Luz verde al decreto de precios públicos en universidades, que congela el coste de los grados por quinto año

Antonio Ramírez de Arellano, este martes
EUROPA PRESS
Actualizado 11/07/2017 15:11:34 CET

SEVILLA, 11 Jul. (EUROPA PRESS) -

El consejo de Gobierno ha aprobado este martes el decreto de precios públicos para el próximo curso 2017/18 en las universidades andaluzas, que incorpora como principal novedad la bonificación del 99 por ciento de los créditos aprobados en primera matrícula. La norma también iguala el coste de los másteres habilitantes y no habilitantes, además de mantener congeladas por quinto año consecutivo las cuantías de los Grados.

La bonificación, que se aplica por primera vez en España, tiene como objetivos acercar el sistema andaluz de educación universitaria a países referentes en Europa que tienen matrículas gratuitas o simbólicas, como Francia y Alemania, y avanzar en la igualación de la formación superior con el resto de servicios públicos básicos (la salud o la educación preuniversitaria entre ellos) mientras se reclama al Gobierno central la gratuidad total del sistema.

En la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Gobierno, el consejero de Economía y Conocimiento, Antonio Ramírez de Arellano, ha explicado que el decreto permitirá que el próximo curso se mantengan los precios al mínimo, con una reducción de costes que tendrá un importante impacto para las economías familiares a la hora de afrontar la educación superior. Pese a ser una de las comunidades autónomas más baratas de España en términos absolutos, Andalucía es la segunda más cara del país en comparación con la renta per cápita de su población.

La bonificación del 99 por ciento se aplicará en grados y másteres a alumnos de las universidades públicas de Andalucía que no cumplan los requisitos para obtener la beca del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte (MECD), lo que acreditarán firmando una declaración responsable. De este modo, un estudiante con buen rendimiento podrá cursar sus estudios de Grado abonando casi únicamente el primer curso, con un ahorro total del 75% de los costes, así como realizar el máster prácticamente gratis.

El coste de un curso académico de 60 créditos en Andalucía asciende a 757 euros. Con la bonificación aplicada, el estudiante que apruebe todos los créditos en primera matrícula, entre las convocatorias de junio y septiembre, el siguiente año académico podría ahorrarse 749,4 euros. Si aprueba con igual rendimiento los cuatro años de un grado, éste le supondría prácticamente el coste de un solo curso y el citado ahorro del 75%.

Respecto a los másteres, la bonificación se aplicará teniendo en cuenta los créditos aprobados en primera matrícula en los dos cursos académicos anteriores, siempre dentro del grado que le dio acceso al mismo.

Como requisito de acceso se establece haber cursado un año en una universidad andaluza, de forma que el alumnado que comience sus estudios de Grado tendrá que matricularse de los 60 créditos de los que consta el primer curso y abonarlos. A partir de ahí, se deducirá el 99% del coste de cada crédito aprobado. Además, el estudiante que ya esté en cursos superiores podrá beneficiarse de inmediato de la medida, deduciéndose el coste de las asignaturas superadas en primera matrícula.

La Consejería de Economía y Conocimiento ya está trabajando con las universidades públicas andaluzas en la implantación de la bonificación dentro del procedimiento ordinario de matriculación. La Junta las compensará por la pérdida de estos ingresos, una cuantía estimada inicialmente en unos 30 millones de euros.

La medida ha contado con el respaldo unánime del Parlamento andaluz y del Consejo Andaluz de Universidades, órgano colegiado de consulta y asesoramiento de la Junta compuesto por los rectores y representantes de los consejos sociales, el alumnado y la Cámara autonómica. Asimismo, tiene el visto bueno del Consejo Asesor de Estudiantes.

La bonificación se aplicará también en el caso de los estudios realizados dentro de los programas de movilidad estudiantil, como Erasmus, Séneca y otros en el marco de la Unión Europea, o a los realizados mediante convenios específicos entre universidades. Los alumnos que provengan de traslados de expedientes de otras universidades nacionales o extranjeras podrán beneficiarse de la medida a partir del segundo año, al igual que los estudiantes con beca de matrícula del MECD que pierdan esta condición a lo largo de sus estudios.

Ramírez de Arellano ha aprovechado para reclamar al Gobierno central un sistema nacional de becas que complemente el nivel de renta de los estudiantes, alineado con los principales países del espacio europeo de educación superior.

PRECIOS DE GRADOS Y MÁSTERES

Junto con la bonificación, el decreto aprobado este martes mantiene como en el curso anterior los precios de los grados y másteres para todas las ramas del conocimiento, rechazando la posibilidad establecida por el Gobierno central de gravar las enseñanzas más técnicas. De esta forma el Ejecutivo andaluz garantiza que el alumnado pueda elegir sus estudios según sus capacidades y con independencia del nivel de renta familiar.

Los costes del grado se congelan por quinto año consecutivo en 12,62 euros por crédito en primera matrícula, además de igualar el precio de los másteres no habilitantes con los que sí habilitan para el ejercicio profesional, reduciéndolos a 13,68 euros. Del mismo modo permanecen como en el pasado curso las cuantías de doctorados (13,68 euros) y tutela académica del periodo de investigación (60,30).

Durante los últimos tres ejercicios se han mantenido los costes de los másteres habilitantes prácticamente sin variación y se han reducido progresivamente los de los no habilitantes, cuyos precios ahora se igualan a la baja. Este medida es posible debido a que el Gobierno central ha reducido el límite inferior de la horquilla de precios para estos estudios. La Junta de Andalucía, que llevaba años reivindicándolo, lo ha aplicado de inmediato.

El decreto de precios públicos también consolida medidas sociales desarrolladas en los últimos años, como el fraccionamiento del abono de las matrículas hasta en ocho plazos; las exenciones para las víctimas de violencia de género y para personas con discapacidad; la gratuidad en la primera matrícula para los Premios Fin de Grado y a las medallas en olimpiadas científicas, y las devoluciones del 70% de la segunda matrícula a quienes aprueben una asignatura en convocatoria extraordinaria.

Rafael Catalá

Rafael Catalá

Ministro de Justicia

28/11/2017

Patrocinado por

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies