La madre maltratada obligada a devolver a sus hijos a su expareja en Italia recurre ante el TSJA

Actualizado 25/05/2017 8:11:04 CET

GRANADA, 24 May. (EUROPA PRESS) -

Juana Rivas, la mujer de Maracena (Granada) a la que la justicia ha ordenado la "inmediata restitución" de sus dos hijos de once y tres años a Italia con su padre, condenado en 2009 por maltratarla, formalizará este jueves su recurso por infracción procesal ante el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA).

El recurso se presentará después de que la Audiencia Provincial confirmara el pasado mes de abril la sentencia del Juzgado de Primera Instancia 3 de Granada que ordenó que los menores fueran devueltos al domicilio del padre en Calafonte (Italia) y condenó a la mujer a pagar las costas del procedimiento al entender que había "sustraído" a los niños, tomando "la justicia por su mano" y trayéndolos a España.

La directora del área de Igualdad del Ayuntamiento de Maracena y responsable del Centro de la Mujer de esa localidad, Francisca Granados, ha señalado a Europa Press que la argumentación del recurso --cuyo plazo para presentarlo culmina este jueves-- hace hincapié en la existencia de errores en el proceso que, además de incumplir la normativa, también han provocado que se "vulneren derechos fundamentales" y el derecho a la tutela judicial efectiva.

Se ha referido expresamente al hecho de que los menores fueron evaluados en su momento por una psicóloga y no por "un equipo multidisciplinar, colegiado y especializado en violencia de género" como es la Unidad de Valoración Integral de Violencia de Género, que opera desde el Instituto de Medicina Legal.

Este extremo es obligatorio, según precisa Granados, tras las últimas reformas incluidas en la Ley del Menor y la ley integral para la violencia de género, entre otras normativas, precisamente para visibilizar y dar una mejor respuesta a los menores que padecen esta lacra.

Juana Rivas ha defendido estos meses atrás que los niños han presenciado los episodios violentos durante estos años y no quieren volver con su progenitor, especialmente el mayor.

Afirma que debido a esta situación de supuesto maltrato tuvo que "escapar" de la pequeña isla de Carloforte donde vivía con su expareja, el cual fue condenado a prisión en 2009 por el Juzgado de lo Penal 2 de Granada por un delito de lesiones en el ámbito familiar.

El asunto ha sido canalizado por el Centro de la Mujer de Maracena que, además de dar apoyo jurídico y social, ha puesto en marcha diversas iniciativas sociales para que los hijos de Juana no regresen a Italia bajo la custodia de su padre.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies