La Junta ha resuelto positivamente más de 4.000 solicitudes desde 2008 de la extinta ayuda al alquiler

vivienda en alquiler
EUROPA PRESS
Actualizado 03/03/2012 12:25:35 CET

El Gobierno andaluz ve con "preocupación" que el Ejecutivo central haya suprimido "una de las medidas sociales que necesariamente se deberían haber mantenido"

CÓRDOBA, 3 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Delegación de Obras Públicas y Vivienda de la Junta de Andalucía en Córdoba ha resuelto positivamente un total de 4.047 solicitudes de jóvenes sobre la renta básica de emancipación, conocida como ayuda al alquiler, desde 2008 a diciembre de 2011, después de que el Gobierno central haya decidido suprimir la medida, aunque sin efecto para los que ya se les había concedido.

Según datos facilitados a Europa Press por el delegado de Obras Públicas y Vivienda, Francisco García, en dicho periodo de tiempo se han presentado 6.132 solicitudes, de las que se han estimado 4.047, se han denegado o archivado 1.812, "porque no cumplen los requisitos o no presentan la documentación requerida", y quedan pendientes de resolver 273 solicitudes, presentadas antes de que se suspendiera la norma a principios de este año.

En concreto, en 2011 se han estimado 916; se han archivado o denegado 45, y quedan pendientes las 273 solicitudes de un total de 1.234 presentadas durante el pasado año. En el balance general se puede observar que 2008 fue el año en el que se registraron más solicitudes, en total 2.287; mientras que en 2009 fueron 1.428 y en 2010, 1.183 solicitudes.

En cuanto a municipios, en la capital cordobesa se han contabilizado desde 2008 un total de 3.799 solicitudes; en Lucena, 235; en Cabra, 125; en Pozoblanco, 105; en Puente Genil, 101, y en Montilla, 83 solicitudes.

Cabe recordar que la renta básica de emancipación era una ayuda estatal dirigida a jóvenes de 22 a 30 años con ingresos igual o menor de 22.000 euros al año y el periodo de concesión era por cuatro años con una ayuda mensual de 210 euros al mes. Estaba regulada por el Real Decreto 7 noviembre de 2007 1472/2007 y era la Junta de Andalucía la que a través de la Consejería de Obras Públicas y Vivienda y sus delegaciones provinciales la que hacía el reconocimiento del derecho para posteriormente el Ejecutivo central ingresar las cantidades a los beneficiarios.

Al respecto, el delegado de la Junta explica que al principio, en 2008, se producían quejas por parte de los solicitantes criticando el tiempo que tardaban en recibir la ayuda, "varios meses" desde que se la concedían, pero el plazo de ingreso de las cantidades "se fue mejorando y perfeccionando y se ha acortado bastante". De este modo, "desde que está completo el expediente, que son pocos los que entran completos, hasta que el beneficiario recibe la ayuda", pasan entre unos dos y tres meses en la actualidad.

Para García, el hecho de que el Gobierno haya decidido suprimir la medida "es una preocupación", puesto que "era un buen instrumento porque facilitaba la emancipación a muchos jóvenes con trabajo, pero que necesitaban un empuje económico para poder emanciparse y alquilar una vivienda ajena al domicilio familiar", y también tenía la función de que "gracias a este tipo de ayudas muchas viviendas que estaba cerradas salían al mercado de alquiler".

Por tanto, es "una de las medidas sociales que necesariamente se deberían haber mantenido", dado que "el problema existe y cada vez, desgraciadamente, más todavía dentro del enorme paro juvenil en el país", según advierte el representante del gobierno andaluz, quien manifiesta que "aquellos que consiguen un trabajo no tienen gran remuneración y es absolutamente necesaria algún tipo de ayuda para que puedan dar el paso de comprometerse a alquilar una vivienda para hacer su vida y un hogar".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies