La Junta, dispuesta a asumir responsabilidades por la mujer de Úbeda y atribuye su muerte a "problemas organizativos"

Teresa Vega y Antonio Resola
EUROPA PRESS
Publicado 29/12/2017 14:44:29CET

JAÉN, 29 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Junta de Andalucía ha indicado que "se depurarán y se asumirán responsabilidades" en el caso de la muerte de una mujer en las Urgencias del Hospital de Úbeda (Jaén), al tiempo que el director gerente del Área de Gestión Sanitaria Jaén Norte, Antonio Resola, ha atribuido el fallecimiento a "problemas organizativos" que impidieron darse cuenta de que la paciente llevaba 12 horas en una camilla sin que se le prestara atención médica.

La delegada de Igualdad, Salud y Políticas Sociales de Junta de Andalucía en Jaén, Teresa Vega, ha sido la encargada de comparecer en rueda de prensa junto a Antonio Resola para, en lo que ha denominado como "un ejercicio de máxima transparencia", dar explicaciones sobre "el triste y lamentable desenlace".

Vega, que ha indicado que "desde el primer momento" se está colaborando con la investigación judicial abierta por este caso, ha subrayado que de forma paralela se han abierto dos informaciones reservadas, una desde la dirección del Hospital de Úbeda y otra desde los Servicios Sociales para esclarecer la situación de la fallecida que era usuaria de una plaza concertada en una residencia de personas mayores de Quesada (Jaén).

"Vamos a aclarar internamente qué mecanismos se activaron, qué pasos se dieron, las personas que intervinieron en cada momento, si pudo haber fallos entre los circuitos de información y comunicación habituales no sólo entre los profesionales que trabajan en este servicio, sino también entre los profesionales que actuaron como acompañantes", ha dicho Vega.

La delegada ha pedido "la máxima cautela, prudencia y respeto" a la investigación abierta por un "caso de este calado", al tiempo que ha dicho que se va a actuar con el "máximo rigor" y con el compromiso de que "las responsabilidades que pueda haber se depurarán y se asumirán".

Ha hecho hincapié en que lo ocurrido es "un caso aislado", aunque, independientemente del resultado de las investigaciones, ya se están poniendo medios y medidas desde el Servicio Andaluz de Salud para que no se vuelva a repetir, algo que implica la revisión de los protocolos de actuación con las personas dependientes en los centros hospitalarios.

En lo que respecta al suceso, Resola ha señalado que la fallecida ya en los últimos tres meses había sido ingresada en cuatro ocasiones por patologías "crónicas" que habían derivado en un "deterioro general". Aunque han asegurado no conocer el resultado de la autopsia, desde el Hospital se baraja "la muerte natural" como hipótesis, aunque ello no justifica lo ocurrido.

Resola ha apuntado que la llegada a las Urgencias de Úbeda se produjo sobre las 14,13 horas y a las 14,19 ya se le había realizado la primera valoración por el equipo de triaje y asignado una consulta médica. Durante esta primera valoración estuvo acompañada por la auxiliar que se desplazó desde la residencia de personas mayores de Quesada por lo que, según Vega, "no hay constancia de que dejara de estar acompañada" como finalmente ocurrió.

Vega, que ha hablado de "falta de información y comunicación", ha señalado que desde la Junta "somos los primeros interesados en esclarecer lo ocurrido", al tiempo que han confirmado que esta mujer no disponía de la pulsera que se coloca a los pacientes que acuden en solitario al servicio de Urgencias y que conlleva, entre otras medidas, la asignación de un profesional.

Han ratificado que desde la consulta se llamó a la fallecida en varias ocasiones, pero al no presentarse se optó por "dar por cerrada la asistencia" al pensar que se había marchado.

Resola ha desligado el caso de una posible alta frecuentación o de recortes y ajustes. "No se puede asociar ni a la alta frecuentación, ni a ajustes, ni a recortes", ha dicho el director gerente del Área de Gestión Sanitaria Jaén Norte, que ha atribuido lo ocurrido a "un problema organizativo".

También vinculado a este caso, la delegada ha pedido que "no se use como arma política por ningún partido" y ha reiterado que es la justicia la que en última instancia tendrá que determinar las causas y las responsabilidades porque "en la salud no todo vale".