Junta: El Gobierno debe aclarar dónde va a recortar los 5.500 millones que reclama Bruselas

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico

Junta: El Gobierno debe aclarar dónde va a recortar los 5.500 millones que reclama Bruselas

María Jesús Montero atiende a los medios en el Parlamento andaluz
EUROPA PRESS
Actualizado 13/10/2016 13:22:48 CET

SEVILLA, 13 Oct. (EUROPA PRESS) -

La consejera de Hacienda y Administración Pública, María Jesús Montero, ha lamentado que el Gobierno central vaya a presentar este viernes en Consejo de Ministros el plan de ajuste que va a llevar a Bruselas, donde se plantea un recorte de 5.500 millones de euros sin haberlo planteado antes a las comunidades autónomas "y como hechos consumados", y le ha instado al Ejecutivo a aclarar qué políticas se verán afectadas por ese recorte y a qué administración puede afectar.

En declaraciones a los periodistas, la consejera espera que las comunidades autónomas no se vean afectadas por ese recorte, y ve "lamentable" que la Junta "se tenga que enterar por los medios que el Consejo de Ministros aprueba el plan que va a remitir a Bruselas", puesto que "las comunidades autónomas pese a ser parte prioritaria del plan, no lo conocen".

Tras recordar la petición de varias comunidades autónomas de que se convoque el Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF), algo que aún no se ha hecho "y hace más de 20 días que se ha solicitado con 'quorum' necesario", Montero lamenta que este plan "no se ha consensuado con las comunidades ni se ha hablado de forma expresa con los partidos y los grupos parlamentarios", por lo que "estaremos pendiente de la rueda de prensa".

Ha indicado que "se ha conocido que el ministro De Guindos ha adelantado que en ese plan de ajuste se contempla un ajuste de más de 5.500 millones adicionales, que no sabemos a quién y qué va a afectar", toda vez que "en 2016 se produjo el cierre adelantado del ejercicio y no sabemos qué impacto ha tenido sobre qué inversiones o qué políticas; no conocemos la letra pequeña de ese impacto". "Miedo me da cuando no se ha contado a los ciudadanos y las comunidades autónomas, y se lleva como hechos consumados", ha agregado.

"Más de 5.500 millones son muchos y sería obligado conocer sobre qué elementos se va a producir ese ajuste", ha aseverado la consejera, quien apunta que Bruselas "exige un ajuste de 5.500 millones porque el Gobierno ha cumplido con la senda de estabilidad".

Por ello, cree que "habría que preguntar sobre qué políticas concretas se piensa aplicar esos recortes" y espero que el Gobierno "haya excluido a las comunidades y ayuntamientos, que de forma más clara han cumplido en estos años precedentes". "Espero que ese nuevo ajuste no repercuta en las comunidades autónomas, cuando ni siquiera se ha repartido con las comunidades el margen de dos décimas adicionales", ha añadido.

Espera que se convoque la Conferencia de Presidentes si va a haber un reparto de esos esfuerzos "para poder discutir materiales cruciales como el modelo de financiación o el reparto de objetivos de consolidación fiscal".

PARTE FINAL DE LAS CUENTAS

Asimismo, ha dejado claro que la Junta presentará sus presupuestos para 2017 en el plazo establecido, de forma que "si todo va dentro de lo previsto estaremos en condiciones de entregar las cuentas al Parlamento a finales de octubre, como en años precedentes".

Montero, que apunta que está en la parte final de la negociación de los presupuestos, que espera que "en breve" esté cerrada, no ha dado datos de crecimiento del presupuesto de 2017, que se está cerrando y culminando y se ha mostrado "cautelosa" en dar cifras finales, aunque apunta que con Ciudadanos hay puntos de "convergencia" como el fortalecimiento de políticas sociales y otros en los que "hay que priorizar colectivos o políticas que son objeto de especial atención".

EL PRESUPUESTO

La consejera ha resaltado que las cuentas de 2017 "ponen en el primer plano las necesidades que tienen los andaluces, como son encontrar un empleo, fortalecimiento de los servicios o capacidad para impulsar los terrenos económicos donde somos más competitivos como cultura, turismo o agricultura, que deben servir para que Andalucía sea en el conjunto de España y Europa la región que pueda aportar prosperidad económica y oportunidades para todos los ciudadanos".

Montero reconoce que la elaboración del presupuesto "es un trabajo complejo", especialmente por los "retrasos" del Gobierno central en ofrecer los datos, toda vez que, según ha recordado, "hace unos días nos planteaba que congelaban las entregas a cuenta".

En ese sentido, resalta que a pesar de ello "ya habíamos anunciado desde la Junta, y así se refrendó por unanimidad de los grupos políticos de la Cámara, que la Junta iba a preparar presupuestos donde los ciudadanos recuperaran cuestiones aparcadas por la crisis y se aproveche el crecimiento económico para impactarlo en las cuentas públicas en términos de sanidad, educación, política social o planes de empleo".

Asimismo, ha explicado que se han proyectado las entregas a cuenta "participando a la comunidad de la mayor recaudación que se espera en 2017 de los impuestos, pese a la restricción el Gobierno" y ha recordado que se ha calculado un presupuesto con un 0,5 por ciento de objetivo de déficit, a tenor del acuerdo al que se llega en el Congreso de los Diputados.

La consejera, que recuerda que la Consejería está en "negociación intensa y compleja" tanto con el socio de investidura, Ciudadanos, como en el seno del Gobierno andaluz, "pues todo el mundo quiere hacer más cosas y mejor y hay que distribuir los recursos de la forma más equilibrada, toda vez que cada partida tiene un objetivo y un ciudadano detrás".

CRÍTICAS AL PP

En ese sentido, ha criticado el "lenguaje contradictorio" del PP, que "en Andalucía pide una bajada de impuestos pero preconiza un ajuste en España de 5.500 millones de euros".

"No se puede plantear por un lado bajada de impuesto o incremento de ajustes por otro; algo no funciona y el PP-A mantiene un lenguaje de permanente demagogia", ha añadido.

Frente a esto, la consejera ha citado la "política diferenciadora" de la Junta que "pone el acento en lo que cebe ser la hoja de ruta de cualquier administración", citado el acuerdo de cláusulas sociales suscrito con los sindicatos o el acuerdo en Consejo de Gobierno para restablecer las 35 horas semanales en los empleados públicos.

"Ojalá, en vez de decirle al Gobierno que obstaculice esta medida, ésta pueda ponerse en marcha en todas las comunidades y en toda España", ha apuntado la consejera, quien resalta las "políticas diferenciadoras" de la Junta.

Montero espera que durante la tramitación de las cuentas andaluzas "haya oportunidad para el diálogo, primero con Ciudadanos, que es lógico y normal que tenga la primera palabra a la hora de discutir las cuentas públicas, pero también a todos los grupos, que están llamados a hacer aportaciones constructivas y realistas".

En ese sentido, lamenta que "a veces el PP pide incremento de todas las partidas, pero plantea medidas para hacer bajar la recaudación", mientras que otros grupos "plantean un número ilimitado de incremento de políticas, sin tener en cuenta las limitaciones a las que estamos obligados".

"Es un trimestre importante para la Consejería de Hacienda y espero que logremos dar con todas las teclas para que todos se sientan confortables con las cuentas públicas, pues son unas cuentas a medida de Andalucía", ha aseverado la consejera.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies