es una sociedad mercantil constituida en 28 de noviembre de 2007 y cuyo accionariado lo constituían José María Martín Delgado, los hermanos Pedro Guerrero Ros y Fernando Guerrero Ros y Antonio Valdés Cosentino.

El día 3 de noviembre de 2008, se otorgó escritura pública por la que Invercaria suscribió un total de 40.000 euros, pasando a formar parte del accionariado de Operador Aéreo Andalus por un montante del 4,60 por ciento, y al mismo tiempo formalizó un préstamo participativo por valor de 410.000 Euros.

Según expone el juez, ambas operaciones fueron "directamente asumidas" por Pérez-Sauquillo, tras lo que el 9 de diciembre de 2008 se dio cuenta al consejo de administración de Invercaria de la mencionada operación.

En fecha 3 de noviembre de 2008, Fernando Guerrero Ros fue contratado por Operador Aéreo Andalus como director general de la misma con un sueldo anual de 125.000 euros más incentivos, y coincidiendo con esta operación Caja Granada acudió a la ampliación de capital aportando 120.000 Euros y asumiendo así un 13,79 por ciento de la sociedad mercantil.

"IRREAL Y SIN DETALLE"

El juez añade que la mencionada operación se realizó sobre un Plan de Negocios "que posteriormente fue calificado de irreal y sin detalle", ya que "no permite anticipar las necesidades materiales, financieras y de recursos humanos que permitieran el arranque del proyecto y la viabilidad del mismo a medio y largo plazo" y "tampoco incluía un plan de contingencias ni medidas correctoras", lo que "supuso un incremento del riesgo financiero y la ruptura de la actividad".

Posteriormente, en fecha 29 de julio de 2009, Invercaria volvió a suscribir un préstamo participativo por importe de 700.000 euros, aunque en esta ocasión se contó con un nuevo plan de negocios "de las mismas características que el anterior", lo que se sometió a sesión del consejo de administración de Invercaria el 15 de julio de 2009 y fue ratificado por el Consejo Rector de IDEA el 28 de julio de 2009.

El consejo de administración de Invercaria estuvo formado por el presidente, Tomás Pérez-Sauquillo, y por Isabel de Haro, "que votaron de modo unánime".

El juez asevera que todo lo anterior se llevo a cabo "a pesar de que la entidad se encontraba en causa legal de disolución conforme a la legislación mercantil", circunstancia que se puso de manifiesto en la sesión del consejo de administración de Invercaria de 25 de marzo de 2009, en la que además se daba cuenta de un patrimonio neto negativo de 477.409 euros respecto de la sociedad Operador Aéreo Andalus.

LAS CUENTAS ANUALES DE 2009, "EN UN CUADERNILLO SIN FIRMAR"

Por otra parte, la operación se llevo a efecto "con contradicción de los contenidos de los informes internos de julio de 2009, días antes de conceder el segundo préstamo participativo", dirigidos a Pérez-Sauquillo y al consejo de administración de Invercaria, "en el que revelaba la existencia de un déficit y fondo de maniobra negativo a junio de ese año de cerca de un millón de euros" en Operador Aéreo Andalus, "que no se pagaba con regularidad a los trabajadores" de dicha sociedad "y que no pagaba los intereses de los préstamos de Caja Granada e Invercaria con un saldo deudor de 60.000 euros, entre otras dificultades".

En fecha 29 de junio de 2009, se celebró una Junta General de Accionistas de Operador Aéreo Andalus "donde además de ponerse de manifiesto todo lo anterior, se daba cuenta de dificultades de tesorería, y ello a pesar de las inyecciones de dinero público con los que la mercantil era beneficiada".

A partir del primer trimestre de 2011, "consta que Operador Aéreo Andalus carecía de director financiero, no se llevaba la contabilidad ordenada y vivía en un constante expolio de sus activos", de manera que "la falta de organización era tal, que las cuentas anuales de 2009 se recogieron en un cuadernillo sin firmar".

En total, el juez asevera que "el quebranto a las arcas públicas se puede cifrar provisionalmente en 1.860.000 euros".

Se trata de la cuarta pieza de Invercaria cuya instrucción finaliza el juez tras las relativas a las ayudas a Fumapa, Lolita Canalla y la diseñadora Juana Martín.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies