La Junta señala que el Plan Estatal de Vivienda llega "con retraso, escasa ambición y alejado de la realidad"

El consejero de Fomento, Felipe López, antes de la rueda de prensa
EUROPA PRESS/JUNTA DE ANDALUCÍA - Archivo
Publicado 10/03/2018 16:33:46CET

SEVILLA, 10 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Junta de Andalucía ha criticado este sábado el "retraso" con el que llega el nuevo Plan Estatal de Vivienda aprobado este pasado viernes por el Gobierno en Consejo de Ministros, así como ha señalado sus "insuficiencias, ya que está marcado por su escasa ambición, ausencia de novedades y una clara inadecuación de sus medidas a la realidad y a las necesidades y demandas sociales en este ámbito".

Así lo ha puesto de relieve en un comunicado el consejero de Fomento y Vivienda, Felipe López, quien ha calificado el plan de "escasamente ambicioso" y ha incidido en que no introduce "apenas innovaciones, ya que no presenta ninguna novedad respecto a las medidas que ya venimos impulsando en Andalucía en el marco de nuestro plan autonómico de vivienda".

El titular de Fomento y Vivienda ha señalado además que aquellas medidas novedosas del plan van a tener un impacto y un beneficio "muy limitado en Andalucía", como ocurre con el programa para el fomento de la adquisición de viviendas por parte de jóvenes.

A este respecto, López ha explicado que "deja fuera casi 90 por ciento de los jóvenes andaluces al haberse limitado su implantación a poblaciones de menos de 5.000 habitantes, por lo que tan sólo se podrán beneficiar de esta medida el 10,7 por ciento de los jóvenes andaluces, ya que la inmensa mayoría reside en áreas urbanas y en municipios medios por encima de esa cifra poblacional, todo un ejemplo claro de lejanía y desconexión con la realidad de este plan", según ha comentado.

El consejero ha resaltado que "en estos municipios de menor tamaño la demanda de vivienda es muy exigua, de hecho solo se encuentran inscritos en los registros de demandantes de vivienda 1.418 personas menores de 35 años en toda Andalucía, por lo que el impacto en el beneficio de estas ayudas será muy reducido", ha precisado, además de agregar que "desde Andalucía abogamos por medidas que tengan mayor potencia y alcance en estas poblaciones con una mayor demanda de vivienda.

Además, desde la Junta se recuerda que el nuevo plan está condicionado ahora a la aprobación de los presupuestos del Estado para 2018 sobre el que existen "muchas incertidumbres, por lo que mientras éstos no se aprueben este plan es sólo una mera declaración de intenciones".

AYUDAS AL ALQUILER

Igualmente, el máximo responsable autonómico de vivienda ha destacado también "la ausencia de mención expresa en este plan a la necesaria mejora del régimen y condiciones fijadas por el Estado para agilizar y dar mayor celeridad a la concesión de las ayudas al alquiler, como así lo ha venido reclamando el Gobierno andaluz especialmente la necesidad de que su concesión se hiciera por concurrencia no competitiva y se concedieran solo por el cumplimiento de los requisitos establecidos".

A juicio del consejero, "el plan lo único que sí establece son prioridades en vez de requisitos, lo que parece indicar que en la práctica pueda recurrirse a la concurrencia competitiva, con los perjuicios y retrasos que ello supone para la rápida concesión de unas ayudas necesarias para familias sin recursos".

Por otro lado, López ha resaltado "la excesiva demora en la aprobación de este plan que ha condicionado las políticas autonómicas de vivienda en estos 15 meses de retraso, lo que va a dificultar también su puesta en práctica por parte de las comunidades autónomas, puesto que a partir de ahora es necesaria la firma de un convenio previo que aún tardará unos meses en poder suscribirse".

PRESUPUESTO "INSUFICIENTE"

Sobre la dotación presupuestaria del plan que estará en vigor hasta 2021, la Administración andaluza considera su incremento --que ronda el 62 por ciento-- "insuficiente, ya que mantiene a España a la cola de los países europeos en materia de apoyo a las políticas de vivienda".

De esto modo, según la Junta, los recursos estatales destinados a vivienda suponen cada año un 0,03 por ciento del PIB, "muy lejos de los Estados de referencia en la UE cuyos niveles de inversión en vivienda alcanzan el 1,5 por ciento del PIB". Además, desde la Consejería de Fomento alertan de que, "en la última década, el gasto estatal en materia de vivienda viene sufriendo una caída continua de más de un 75 por ciento".