Nieto (PP) culpa al PSOE, por negar la información de los ERE, de que él incluyera a Cristina Ruiz en su lista

José Antonio Nieto Durante La Rueda De Prensa
EUROPA PRESS
Actualizado 28/04/2011 15:38:59 CET

Subraya que al parecer estuvieron relacionados también el número 7 del PSOE en Montoro y el delegado de Empleo de la Junta

CÓRDOBA, 28 Abr. (EUROPA PRESS) -

El presidente provincial del PP en Córdoba y candidato a la Alcaldía de la capital cordobesa, José Antonio Nieto, ha culpado al PSOE de que él incluyera en su candidatura a Cristina Ruiz, supuesta implicada en los ERE irregulares, algo que Nieto no sabía porque los socialistas se negaron a crear una comisión de investigación sobre los ERE en el Parlamento andaluz.

En rueda de prensa, Nieto ha reaccionado así tras conocerse, que Rafael Ruiz, padre de Cristina Ruiz, que este pasado lunes dimitió como integrante de la candidatura que encabeza Nieto, cobró en concepto de una prejubilación falsa que le tramitó el exdirector general de Trabajo de la Junta Javier Guerrero, uno de los principales imputados en la trama de los ERE irregulares. Por esta circunstancia, el padre de la excandidata del PP llegó a prestar declaración como detenido en Sevilla el pasado 22 de marzo, imputándosele la presunta comisión de un delito de tráfico de influencias.

Ante esto, Nieto ha asegurado este jueves, tras reconocer que Cristina Ruiz ocupó a propuesta suya el puesto 22 de su lista a las municipales de Córdoba, que no la conocía en 2006, cuando ella era gerente de Promi y estuvo relacionada con la gestión de un ERE en el que han aparecido ocho supuestos intrusos, aunque ha subrayado que "parece" que también estuvieron relacionados con la gestión de dicho ERE irregular un candidato del PSOE (el número siete) a las municipales de Montoro (Córdoba), entonces representante sindical en Promi, y el actual delegado de Empleo de la Junta de Andalucía en Córdoba, Antonio Fernández.

En cuanto a Cristina Ruiz, el también diputado regional del PP por Córdoba en el Parlamento de Andalucía ha reconocido que sabía que su excompañera de candidatura participó en la gestión de dicho ERE en Promi, pero que ignoraba que éste fuese uno de los ERE irregulares ahora detectados, algo que habría conocido, según ha destacado, "si el PSOE no hubiese rechazado en cuatro ocasiones crear una comisión de investigación sobre los ERE" en la Cámara autonómica, ya que "solo el PSOE", además de la Policía y el juzgado sevillano que investiga la trama, tenían acceso a esa información, "y ahora también la tienen algunos medios de comunicación".

Por ello y, dado que no ha llegado a conocer personalmente al padre de Cristina Ruiz, se siente responsable, según ha ironizado, "de no haberle puesto detectives y haber investigado" a todos los integrantes de la candidatura que él encabeza "ni a sus familiares", lo que habría evitado que Nieto propusiera a Ruiz que fuese en su lista, la cual dejó en cuanto el líder provincial del PP en Córdoba se enteró por la prensa la supuesta implicación de ésta en un ERE irregular.

En consecuencia, según Nieto, "el PP no tiene ninguna vinculación con este asunto", mientras que el PSOE, "rotundamente sí, está manchado" por la trama de los ERE irregulares y ahora, a cuenta del caso de Cristina Ruiz ha montado "un revuelo artificial", puesto que la excandidata del PP "no está imputada" y el candidato popular no cree que llegue a estarlo.

RUIZ NO SABÍA NADA

Es más, según las conversaciones que ha mantenido José Antonio Nieto con Cristina Ruiz "en los últimos días", la versión de ésta última es que "lo que firma su padre es una póliza con una empresa", ignorando "que se trataba de un ERE falso en Cespa", empresa radicada en Sevilla y con la que el padre de la excandidata del PP no había tenido relación laboral alguna, añadiendo Nieto que "nadie puede pensar que la propia Cristina Ruiz es la que ha tomado esa decisión", ya que "la han tomado otros por Cristina Ruiz y son otros los que habrán actuado en esa situación".

De hecho, Cristina Ruiz, que "vive en Madrid, no sabía", según le ha manifestado a Nieto, que su padre había sido detenido y que prestó declaración el pasado marzo ante el juzgado que investiga los ERE supuestamente irregulares, aunque también ha trascendido que la excandidata remitió una carta a Javier Guerrero en la que le dio "gracias por la ayuda que te ofreces a dar a mi padre".

En cualquier caso, Nieto tiene claro que, de haber conocido con anterioridad estos datos, "Cristina Ruiz no habría aparecido en el número 22 de la candidatura del PP" para las municipales en Córdoba, siendo consciente igualmente el líder popular cordobés de que, "si Cristina Ruiz no hubiese sido candidata del PP", su presunta implicación en los ERE irregulares no habría sido noticia.

ORIGEN DEL CASO

El origen del caso del padre de Cristina Ruiz está en una carta que, el 27 de marzo de 2007, remitió Javier Guerrero (por entonces director general de Trabajo) a la aseguradora Personal Life autorizando el pago de diversas cantidades. La misiva concluye señalando que, "por otra parte, les ruego destinen 300.000 euros para suscribir pólizas" con tres personas, entre las que se encuentra Rafael Ruiz. Según la investigación interna realizada por la Consejería de Empleo, sería uno de los siete intrusos detectados (del total de 72 descubiertos) que cobrarían una prejubilación sin estar adscritos al ERE de ninguna empresa.

En su declaración judicial, admitió que Javier Guerrero es "amigo suyo desde hace 14 años" y que lo llamó por teléfono "y le expuso su problema" cuando se le acabaron los dos años de paro tras quedarse desempleado en 2005. Esto lo indicó en relación con una póliza de la aseguradora Fortia Vida, ya que en relación con las de Personal Life indicó que "no tiene conocimiento alguno respecto a su inclusión como asegurado", que "no es el titular de esa cuenta ni ha percibido cantidad alguna" en relación con las mismas.

En su declaración, el padre de la ya excandidata del PP relata que quedó en la puerta de El Corte Inglés de Córdoba con el representante de una aseguradora, que fue el que le tramitó la documentación. Meses después, "una señorita que se identificó como la secretaria del señor Guerrero le comunicó por teléfono que se pasara por la Consejería de Empleo para firmar unas pólizas a su nombre". Todas estas pólizas tienen como tomador a la propia Dirección General de Trabajo y Seguridad Social de la Junta de Andalucía.

El dinero empezó a cobrarlo desde finales de 2008 en una cuenta bancaria, alegando en el momento de la declaración que desconocía las cantidades percibidas. Eso sí, el Consorcio de Seguros le comunicó que la compañía se había disuelto y que asumía las cantidades restantes, una liquidación que calcula en unos 58.000 euros.

Por su parte, Cristina Ruiz tramitó cuando era gerente de la Fundación Promi un ERE en el que, al final, se acabaron incorporando ocho falsos prejubilados y asimismo se han detectado nueve irregularidades más. La excandidata del PP aseguró el lunes que cumplió todos los trámites legales y que "jamás" se hará "responsable del trabajo que se realizara desde la Junta".