Maíllo: Con el acuerdo en financiación "hace aguas" el discurso de Díaz "de no poder llegar a acuerdos por la izquierda"

Maíllo este lunes en rueda de prensa
IULV-CA
Publicado 05/03/2018 14:11:00CET

SEVILLA, 5 Mar. (EUROPA PRESS) -

El coordinador general y portavoz parlamentario de IULV-CA, Antonio Maíllo, ha advertido este lunes de que el acuerdo alcanzado entre el PSOE-A, Podemos Andalucía y la coalición de izquierdas sobre el nuevo modelo de financiación autonómica "demuestra que hace aguas el mensaje que ha estado intentando vender la presidenta de la Junta, Susana Díaz, a lo largo de esta legislatura", cuando ha defendido que su acuerdo con Cs "lo era porque no podía haber acuerdo a su izquierda".

En rueda de prensa, el líder andaluz de IU ha recalcado que el acuerdo en materia de financiación entre los tres partidos de izquierdas "demuestra que cuando ha habido posibilidades y se ha abierto esa posibilidad --de alcanzar acuerdos por la izquierda-- se ha desarrollado".

Por eso, ha hecho hincapié en que "se produce una profunda contradicción y se desmiente con la realidad el mensaje que ha estado dando Susana Díaz en el que quería justificar lo que ahora intenta tapar, el acuerdo con Cs".

"El acuerdo entre el PSOE-A, Podemos e IU demuestra que se podía hacer cuando se habla de política, de propuestas concretas de financiación y cuando se aborda la defensa de una Andalucía federal en un marco estatal en el que el debate territorial, que está enmarcado con el debate de la financiación, se basa en el criterio de suficiencia financiera, equilibrio presupuestario, corresponsabilidad y solidaridad entre territorios", ha abundado Maíllo.

VOTOS PARTICULARES DE IULV-CA

Así las cosas, el coordinador general de la coalición de izquierdas también ha explicado que si bien IU es una de las formaciones que ha participado en el informe que ha aprobado el grupo de trabajo de la financiación autonómica, han registrado dos votos particulares al mismo que recogen "posicionamientos políticos sobre temas que son sustanciales para IU".

Tras señalar que hablar del modelo de financiación lleva implícito hablar del mantenimiento de los servicios públicos y saber con cuántos ingreso se cuenta para eso; Maíllo ha explicado que el primero de los votos particulares de IU recoge la necesidad de llevar a cabo una reforma fiscal que acompañe a una obtención de ingresos "que permita la suficiencia financiera para los servicios".

Así, y para recaudar los 16.000 millones extras en el modelo de financiación que refleja el texto aprobado, IULV-CA entiende que debe abordarse una reforma fiscal que aumente la progresividad para "que pague impuestos quien más tiene"; y plantear una mayor homogeneidad de las rentas del trabajo y las rentas del capital, "para que no sean los trabajadores los que tengan que sostener el sistema fiscal". También incide en la lucha contra el fraude fiscal, que debe conllevar "una de las líneas más importantes en la reforma fiscal".

De otro lado, el segundo voto particular de la formación que lidera Maíllo reclama un cambio de las reglas de estabilidad fiscal. "Ahora mismo las reglas fiscales son contraproducentes para el desarrollo económico y social de Andalucía", ha abundado Maíllo, antes de recalcar que "hay una jerarquía de prioridades antisocial que se consagró con la reforma del artículo 135 de la Constitución de techo de gasto".

Y además, ha señalado que la ley de estabilidad presupuestaria "ha eliminado lo que dice la Constitución en su artículo 1.1 cuando consagra España como un Estado social y democrático de derecho".

"Hay que modificar con carácter urgente la regla de gasto para que las comunidades y las corporaciones locales puedan tener una flexibilidad que garantice la prestación de los servicios públicos con niveles suficientes", ha explicado Maíllo.