Junta pide compensaciones a Gobierno por la merma de ingresos fiscales en PGE, sobre todo IRPF, que perjudica a las CCAA

La consejera de Hacienda y Administración Pública, María Jesús Montero
JESÚS PRIETO (EUROPA PRESS)/ARCHIVO
Publicado 04/04/2018 15:39:21CET

SEVILLA, 4 Abr. (EUROPA PRESS) -

La consejera de Hacienda y Administración Pública, María Jesús Montero, ha pedido al Gobierno central que establezca compensaciones a Andalucía por la "merma" de ingresos que suponen los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2018, especialmente en IRPF, con 150 millones menos para Andalucía, que perjudicará a todas las comunidades autónomas, a lo que se suma otra merma de 300 millones por decalaje de un mes en el nuevo sistema de información de la recaudación del IVA.

"Son unas cuentas ineficaces, que profundizan en la desigualdad y en la divergencia territorial", reflejando "un año más un castigo a Andalucía", se ha lamentado la consejera, para la que "en el ADN de estos prepuestos se transparenta los del PP".

Montero, en su valoración de los PGE para 2018 ha lamentado que el Gobierno con las cuentas presentadas "no reparte los ingresos con las comunidades autónomas, de forma que el Ejecutivo "se queda con el 86 por ciento del incremento de la recaudación para IRPF prevista para 2018", lo que cual se traduce en "una merma de 150 millones para Andalucía, que dejaremos de recibir en las transferencias", al afectar la reducción de ese impuesto a la base imponible, lo cual repercute en la parte cedida a las comunidades.

"La mitad de la rebaja en el IRPF la van a asumir las comunidades sin aplicar la Ley Orgánica de Financiación de las Comunidades Autónomas (Lofca), esto es, sin recibir ninguna compensación", se ha lamentado, quien critica la "falta de lealtad" del Gobierno al no convocar el Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) para explicar dicho impacto.

Montero espera que esa merma en el tramo autonómico del IRPF no afecte a las entregas a cuenta del año en curso "pues incluso las que nos pudieran comunicar podrían ir a al baja respecto a lo comunicado en julio".

En cuanto al IVA, la consejera ha explicado que estos PGE efectúan el cálculo en la recaudación sin contar el último mes, al existir un decalaje en dicha recaudación, lo cual supone 4.000 millones menos de IVA, que se traduce en que "Andalucía recibirá 300 millones menos".

"Cuando nos comuniquen las próximas entregas a cuenta de la liquidación de 2017 para elaborar los presupuestos andaluces de 2019, si esto no se corrige, la comunidad podría tener una merma de 300 millones, correspondiente a ese mes no contabilizado en la facturación por IVA", ha explicado Montero.

La consejera lamenta la "falta de diálogo" del Gobierno, el cual "cual Juan Palomo, está desarrollando políticas fiscales que afectan a las comunidades sin convocar el CPFF y sin compensar a las comunidades por el impacto de esas modificaciones fiscales en nuestras cuentas".

Asimismo, ha apuntado que "todos los años el Gobierno hace una estimación de ingresos no creíbles, que saben que no se van a cumplir", de forma que "el presupuesto para 2018 tiene un incremento del 8,3 por ciento sobre la recaudación efectiva de 2017", con un "agujero" entre lo previsto y lo recaudado de más de 7.000 millones.

Montero ha advertido asimismo sobre el "total oscurantismo" sobre las entregas a cuenta, de forma que "no se nos ha comunicado la cifra de dichas entregas, no las conocemos, solo tenemos datos provisionales remitidos en julio de 2017", donde se les comunicó una subida de recursos procedentes del sistema de financiación del 3,4 por ciento para Andalucía "pero ahora la subida presupuestaria es del cuatro por ciento para el conjunto de comunidades", de forma que "Andalucía sube un año más menos que el conjunto de comunidades", un dato que espera que "no se confirme".

"Nos tememos que un año más Andalucía reciba menos que el promedio que recibe las comunidades autónomas del conjunto de sistema de financiación", ha añadido la consejera.

Para Montero, el Gobierno "vuelve a decepcionar a los andaluces", porque "no se recupera la inversión, ni se apuesta por la revitalización de servicios públicos ni de revalorización de las pensiones en relación con el precio de la vida". "Estas cuentas no dan respuesta a urgencias sociales ni a retos a medio plazo, ni somos capaces de encauzar a este país para mejorar la competitividad y la modernidad", se lamenta.

La consejera ha rechazado que sean unos presupuestos sociales, de forma que "sigue bajando el gasto público, mientras que los ingresos se mantiene en torno al 38 por ciento de PIB". Lamenta que el gasto social sobre el gasto publico total se congela", lo cual denota que "la recuperación no llega a las familias".

Montero, quien recuerda el incumplimiento del Gobierno del objetivo de estabilidad y de déficit a costa de "poner la bota en el cuello de comunidades autónomas y ayuntamientos", ha apuntado que "el Estado compromete para 2018 una reducción en el déficit de más de 13.000 millones, a costa de comunidades autónomas y consistorios".

41 EUROS MENOS PARA CADA ANDALUZ

En materia de inversión, la consejera ha lamentado que Andalucía "recibe 176,2 euros por habitante, frente a la media nacional de 217,6 euros", con lo cual "cada andaluz recibe 41 euros menos que la media del resto de españoles", con lo cual figura en el puesto 13 de comunidades en financiación por habitante.

En ese sentido, ha indicado que Andalucía "recibe un 14,6 por ciento de la inversión del Estado, por debajo de su peso poblacional, cifrado en el 18 por ciento", con lo cual "incumple la Disposición Adicional Tercera del Estatuto".

Ha lamentado que "en 2018 estamos incluso por debajo del promedio de inversión que ha destinado Rajoy a Andalucía en los tiempos de crisis, promedio cifrado en 1.659 millones; Rajoy se supera a sí mismo". Ha añadido que "cuatro de las siete provincias con menor inversión son andaluzas, en concreto Sevilla, Córdoba, Málaga y Almería, y esta última es la provincia que menos inversión por habitante recibe de España".

La consejera asimismo ha lamentado que "el presupuesto para inversiones del Ministerio de Fomento está congelado para 2018".

Montero ha apuntado que el incremento de 320 millones en materia de inversiones para este año es "tramposo", puesto que "se debe casi en su totalidad a Defensa, al imputarse un buque BAN de 318 millones". En ese sentido, la consejera le ha pedido al delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz, que "aclare si es inversión real o un mero apunte contable, si es un nuevo pedido que va a generar empleo en Navantia o si corresponde a pedidos ya efectuados".

"RIDÍCULA" LA SUBIDA DE LAS PENSIONES

Por otro lado, ha recordado que con estos presupuestos "la recuperación no llega a las familias", de forma que "ni el 60 por ciento de asalariados andaluces ni el 70 por ciento de pensionistas andaluces se beneficiarán de la subida del mínimo exento de IRPF".

La consejera, quien califica de "ridícula" la subida en las pensiones, frente a la subida del coste de la vida, ha citado reducciones en vivienda, servicios sociales, empleo, educación o cultura, mientras que suben en "partidas no sociales, como defensa, servicios de carácter general o deuda pública".

Montero ha valorado el acuerdo entre Gobierno y sindicatos en materia salarial, pero cree que estas cuentas "no son los presupuestos de los empleados públicos, pues se mantiene la jornada laboral de 37,5 horas y se deja a criterio de Montoro quienes hagan 35 horas, en función del cumplimiento de los objetivos de déficit". Lamenta la "insuficiente" oferta de empleo público para Guardia Civil y Policía Nacional.

La consejera considera que "casi un 65 por ciento de la caída del paro entre 2011 y 2017 se debe al descenso de la población activa desde que gobierna Rajoy" y ha lamentado que "el 80 por ciento del empleo que se crea entre 2011 y 2017 son contratos a tiempo parcial".

Montero además ha lamentado el aumento de la "precariedad", especialmente entre los jóvenes y ha recordado la "congelación" del Fondo de Compensación Interterritorial (FCI).