Nace 'Braitico', primer método oficial inclusivo para aprender braille desde la cuna

Contador
Publicado 13/02/2018 18:09:19CET

Alumnos usuarios de braille de centros educativos de Sevilla han participado en un taller práctico para demostrar cómo funciona el método

SEVILLA, 13 Feb. (EUROPA PRESS) -

La ONCE va a introducir en todas las aulas donde haya escolarizado algún alumno con discapacidad visual, a lo largo del presente curso escolar, el método 'Braitico', con el que miles de niños, compañeros de sus clases, podrán descubrir el braille de una manera divertida, cercana y sencilla. El niño ciego aprenderá braille al mismo ritmo que sus compañeros aprenden a leer y escribir, gracias a la base didáctica, neurológica y tecnológica de la nueva herramienta.

Para presentar este innovador sistema, que pretende que los niños ciegos aprendan braille desde el momento en que nacen, un grupo de ocho alumnos usuarios de braille de 1º a 5º de Primaria de distintos centros educativos de Sevilla han participado esta tarde en un taller práctico para demostrar cómo funciona el método, guiados por tres de las maestras de la ONCE andaluzas que han estado en el origen del proyecto --Amelia Estévez Pérez, Concha Ruíz Flores y Cristina Ruíz Joya--, y que son las están llevando a cabo la formación de los maestros del CRE para que conozcan el método.

Los niños manejaron el ordenador y las actividades informáticas que despliega 'Braitico' desde sus pupitres.

En la presentación han estado presentes el delegado territorial de la ONCE en Andalucía, Ceuta y Melilla, Cristóbal Martínez, la directora general de Participación y Equidad de la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía, Isabel González, la delegada territorial de Educación de la Junta de Andalucía en Sevilla, Francisca Aparicio, la directora del CRE de Sevilla, Eva Pérez, y la directora pedagógica del centro, Carmen de Miguel, y el vicepresidente del Consejo Territorial de la ONCE, Diego Delgado.

Este nueva didáctica 'Braitico' favorecerá que los escolares ciegos que aprendan a leer y a escribir en braille lo hagan de la misma manera dentro y fuera del aula, fomentando además que el resto de sus compañeros se interesen, conozcan y familiaricen con este código.
Se convierte así en el primer método oficial e inclusivo para aprender braille, que va más allá del simple aprendizaje de un código de lectoescritura, pues comienza cuando el niño nace y continúa durante toda su escolarización, siempre con una base didáctica y neurológica basada en los últimas innovaciones educativas.

Auspiciado por la Comisión Braille Española (CBE), 'Braitico' es fruto del trabajo realizado por un importante número de profesores y educadores de la ONCE de toda España. El objetivo es que se convierta en una herramienta fundamental para más de 400 docentes de todo el país que tienen a alumnos ciegos en sus aulas y que hasta ahora no contaban con un método apropiado para desarrollar un programa de alfabetización tan necesario para conseguir un grado idóneo de inclusión en el aula.

TIC AL SERVICIO DEL APRENDIZAJE BRAILLE

Nacido de la idea de que el aprendizaje braille es una completa alfabetización y de que las TIC deben formar parte de ese proceso, 'Braitico' se divide en cuatro módulos diferenciados por la edad, desde el nacimiento hasta el final de la Educación Primaria (de 0 a 12 años aproximadamente).

'Manitas' es el nombre del primer módulo, dirigido a la alfabetización y habilidades previas al braille (0 a 2 años).

Se trata de despertar el deseo por el mundo y proporcionar experiencias, ejercitando el desarrollo sensorial, el esquema corporal y la lateralidad, la coordinación psicomotora, la percepción sensorial, los conceptos básicos, el desarrollo de la percepción háptica (al tacto) y la motivación hacia la lectura. Cuenta con un software para el maestro en el que puede seguir toda la secuencia y los objetivos y actividades para esta etapa y un banco de recursos, consistente en las canciones y retahílas que se utilizan en las diferentes actividades.

El módulo 2 'A punto' contempla la prelectura y preescritura braille (de 2 a 4/5 años). Busca iniciar un aprendizaje intencional, pasar del tridimensional al plano y comprender la estructura del signo generador y, por tanto, del braille. Se divide en cinco competencias: lenguaje oral, competencia motriz y manipulativa, competencia cognitiva, técnica prelectora y técnica preescritora, cada una de las cuales se ha relacionado con un tema vinculado a los niños de Educación Infantil (la granja-escuela, el cumpleaños, el parque, el colegio o la banda de música).

Con el módulo 3 'Brailleo' se aprende a leer y escribir en braille (de 4/5 a 7/8 años), lo que consituye la enseñanza de la lectoescritura como tal para que el manejo de este código permita mantener su nivel educativo. Se trabaja la secuencia de letras más acorde con las necesidades del alumno ciego.

Por último, el módulo 4 'Superbraille 4.0.' (de 7/8 a 12/13 años) pretende afianzar el braille para su uso con velocidad, eficacia, utilidad y placer. Está distribuido en cinco competencias: precisión, técnica lectoescritora, organización y tratamiento de la información, y técnicas de estudio, comprensión y velocidad. Se trabaja fundamentalmente desde el ordenador y con libros y papel.

ATENCIÓN EDUCATIVA A 1.770 ALUMNOS CIEGOS

En la actualidad, la ONCE atiende a 1.770 alumnos ciegos o con discapacidad visual grave en Andalucía a través de un sistema integral de apoyo, que contempla al alumnado, los centros escolares y las familias, con el objetivo de que su incorporación se realice en igualdad de condiciones.

Este alumnado, independientemente de su lugar de residencia, recibe el apoyo especializado de alguno de los equipos específicos de atención educativa repartidos por todo el Estado para garantizar la atención a los estudiantes en todas las etapas educativas. Estos equipos forman parte de los recursos que la ONCE y las Administraciones Educativas de las comunidades autónomas establecen en los convenios de colaboración para la atención educativa a personas con ceguera o discapacidad visual grave.

Para cada alumno se elabora un Plan Individualizado de Atención, según sus necesidades, y se le asigna un maestro o maestra itinerante encargado, entre otras funciones, de asesorar al centro y al profesorado de aula, asesorar y orientar a las familias y realizar el apoyo directo que necesite cada alumno.

El 99,6 por ciento de estos estudiantes está escolarizado en centros educativos ordinarios respondiendo al principio de una enseñanza enseñanza inclusiva, que es posible gracias a su esfuerzo y la colaboración y el apoyo específico de los equipos de la ONCE y de la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía.

Esos 1.770 alumnos con ceguera y discapacidad visual grave se reparten en este curso 2017/18 entre los diferentes niveles educativos: 317 escolares comienzan la Educación Infantil; 348 están escolarizados en Educación Primaria; 237 han llegado a la Educación Secundaria Obligatoria; 73 cursan Bachillerato; 91 se preparan en la Formación Profesional; 173 se enfrentan a la Universidad; y 531 están inscritos en otro tipo de enseñanzas.