La Junta destaca el "descenso" de menores atendidos en centros gracias al programa de acogimiento de urgencia

Contador
Sánchez Rubio en comisión parlamentaria
EUROPA PRESS/JUNTA DE ANDALUCÍA
Publicado 23/11/2017 17:06:05CET

El impulso de este programa ha evitado que desde 2008 un total de 1.617 niños ingresen en estos centros de protección

SEVILLA, 23 Nov. (EUROPA PRESS) -

Andalucía ha experimentado un descenso en el número de tutelas y, por tanto, de menores acogidos en centros de protección gracias al modelo de atención a la infancia basado en la prevención y el apoyo a las familias impulsado por la Junta de Andalucía a través del sistema de acogimiento familiar, según ha informado en Comisión Parlamentaria la consejera de Igualdad y Políticas Sociales, María José Sánchez Rubio.

Para subrayar el alcance de las medidas de acogimiento, la consejera ha indicado que desde se impulsó el programa de acogimiento de urgencia en 2008, y hasta la actualidad, se ha evitado que 1.617 menores ingresaran en centros.

Sánchez Rubio ha recordado que este es uno de los objetivos de la futura Ley de Infancia y Adolescencia, cuyo anteproyecto se está tramitando, que elevará de tres (como marca la normativa estatal) a seis años la edad mínima para ingresar en un centro de protección de menores. Asimismo, se establece que cuando el ingreso sea de menores con edades entre siete y doce años el tiempo de permanencia no puede superar los seis meses. También el II Plan de Infancia y Adolescencia de Andalucía 2016-2020 prevé el acogimiento familiar para los menores de 12 años.

Hay diferentes modalidades de acogimiento familiar de urgencia, temporal, permanente, y especializado, que se llevan a cabo mediante programas concertados con Entidades Colaboradoras de Integración Familiar (Icif) por una inversión anual de algo más de 3,5 millones de euros. Así, en el primer trimestre de este año se ha atendido 3.027 menores (2.145 con familia extensa y 882 con familia ajena) y a 2.378 familias acogedoras (1.644 familias extensas y 734 ajenas). De los menores acogidos este año, 210 se han incorporado al programa de acogimiento, lo que da una idea del "impacto positivo de las campañas para las captación de nuevas familias".

En su intervención, la consejera ha reconocido y ha agradecido a las familias acogedoras "la importante labor que realizan" y en la que cuentan con apoyo de la Junta. En este sentido, ha recordado que se ha actualizado la orden que regula las prestaciones económicas para familias acogedoras aumentando las cuantías según el acogimiento, además de simplificar su gestión. El coste anual de esta prestación es de algo más de 11,5 millones de euros.

Por otra parte, también se ha editado la 'Guía acoger, adoptar, ayudar', como un instrumento informativo dirigido a todas las personas que quieran conocer cómo ayudar a los menores del sistema de protección. También en este marco la consejera se ha referido al Plan Siempre en Familia, que constituye un eje de trabajo para fomentar una alternativa familiar a los menores del sistema de protección.

OTROS INSTRUMENTOS

Sánchez Rubio ha enumerado otros instrumentos impulsados con el fin de prestar apoyo a las familias acogedoras. En este contexto, ha indicado que durante noviembre se están realizando encuestas a familias acogedoras para conocer de primera mano la atención que les prestan las entidades colaboradoras. Con la información obtenida se elaborarán protocolos para optimizar las intervenciones de los profesionales.

Otras actuaciones que se han llevado a cabo son el Encuentro de Familias Acogedoras, con la asistencia de 400 adultos y 300 niños y niñas; la constitución de la Plataforma de Asociaciones de Familias Acogedoras de Andalucía; la elaboración de un Manual sobre Valoración de Idoneidad para el acogimiento familiar, y la puesta en marcha de la Web Escuela de Familias Adoptivas, Acogedoras y Colaboradoras.

CENTROS DE PROTECCIÓN

Sánchez Rubio ha manifestado que cuando no es posible el acogimiento se recurre a los Centros de protección de menores, que prestan atención inmediata a los niños que transitoriamente están en una situación de desprotección. Este es el caso de los menores extranjeros no acompañados (MENA) en el momento de la llegada (MENAs), a los que se les proporciona un desarrollo integral combinando la calidad técnica y la calidez humana.

Andalucía cuenta con la Red Institucional de Centros de Protección de Menores en el que están integrados 215 centros, 20 de titularidad de la Junta con 448 plazas de gestión directa, y 195 conveniados o concertados con entidades. Entre todos los centros suman 2.303 plazas distribuidas entre atención residencial básica (1.387 plazas) y acogida inmediata (468 plazas), así como 448 en programas para necesidades específicas (59 en conflicto social, 147 en graves problemas de conducta, 103 en discapacidad y 139 en orientación e inserción sociolaboral para menores de 16 a 18 años). A estas plazas se añaden 300 que ha habilitado la Junta para atender el incremento de demanda de menores no acompañados registrado este año.

PROGRAMAS DE ATENCIÓN

En su comparecencia se ha referido igualmente a los diversos programas de atención residencial que llevan a cabo los centros para atender a los variados perfiles de las personas que atienden. Así, entre otros, ha destacado el programa de Acogida Inicial e Inmediata y el de Atención Residencial Básica, así como el de Orientación e inserción socio-laboral para menores de entre 16-18 años de edad, este último destinado a facilitar el paso del acogimiento residencial a la vida independiente proporcionándoles la máxima autonomía personal y la integración social y laboral.

Además hay centros que desarrollan programas de atención a menores en situación de conflicto social, menores con discapacidades y menores con trastornos de conducta. Del mismo modo ha puesto en valor los Equipos de Tratamiento Familiar (ETF) porque realizan "un trabajo eficaz en la prevención del alto riesgo y el apoyo a la permanencia o reintegración de menores en sus familias de origen".

PP PIDE "MAYOR COORDINACIÓN" ENTRE LAS CONSEJERÍAS

La popular Catalina García apuesta por una "mayor coordinación" entre las consejerías en el tema del acogimiento y creen que cuando las familias les dicen que "no se les escucha, es un problema que se puede solucionar". Además, defiende que esta familias "deben saber todo su historial de salud", porque "algunos vienen con enfermedades".

Esperanza Gómez de Podemos ha afirmado que los problemas que plantean las familias "se pueden resolver con un poco de voluntad" y tiene que ver "con la coordinación entre las administraciones, que es fundamental, y una mayor diligencia", toda vez que pide que "se les facilite toda la información sobre los menores", ya que "hay determinada información que podría ayudar al desenvolvimiento de ese acogimiento", que "en muchos casos acaba siendo fallido".

Isabel Albás de Ciudadanos ha destacado la generosidad de las familias y ha lamentado que a veces "haya complicaciones a la hora de tener una continuidad de atención a estos niños, que ya provienen de una situación difícil y devolverles a su lugar de origen significa tirar por la borda el trabajo de la familia de acogida". Y señala que la información sobre los menores tiene que llegar a las familias para "ser atendidos de la mejor manera posible".

María Nieves Ramírez subraya que los menores y la infancia "es uno de los temas que más preocupa" al Gobierno andaluz y a los grupos parlamentarios, y un tema fundamental es el acogimiento. En este sentido, asegura que el compromiso de la Junta con las familias acogedoras "es más que evidente".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies