Junta lamenta que los "intolerables" aranceles a la aceituna negra suponen el cierre del mercado de EEUU para Andalucía

Rodrigo Sánchez Haro, Consejero de Agricultura de la Junta de Andalucía
JUNTA DE ANDALUCÍA - Archivo
Publicado 12/06/2018 21:50:02CET

Sánchez Haro mantendrá el jueves una reunión en Madrid con el ministro de Agricultura para analizar los graves efectos que tendrán estas medidas

SEVILLA, 12 Jun. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural de la Junta de Andalucía, Rodrigo Sánchez Haro, ha considerado "intolerable" que el Departamento de Comercio de Estados Unidos haya decidido finalmente aplicar un "desproporcionado aumento" de los aranceles a la aceituna negra de mesa española, de la que Andalucía es la principal exportadora.

Sánchez Haro ha tenido además un primer contacto telefónico con el ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, con quien mantendrá una reunión el próximo jueves en Madrid para analizar los graves efectos que estas medidas van a tener, ya que supondrán en la práctica el cierre del mercado de Estados Unidos para Andalucía. Planas, por su parte, le ha trasladado al consejero su "preocupación por la situación y su compromiso con el sector".

Sánchez Haro ha lamentado que la administración norteamericana "no sólo no ha rectificado su injustificable afán proteccionista" con la aplicación de unos aranceles iniciales a las exportaciones andaluzas de este producto que sumaban en conjunto un 21,60 por ciento (4,47% antisubvención y 17,13% 'antidumping'), sino que "los ha incrementado de manera desorbitada un 60 por ciento" al situarlos en el 34,75 por ciento (14,75 antisubvención y 17,13% 'antidumping').

Esto, ha criticado, "deja muy tocado a un sector que es víctima del oportunismo de sus competidores en Estados Unidos, que quieren obtener una ventaja competitiva amparándose en la política proteccionista de Donald Trump".

El consejero ha reiterado que se trata de una "medida injusta que va directamente en contra del principal exportador de aceituna negra de mesa a EEUU".

El país norteamericano es el tercer consumidor mundial de aceituna de mesa, con unas 206.000 toneladas, siendo su potencial productor de unas 60.500 toneladas. "Estos datos lo convierten en un importador neto de este alimento, con unas 146.000 toneladas, de las que más de 100.000 proceden de Andalucía", lo que supone un 68,5 por ciento del total.

Es, añade, "un liderazgo que las empresas andaluzas se han ganado con su buen hacer, su competitividad, su tecnificación y su capacidad de adaptación a las necesidades del mercado", ha apostillado.

TRIBUNAL DE COMERCIO INTERNACIONAL

El titular andaluz de Agricultura ha señalado, no obstante, que "todavía no es una decisión firme", ya que en julio se conocerá el dictamen del Tribunal de Comercio Internacional, "que será quien tenga la última palabra al determinar si existe verdaderamente un daño al sector local de la aceituna norteamericana".

En este sentido, confía en que este segundo órgano administrativo "ponga cordura" en una situación que afecta a un sector que en Andalucía genera más de dos millones de jornales y 8.000 puestos de trabajo y reúne más de 16.000 explotaciones con alrededor de 95.000 hectáreas en total.

Andalucía, además, concentra 300 empresas entre las que se encuentran 206 entamadoras (54% del total del país) y 106 envasadoras. Esto se traduce en que produce el 77 por ciento del total nacional de aceituna de mesa y el 18 por ciento del total mundial, con una media de 450.000 toneladas: Sevilla aglutina el 70 por ciento de la producción.

Las consecuencias de esta medida podrían empezar a sentirse en Andalucía en la próxima campaña de verdeo, pues el cierre del mercado estadounidense hará que la industria demande menos aceituna, ya que prácticamente no ha habido tiempo para abrir nuevos mercados que puedan absorber esta producción.

La única opción es destinar la aceituna a producir aceite, algo que es posible debido a que este producto tiene esa doble aptitud y el mercado del aceite de oliva podría asumirlo. Esto no hace desaparecer el impacto en el empleo de las entamadoras, que se verá afectado y no se podrá recuperar hasta que no se incrementen las ventas.