La Junta, "vigilante" respecto a los procesos erosivos del Guadalquivir, recuerda que la evaluación compete al Estado

 

La Junta, "vigilante" respecto a los procesos erosivos del Guadalquivir, recuerda que la evaluación compete al Estado

Río Guadalquivir a su paso por Sevilla
EUROPA PRESS
Publicado 25/04/2017 16:42:01CET

SEVILLA, 25 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía se ha manifestado "vigilante" respecto a los procesos erosivos registrados en el tramo bajo y la desembocadura del río Guadalquivir, no obstante lo cual ha recordado que es el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente el que debe realizar la evaluación de las repercusiones ambientales de los dragados promovidos por la Autoridad Portuaria de Sevilla.

Ello responde a una pregunta del Grupo de Ciudadanos en la Comisión de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio del Parlamento andaluz, en la que la formación naranja se interesaba por los efectos de los "incontrolados" dragados de mantenimiento en el cauce fluvial del Guadalquivir.

A ello, el consejero del ramo, José Fiscal, ha incidido en la necesidad de "dejar claro dónde radica la responsabilidad administrativa en el control de los dragados de mantenimiento y sus repercusiones, y en la prevención y el control de sus posibles efectos negativos", ya que las competencias del río la ostenta la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG), organismo dependiente del ministerio

Respecto a las responsabilidades de la Consejería, el consejero ha aclarado que éstas giran en torno al control de la generación de residuos de los dragados, su caracterización y su correcta gestión, así como en las autorizaciones de uso en zona de servidumbre de protección del dominio público marítimo terrestre.

No obstante, Fiscal ha asegurado que el Gobierno andaluz estará atento a los procesos erosivos que se producen en el tramo bajo del Guadalquivir y su desembocadura y que exigirá la actuación de la administración competente cuando sea necesario.

Durante su intervención en el Parlamento andaluz, el titular de Medio Ambiente ha dejado claro que los dragados de mantenimiento que realiza la Autoridad Portuaria de Sevilla "no son incontrolados", sino que están sometidos a distintas autorizaciones tanto por parte de la Consejería como del Ministerio, además de no ser la causa del deterioro que puedan padecer las márgenes del Guadalquivir. Y es que en esta erosión suponen una parte muy principal los procesos de oleaje originados por la navegación de grandes buques.

Fiscal ha recordado que la Junta de Andalucía se opuso al dragado de profundización en el Guadalquivir, entre otros aspectos porque no incluía garantías de que las embarcaciones de mayor calado y, por tanto, generadoras de mayor movimiento de aguas no perjudicaran las márgenes del río.

La parlamentaria de Ciudadanos Marta Escrivá, por su parte, ha advertido de que el ancho y la profundidad del Guadalquivir son "cada vez mayores" y de que "se están perdiendo las márgenes y la salinidad del agua va en aumento", con el perjuicio que ello supone para los agricultores y la avifauna existente en Doñana.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies