Junta pide al Gobierno una armonización fiscal para evitar "carreras" entre CCAA y lamenta que no sabe la opinión del PP

Publicado 15/03/2018 15:14:48CET

SEVILLA, 15 Mar. (EUROPA PRESS) -

La consejera de Hacienda y Administración Pública, María Jesús Montero, ha pedido al Gobierno central una armonización fiscal en materia de tributos cedidos para evitar "carreras fiscales" entre las comunidades autónomas, tras lo que ha lamentado que no conoce "la opinión real del PP", toda vez que "donde gobierna dice una cosa y en la oposición dice otra" en este asunto.

En comparecencia en comisión parlamentaria, la consejera, quien ha resaltado la importancia de los impuestos y su papel "como redistribuidor de la riqueza y de la renta", ha apostado por hacer "pedagogía" sobre la importancia de pagar impuestos.

En ese sentido, ha advertido de que "una carrera por la bajada de impuestos puede traer consecuencias importantes en la bajada de las cuentas públicas", y ha lamentado que el Gobierno "parece que no está dispuesto a asumir sus competencias ni a emprender la necesaria armonización fiscal, para acabar con asimetrías fiscales entre comunidades mejor y peor financiadas".

Ha lamentado la consejera que esas asimestrías "posibilitan que comunidades con mejor financiación que la andaluza se pueden permitir que disminuya la fiscalidad sin afectar al funcionamiento de los servicios públicos", por lo que ha pedido al Gobierno que "como árbitro, ejerza su papel" y acometa la armonización fiscal para evitar esas "carreras fiscales" y evitar diferencias de tributación entre diversas comunidades.

Montero ha explicado que esta "ofensiva" de las comunidades se dirige a algunas figuras fiscales destinadas a gravar la riqueza, como Sucesiones, Donaciones o Patrimonio, que "se están poniendo en cuestión".

Ha lamentado la actitud del PP "que en vez de adoptar el papel de redistribuidores que debemos desarrollar las administraciones públicas, prima a los que más tienen". En ese sentido, a su juicio, "llama la atención las diferencias de opiniones entre dirigentes del PP, entre Feijoo y Cifuentes; no tienen la misma opinión".

Asimismo, considera que "no se puede decir una cosa en la oposición y otra en ámbitos de gobierno", por lo que le ha pedido al PP que "tenga en materia de fiscalidad una sola posición; asistimos a una posición en Andalucía, tienen diversas posiciones allí donde gobierna, y por otra parte, Montoro no tiene nada que decir".

Por ello, tras insistir en pedir la necesidad de acometer una armonización fiscal, "tal y como dijeron en el grupo de expertos", Montero ha reconocido si el PP "comparte o no esa armonización fiscal", toda vez que "hay diferentes expresiones, dependiendo de quien hable, que hacen imposible saber con exactitud qué opina el PP en relación con los tributos cedidos".

"Tiene que acabar esa indefinición, pues se está poniendo en cuestión la propia fiscalidad de España", se ha lamentado la consejera, quien ha animado al PP a que "si no creen en el impuesto de Sucesiones o Donaciones, que lo eliminen".

La consejera ha recordado que en Andalucía "hemos hecho un esfuerzo para intentar mejorar la tributación, modificando Sucesiones, de forma que sólo pagan el impuesto aquellos que heredan por encima del millón de euros", y ha apuntado que ello se hace "acompasado al sostenimiento de servicios públicos".

En materia de donaciones, la consejera, quien ha recordado que está regulado con la ley estatal, ha precisado que la reducción estatal del 95 por ciento cuando se trata de empresas y patrimonio histórico "Andalucía la ha mantenido intacta", aunque ha reconocido que "la regulación andaluza es más beneficiosa que la estatal en ciertos aspectos".

Montero ha indicado que el último año en Andalucia se han acometido 13.594 autoliquidaciones de particulares "lo que dio lugar a ingresos por 21 millones de euros, lo cual es una cantidad pequeña". Además, ha recordado que Andalucía "tiene una composición de renta distinta a la de otras comunidades", de forma que "sólo un uno por ciento superó los 200.000 euros de base imponible".

La consejera ha lamentado las "contradicciones" y la "irresponsabilidad del PP y le ha pedido que "exija en Andalucía lo que hace en otras comunidades autónomas".

"LEGISLAR A GOLPE DE TITULAR"

El diputado del PP José Antonio Miranda considera que la Junta "ha ido modificando Sucesiones y Donaciones a golpe de conveniencia política, de manifestaciones y de titular", de forma que considera que la Junta "no tiene un criterio serio y razonable para establecer impuestos en Andalucía ni tiene una planificación fiscal coherente".

"La Junta ha ido dándole bocados al sistema fiscal y al impuesto de Sucesiones, a golpe de miedo a perder el poder, con lo cual ha creado un desastre fiscal, con una regulación sin pies ni cabeza; no sabe lo que hacer en materia fiscal y no tiene criterio, porque son unos incompetentes", ha aseverado Miranda.

El diputado del PP cree que la Junta debería haber apoyado la reforma fiscal del PP "que es una reforma seria, responsable y que mejora la competitividad", lo cual denota que el Gobierno andaluz es "irresponsable".

Ha puesto una serie de casos donde personas humildes deben pagar impuesto de Donaciones, y la injusticia que supone respecto a otras comunidades como Madrid "y ante esa situación, la Junta es insensible". Ha añadido que el PP presentó en su momento enmiendas "para corregir esa injusticia", pero lamenta que "no ha hecho nada, pese a que está en su mano evitarlo".

Miranda ha pedido que la presidenta de la Junta "aclare cuáles son sus principios y criterios" y cree que la Junta "incurre en contradicciones".

También ha dejado clara su defensa del sistema fiscal y la importancia de los impuestos, de forma que asegura que el PP "no quiere que Andalucía sea un paraíso fiscal pero queremos que deje de ser un infierno fiscal".