Los loros colaboran en la dispersión de semillas de la araucaria brasileña

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico

Los loros colaboran en la dispersión de semillas de la araucaria brasileña

Publicado 18/10/2016 12:18:46CET

MADRID/SEVILLA, 18 Oct. (EUROPA PRESS) -

Investigadores del Museo Nacional de Ciencias Naturales, la Estación Biológica de Doñana, ambos del CSIC, y varias universidades brasileñas han comprobado que los loros, que se consideraban nocivos para las plantas, en realidad ayudan a la araucaria brasileña a dispersar sus semillas.

Es la primera vez que se describe esta relación de simbiosis entre loros y plantas, en la que ambos protagonistas corren peligro de desaparecer, según ha informado el CSIC en un comunicado tras la publicación de esta investigación en 'Scientific Report'.

Según explica este organismo, hasta ahora, se consideraba a los loros perjudiciales para las plantas porque destruyen las semillas de las que se alimentan impidiendo su dispersión. Sin embargo, esta investigación describe su papel como depredador y al mismo tiempo como dispersor de semillas de la araucaria brasileña, una especie en peligro de extinción.

"Muchas veces los loros transportan las semillas en el pico a cierta distancia de las araucarias para consumirlas en otros lugares, y con frecuencia tiran las semillas a medio comer. Hemos descubiertos que las semillas que son picoteadas germinan mejor que las que no muestran daños", explica el científico del Museo Nacional de Ciencias naturales, Guillermo Blanco.

Asimismo, señala que han descubierto que las semillas de estas plantas tienen un efecto saciante en los loros que las consumen: "Las grandes semillas han evolucionado para atraer a los consumidores a la vez que los sacian, provocando que deshechen las semillas viables sin terminar de consumirlas", aclara.

Para este trabajo, los investigadores estudiaron el comportamiento de nueve especies diferentes de loros en varias áreas. Ocho de las nueves especies consumieron el 48% de las semillas, de las que el 22,5% fueron dispersadas porque las dejaron caer de sus picos sin consumirlas del todo.

Cinco de estas especies de loros llevaron las semillas unos 250 metros, una distancia muy similar a las especies que se consideran excelentes dispersadores de la araucaria brasileña, como los arrendajos neotropicales.

"Nuestros datos confirman las relaciones mutualistas entre dos especies en vías de extinción por la amenaza que supone el comercio de loros como mascota y tala de bosques de araucaria", concluye Blanco.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies