La Junta ultima el proceso de regulación de las comunidades de regantes de las demarcaciones intracomunitarias

El consejero andaluz José Fiscal, en Comisión de Medio Ambiente del Parlamento
EUROPA PRESS/JUNTA DE ANDALUCÍA - Archivo
Publicado 13/03/2018 17:29:33CET

SEVILLA, 13 Mar. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía, José Fiscal, ha manifestado en el Parlamento andaluz que su departamento ha culminado el proceso de regularización de los aprovechamientos hídricos en la totalidad de las Comunidades de Regantes de las zonas de regables de la Demarcación del Tinto-Odiel-Piedras y está a punto de concluir las de la Demarcación del Guadalete Barbate.

Según ha precisado a pregunta del PP en la Comisión de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, en el caso de la Demarcación de las Cuencas Mediterráneas, debido al elevado número de regantes se necesitará más tiempo, aunque se está trabajando para que se complete lo antes posible.

Fiscal, que ha recordado la obligatoriedad del paso, ha aclarado que no obstante, en muchas ocasiones se produce demora en la tramitación, ya que las solicitudes presentadas por los regantes no se adaptan a la normativa y se debe realizar requerimientos de subsanación.

Durante su intervención, el consejero ha destacado que para facilitar la formación de estas comunidades la Consejería dispone de un canal de administración electrónica mediante el cual se pueden presentar telemáticamente todos los documentos necesarios para la constitución de la comunidad de usuarios, además de disponer de un modelo de solicitud.

Hay que subrayar que, una vez presentada la documentación requerida, la administración tiene la obligación de resolverla en un plazo máximo de seis meses, teniendo el silencio administrativo un efecto desestimatorio.

Por su parte, la diputada popular Patricia Navarro ha recalcado la conveniencia de "mantener la prioridad" sobre aquellas actuaciones que por parte de las administraciones competentes deban ponerse en marcha para el consumo humano y el riego, si bien ha lamentado que, según los afectados, hay "mil y una trabas que eternizan la concesión del expediente, que es la base para poder solicitar la concesión de aguas".

Hace falta, a su juicio, agilizar los trámites administrativos en tanto que estas demoras suponen "una verdadera rémora para el progreso general", así como más asistencia a los agricultores y concienciación y pedagogía "para que no haya regantes al margen de la ley", convirtiendo a los regantes en "el principal aliado en la lucha contra la sequía".