Junta achaca a cambios normativos en España y UE la demora en el ente público de crédito y prevé tenerlo antes de julio

La consejera de Hacienda y Administración Publica, Maria Jesús Montero
PARLAMENTO DE ANDALUCÍA
Publicado 15/03/2018 13:20:54CET

Mantiene que el ente atenderá las necesidades de las empresas y no dará crédito a particulares y cifra en 500 millones la adquisición de la ficha bancaria

SEVILLA, 15 Mar. (EUROPA PRESS) -

La consejera de Hacienda y Administración Pública, María Jesús Montero, ha achacado a las sucesivas modificaciones normativas registradas en el ámbito financiero tanto en España como en la UE los retrasos en la elaboración y presentación del ente público de crédito, de forma que espera poder presentarlo y llevado al Parlamento andaluz antes de que concluya este período de sesiones, en julio de 2018.

En comparecencia en comisión en el Parlamento andaluz, la consejera ha dejado claro que "se está trabajando de forma intensa para adaptar el proyecto normativo", toda vez que "ha habido diversas modificaciones normativas en torno al sector financiero", como decretos leyes y directivas de la UE, la publicación de reglamentos del Banco Central Europeo y varias circulares del Banco de España, de manera que "ha existido una extraordinaria profusión normativa".

De esta forma, ha reconocido que "parece que esto no tiene fin, pues cuando parece que estaba próxima la presentación del texto, volvíamos a tener problemas de adaptación a la realidad legislativa", de manera que esos retrasos se vienen produciendo "por causas ajenas a la Consejería" y "los cronogramas no han sido los que se habían establecido previamente".

"Tenemos que nacer con sólidos cimientos, y eso ha hecho que nos hayamos demorado en la presentación, pues en tres meses hemos tenido que adaptar una y otra vez el texto a las sucesivas modificaciones normativas", ha reconocido la consejera, que espera que esa readaptación "no se prolongue hasta el infinito" y espera que ese trabajo, que efectúan junto a técnicos del Banco de España, no les lleve excesivo tiempo, de manera que espera tener listo el texto antes de que finalice este período de sesiones "y estará listo con todas las garantías". "Espero que cese las modificaciones normativas y podamos presentar el texto", ha añadido.

Montero ha dejado claro que la prioridad de la Junta es que "cuando el texto vea la luz, éste no se tenga que retirar por no estar adaptado a las observaciones del Banco de España". "Nos parecía poco adecuado remitir el texto sabiendo que había quedado desfasado respecto a las nuevas normas promulgadas, y es importante que la entidad que se cree esté en línea con aquello que se está promulgando de obligado cumplimiento y que cuente con todas las garantías", ha aseverado la consejera, quien ha resaltado el "trabajo meticuloso y riguroso" en "la adaptación exigente a la normativa comunitaria".

"En este momento tenemos que ser certeros a la hora de atinar con las dificultades reales de financiación de las empresas y debemos establecer requisitos que permitan tener la seguridad de que los préstamos que se den no sean fallidos", ha aseverado la consejera, quien ha recordado que "hay grandes diferencias en el tipo de interés de una entidades financiera y de este tipo de entes públicos de crédito en relación hacia la pyme, y pretendemos con esta agencia solventar esa diferencia de acceso al crédito y en el tipo de interés".

La consejera considera que "para el impulso de la economía andaluza necesitamos mecanismos de financiación ágiles y eficaces".

Montero ha dejado claro que este ente público de crédito "se plantea para facilitar la actividad empresarial", de manera que "aunque alguna formación, como IU, pretendía que también atendiera las necesidades de particulares y crédito privado, nunca se ha planteado ese extremo, no tuvo la Junta vocación de dar crédito a las familias y nunca fue ésa la intención de la Junta, sino que el ente siempre ha sido agencia financiera que se dirige al tejido productivo".

Ha apuntado que la Junta está atendiendo esas necesidades a través de fondos sin personalidad jurídica y la Agencia IDEA y ha apuntado que precisamente ese ente público podría albergar en primera instancia los fondos sin personalidad jurídica, financiados con fondos europeos y dirigidos a pymes "para así profesionalizar aún más la gestión de ayudas, avales y préstamos".

Asimismo, ha dejado claro que el ente público "nunca tuvo la vocación de competir por tipos de interés en el mercado, cuando se trata de un sector sujeto a estricta regulación". "El ente público no quiere tanto competir en bajos tipos de interés sino en ocupar un hueco donde no van las entidades financieras privadas", ha aseverado Montero, quien insiste en que "no se quiere competir con entes privados".

La consejera ha explicado que la "dificultad" de esta agencia "está en garantizar la recuperación de dinero público al mismo tiempo que satisface las necesidades de las empresas", toda vez que "cuando la iniciativa de ente público de crédito viene de promotores públicos, la adaptación de toda la normativa se endurece mucho".

FICHA BANCARIA

Montero ha recordado la posibilidad en el futuro de poder adquirir ficha bancaria, lo cual "dificulta toda la reglamentación", tras lo que ha precisado que
esa adquisición de ficha bancaria supondrá una inversión de 500 millones de euros.

Ha apuntado que la normativa europea "va dirigida a impedir que instituciones puedan operar en condiciones de mercado en el ámbito de particulares". De esta forma, ha insistido en que el ente público se dirige a "cubrir las necesidades de las empresas que no se cubren por el mercado financiero, con posibilidad de acudir a la ficha bancaria".

PODEMOS PIDE AGILIZAR EL ENTE

La diputada de Podemos Mercedes Barranco ha instado a la Junta a "agilizar" la puesta en marcha de dicho ente público, "pues llevamos más de cuatro años esperando este instrumento que beneficiará a las empresas", y ha pedido el cronograma "para saber cuando va a estar en marcha".

Tras recordar las funciones para las que nació dicho ente, sí reconoce que el texto "debe venir con todas las garantías normativas" y considera que el ente "es un instrumento básico para garantizar el acceso al crédito de los agentes económicos, que trabajan en extrema dificultad en estos momentos".

Ha apostado por promover este tipo de figuras "que vendría a garantizar una competencia virtuosa entre entes de crédito que operan en territorio español y andaluz, facilitando una bajada de tipos de interés, y sería uno de los detonantes en un sector marcado por el oligopolio bancario".

A su juicio, "no sólo hablamos de un canal de acceso al crédito más ventajoso para las pequeñas empresas en Andalucía, sino que podría ser capaz de una palanca de transformación económica e institucional y ser un instrumento favorecedor de cambio del modelo productivo, que favorezca la inclusión social".

Barranco ha resaltado que este ente de crédito "puede condicionar de forma positiva el desarrollo del modelo productivo y puede facilitar la necesaria transición energética y apoyar a proyectos de alto valor añadido y de alta densidad de I+D+I".

Ha advertido de que "cuando hablamos de retraso en la puesta en marcha del ente, hablamos de retraso en el desarrollo económico", tras lo que ha apoyado la salida a mercados "pero también la puesta en marcha de este instrumento para aumentar la capacidad financiera de las empresas".

Barranco espera que se apueste por "facilitar modelos empresariales colectivos, basados en el mutualismo" y cree que el ente "podría venir a proporcionar a las familias una segunda oportunidad que el sector privado le está negando, esperamos que llegado el momento lo público asuma ese poder relevante".

"Se trata tener voluntad política de poner en marcha esta agencia de financiación, con las máximas garantías, pero cumplir el objetivo de mejorar la calidad de vida de los ciudadanos", ha añadido.