La Junta defiende un trabajo "diario" para dar respuestas "de calidad" a la diversidad dentro de un modelo inclusivo

Publicado 20/04/2017 12:37:36CET

SEVILLA, 20 Abr. (EUROPA PRESS) -

La consejera de Educación de la Junta de Andalucía, Adelaida de la Calle, ha defendido el trabajo "diario" del Ejecutivo autonómico para dar una respuesta educativa "de calidad" en lo tocante a la atención a la diversidad, para lo que se destinan "todos los recursos humanos y materiales ordinarios y específicos" dentro del pretendido modelo inclusivo.

"Queremos una atención al alumnado de forma integrada", ha indicado en el Pleno del Parlamento andaluz De la Calle a pregunta del Grupo de Podemos, recordando al respecto que un 10 por ciento de estos menores está escolarizado en centros ordinarios.

La consejera ha asegurado que estará siempre "atenta" a todo aquello que pueda estar en desacuerdo con estos preceptos y que se mantendrá a la Inspección Educativa --uno de los mecanismos de control existentes junto al Consejo Escolar, la Intervención General de la Junta, el Tribunal de Cuentas y la Cámara de Cuentas-- pendiente de que se cumplan estos principios, "por los que este gobierno se rige y regirá con la seriedad y rigor que merecen estas personas".

Por lo demás, De la Calle se ha manifestado "extremadamente consciente de lo que tenemos que hacer y cómo, y procuro que en todo momento se lleve a cabo, es la seriedad que intento dar a mi forma de gestionar".

En lo tocante a la postura de Podemos, la diputada morada Libertad Benítez ha expuesto su "desconcierto" por casos como el de una familia que ha debido invertir más de 60.000 euros en la contratación de un intérprete para que su hija sordomuda pudiera asistir a clase con normalidad, "cuando sólo la administración educativa es la responsable de dotar de recursos a los centros educativos mediante la asignación correspondiente".

"Es motivo de la retirada del concierto cobrar cuotas a las familias", ha recordado Benítez, que se ha preguntado "por qué ante la denuncia de la familia en 2011 no se investigó en qué se gastaba este centros concertado el dinero".

Ha incidido en que "algo no funciona, no sabemos si los mecanismos de control o el grado en el que se hace cumplir la ley", señalando que, aunque a día de hoy la situación se ha normalizado, "ha costado sangre, sudor y lágrimas en un pulso constante y sin cuartel" con la administración, a la que pide que controle "hasta el último céntimo" de estos fondos.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies