Se mantiene en Jaén el número de robos, pero desciende en un 60% la aceituna robada y crece un 54% la recuperada

Reunión de balance de la campaña de aceituna
SUNDELEGACIÓN DEL GOBIERNO EN JAÉN
Publicado 22/02/2018 14:32:59CET

JAÉN, 22 Feb. (EUROPA PRESS) -

La campaña de recogida de aceituna, que ya se encuentra prácticamente finalizada, ha registrado el mismo número de robos y hurtos de aceituna aunque se ha reducido en un 60 por ciento la cantidad de aceituna de robada, al tiempo que la labor de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado (FCSE) ha permitido incrementar en un 54 por ciento la aceituna recuperada.

La subdelegada del Gobierno en Jaén, Francisca Molina, que se ha reunido con responsables de las FCSE y de la Inspección de Trabajo, así como con representantes de las organizaciones agrarias, ha informado de que la Guardia Civil "ha recuperado el 54 por ciento de la aceituna sustraída hasta el momento".

En concreto, han sido 139.030 kilos de aceituna los que se han logrado recuperar de un total de 255.572 kilos sustraídos. El año pasado sólo se logró recuperar el 17,53 por ciento de los 420.000 kilos sustraídos.

Por su parte, el teniente coronel de la Comandancia de la Guardia Civil en Jaén, Luis Ortega, ha señalado que son unas cifras "bastante positivas" y ha indicado que este año los agricultores "se han concienciado mucho más con respecto a la sustracción de aceituna".

En lo que se refiere al número de infracciones penales (hurtos y robos) registradas en la presente campaña de recolección de aceituna, Ortega ha indicado que la Guardia Civil ha contabilizado 199 infracciones penales, a las que hay que añadir otras cuatro más en demarcación de la Policía Nacional.

Actualmente hay 85 personas que constan como detenidas o investigadas por estas infracciones penales, un número que puede incrementarse ya que procedimientos, operaciones e investigaciones que están todavía abiertas.

Respecto a la campaña 2016/2017, Ortega ha señalado que el número de infracciones penales fue de 201, prácticamente el mismo número que en la presente, aunque eso sí, la cantidad de aceituna robada ha bajado y la recuperada ha subido considerablemente. La comarca de la Loma sigue siendo la más castigada una campaña más por los robos y hurtos.

Ortega ha destacado la labor de los equipos ROCA de la Guardia Civil por "su experiencia en investigación, en documentación y en estudio exclusivo de este tipo de delincuencia específica" está contribuyendo "muchísimo" a acotar los robos durante la campaña.

Asimsimo, ha subrayado el hecho de que el pasado año, el 35 por ciento de la aceituna sustraída fue de aceituna recolectada, lo que suponía que el delincuente se llevaba el producto pero también el beneficio de la recolección, sin embargo, esta campaña ha habido más concienciación ya que solo un 24 por ciento de la aceituna sustraída estaba ya recolectada, lo que se traduce en un descenso del once por ciento. "Agradecemos que nuestros agricultores se estén concienciando de que no se puede dejar la aceituna ya recogida en los tajos", ha señalado Ortega, en línea con la subdelegada que ha insistido en que "la seguridad es cosa de todos".

FECHA DE REBUSCA

En otro orden de cosas, la subdelegada del Gobierno ha confirmado la fecha de la rebusca de aceituna que podrá iniciarse el próximo día 1 de marzo, manteniéndose la fecha orientativa que figuraba en la circular de la Delegación del Gobierno en Andalucía de 27 de noviembre sobre ordenación de esta faena en la campaña 2017-2018, tras haber consultado con las organizaciones agrarias.

"Como ya ocurrió en las pasadas campañas, se ha decidido confirmar la fecha acordada en su momento al estarse cumpliendo las previsiones sobre el desarrollo de la recolección", ha señalado la subdelegada.

Francisca Molina ha recordado que, tal y como dispone la circular sobre la ordenación del transporte, circulación, recepción y venta de aceituna, la rebusca "solo se podrá efectuar en las fincas y por las personas a las que los propietarios de las mismas hayan autorizado expresamente por escrito".

En la autorización deberán figurar los datos del dueño del olivar y de la persona autorizada para la rebusca, así como el nombre y el plano SIG-PAC de la finca, firmado por el titular, que permite identificarla geográficamente. Esta documentación deberá estar a disposición de los agentes de la autoridad que la soliciten.