Núñez devuelve al abogado de Guerrero la mitad de la fianza abonada para salir de prisión por los ERE

 

Núñez devuelve al abogado de Guerrero la mitad de la fianza abonada para salir de prisión por los ERE

Guerrero, antes de comparecer en la comisión del caso ERE
EUROPA PRESS/PARLAMENTO ANDALUZ
Actualizado 27/02/2017 9:45:21 CET

La juez acuerda que los 24.650 euros restantes se destinen a la pieza de responsabilidad civil

SEVILLA, 26 Feb. (EUROPA PRESS) -

La juez María Núñez Bolaños ha acordado devolver al abogado del exdirector general de Trabajo de la Junta Francisco Javier Guerrero 25.350 de los 50.000 euros que abonó para pagar la fianza que le fue impuesta en octubre de 2012 para poder abandonar la cárcel donde permanecía recluido en relación al caso de los expedientes de regulación de empleo (ERE) fraudulentos.

En una providencia fechada el día 22 de febrero, a la que ha tenido acceso Europa Press, la magistrada de Instrucción número 6 de Sevilla atiende así la petición realizada por el letrado de Guerrero, Fernando de Pablo, y acuerda transferirle a su cuenta bancaria dicha cantidad de 25.350 euros.

"El resto aféctese a la pieza de responsabilidad civil", acuerda la juez en esta providencia.

En un escrito elevado al Juzgado, consultado por Europa Press, el abogado de Guerrero recuerda que la juez ya acordó devolverle la fianza abonada para salir de prisión mediante una resolución en la que "se establece la devolución en la persona (exclusivamente) de su representante legal una vez emitiera certificado" la entidad bancaria "en el sentido de si una parte de ese efectivo se realizó mediante reintegro en dicha entidad".

Al hilo de ello, De Pablo señala que ha tenido conocimiento de que, con fecha 10 de enero, tuvo entrada en el Juzgado un certificado de dicha entidad bancaria "en el que, efectivamente, como expuso el letrado firmante, figura una disposición de 25.350 euros, los cuales en unión de lo que guardaba en la caja fuerte del despacho fue utilizado para garantizar la libertad provisional" de Guerrero.

Y todo ello "de conformidad con lo manifestado por el letrado representante y garante de Guerrero en sus escritos", expone Fernando de Pablo.

"Es sabido por esta representación la sobrecarga de trabajo que pesa sobre ese Juzgado, pero de la misma manera, dada la urgencia que tiene esta parte por poder disponer de esa fianza una vez ha sido levantada por su señoría y, teniendo conocimiento de que aún no ha llegado a la mesa de la instructora dicho certificado, es por lo que aportamos la copia del mismo, que sí, por otros medios, ha llegado a la mesa de este letrado", concluye la defensa de Guerrero.

LOS HECHOS

El pasado mes de diciembre, la juez Núñez dictó un auto en el que accedía a la petición realizada por el abogado de Francisco Javier Guerrero, que solicitó la devolución de dicha fianza a fin de poder atender los gastos de su defensa.

En su escrito, el letrado del investigado ponía de manifiesto que "la devolución de la fianza de medidas personales, no reales, que aquí se pide, sólo puede ser cobrada por el letrado", de manera que "su utilización se hará en gastos de postulación, sin que" Guerrero "tenga intervención o beneficio de ningún tipo".

La juez Mercedes Alaya decretó el 10 de marzo de 2012 el ingreso en prisión provisional sin fianza de Guerrero, tras lo que, ya en el mes de julio, fijó una fianza de 250.000 euros para que pudiera abandonar la cárcel, cuantía que fue rebajada el 17 de octubre de ese mismo año a 50.000 euros por el juez sustituto.

Ese mismo mes, el letrado de Guerrero abonó la fianza y su cliente, de este modo, puso salir en libertad. No obstante, la juez Alaya volvió a ordenar su ingreso en prisión sin fianza en marzo de 2013, dejándolo en libertad en junio de ese mismo año.

COLABORACIÓN Y ARRAIGO

La juez María Núñez accedió a la petición realizada por el abogado de Guerrero al considerar que tanto el establecimiento como el mantenimiento de la fianza carcelaria debe llevarse a cabo valorando la finalidad de la medida, como es evitar el riesgo de fuga por parte del investigado.

En este sentido, la magistrada tiene en cuenta que, además de tener arraigo en la capital hispalense, durante los cuatro años que ha durado la medida de la fianza el comportamiento del imputado ha sido de colaboración con el Juzgado.

En el auto, la juez también tiene en cuenta que no existe riesgo de fuga ni de reiteración delictiva por parte de Guerrero, a lo que se suman la complejidad de la causa y la "dilación" en su tramitación.

Por todo ello, acordó dejar sin efecto la fianza de 50.000 euros impuesta a Guerrero en octubre de 2012 y la devolución de la misma.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies