El nuevo gobierno provincial de PSOE e IU apuesta por el empleo y las políticas sociales

La nueva Corporación provincial
EUROPA PRESS/DIPUTACIÓN DE CÓRDOBA
Publicado 25/06/2015 16:13:15CET

El PP espera que su relevo en el gobierno no afecte a "las grandes líneas estratégicas" hasta ahora desarrolladas

CÓRDOBA, 25 Jun. (EUROPA PRESS) -

Los portavoces de PSOE e IU en la Diputación de Córdoba, Ana María Carrillo y Francisco Ángel Sánchez, respectivamente, han coincidido en anunciar, en nombre del nuevo gobierno de coalición que han constituido en la institución provincial, su apuesta por el empleo y las políticas sociales.

Así, la portavoz socialista ha señalado que, siguiendo el mandato de los ciudadanos, han conformado, los 12 diputados provinciales del PSOE y los tres de IU, "un gobierno práctico", a la par que "fuerte y estable, para ofrecer "seguridad y confianza", que dé prioridad a "la base del dialogo y del consenso en la vida de esta institución", con todos los grupos y que actúe desde "la cercanía, el compromiso, la honestidad, la generosidad, la participación".

Con esa base, según ha argumentado Carrillo, hay que "trazar una hoja de ruta en la que impulsemos el desarrollo de la provincia", asumiendo "la responsabilidad de atender las necesidades de nuestros municipios, pero sobre todo tenemos la obligación de escuchar a las personas, a nuestros vecinos y vecinas que ven en nosotros una tabla de salvación a sus problemas" y, "para atender a todas esas personas que nos necesitan debemos reforzar los servicios públicos y de calidad, garantizando las prestación de los servicios básicos en cada uno de los municipios".

En consecuencia, según ha destacado la portavoz del PSOE, hay que "poner en marcha políticas de apoyo a las familias, con una mayor protección a los más débiles pero, sobre todo y como primer objetivo", es preciso "trabajar todos al unísono en la creación de empleo en nuestra provincia, que sea un balón de oxígeno para las personas que peor lo están pasando y que sirvan de motor de desarrollo de nuestros municipios".

En definitiva, según ha concluido Carrillo, "lo que necesitamos y a lo que nos comprometemos desde el Grupo Socialista es a trabajar por una forma de hacer política que permita que nuestros pueblos puedan seguir avanzando por el camino del progreso y de la igualdad de oportunidades", ya que "debemos convertir la pluralidad de esta institución en una oportunidad para seguir creciendo".

Por su parte, el portavoz de IU, Francisco Ángel Sánchez, ha afirmado que "la Diputación debe estar al servicio de la provincia, con cercanía, transparencia, dinamismo y flexibilidad para adaptarse y dar respuesta a las necesidades de todos y cada uno de los municipios, garantizando la asistencia y cooperación jurídica, económica y técnica a nuestros pueblos", para garantizar "los principios de solidaridad y equilibrio intermunicipales".

Ello debe tener su reflejo en los presupuestos, que deben poner "en primer término a las personas" y en los que "el empleo y las políticas sociales se conviertan en prioritarios", que contemplen "un Plan de Empleo Provincial con financiación suficiente y gestionado directamente por los ayuntamientos", además de "modificaciones normativas en las ordenanzas que garanticen un mínimo vital de agua para todas aquellas familias que no puedan pagar".

También deben incluir los presupuestos de la Diputación, según ha destacado el portavoz de IU, "una mayor dotación económica para el Instituto Provincial de Bienestar Social (IPBS)", para aplicar la Ley de Dependencia, y "mayor financiación para los programas destinados a la contratación de personas en riesgo de exclusión social", sin olvidar, por otro lado, un compromiso "con el desarrollo sostenible" y la apuesta "por iniciativas generadoras de empleo en sectores como el turismo y la industria agroalimentaria".

EL PP DEFIENDE SU GESTIÓN

Por su parte, el portavoz del PP, Andrés Lorite, tras defender la gestión llevada a cabo por los populares desde el gobierno provincial durante el pasado mandato y después de recordar también que su formación se ha quedado ahora a solo dos diputados del PSOE, ha dicho entender que "un cambio no siempre debe representar una ruptura con lo anterior, es más, creemos que el cambio de gobierno en la Diputación no debe afectar a las grandes líneas estratégicas en las que se ha venido trabajando durante los últimos años".

Por eso, Lorite ha dicho desear "que los nuevos gobernantes se aparten de aquel desafortunado lema de la campaña electoral, que decía: 'gobernar para la mayoría', y gobiernen durante estos cuatro años para toda la sociedad cordobesa, sin exclusión, como es debido", como, según ha subrayado, hizo en el anterior mandato el PP, al concebir la Diputación "como una herramienta a favor de la provincia de Córdoba y nunca un instrumento a beneficio de quien la gobierna".

Junto a ello, Lorite ha indicado que la "incipiente recuperación de la economía española" aún tiene que llegar "al ámbito más doméstico, más cercano, a los miles de cordobeses que sufren del drama del desempleo", de modo que "solo nos podremos sentir satisfechos cuando todas esas familias encuentren su oportunidad, su libertad económica, su desarrollo laboral" y, por eso, "todos los miembros de esta corporación nos debemos afanar en la consecución de ese objetivo, el empleo".

En este sentido y tras aludir a cómo durante el anterior gobierno del PP la de Córdoba fue la diputación andaluza "más inversora", el portavoz popular ha opinado que "a los cinco grupos políticos que hoy conformamos esta corporación nos mueve lo mismo, el bienestar de la sociedad de la que formamos parte, si bien nos diferencia exclusivamente el método para llegar a ese objetivo, método marcado por las diferentes sensibilidades ideológicas".

A este respecto, Lorite ha llegado a la conclusión de que "las distancias ideológicas se achican, se acortan, se reducen y se convierten en casi inapreciables cuando todos buscamos, de forma sincera, un bien superior, un bien colectivo", razón por la que ha dicho confiar "en que la búsqueda de esos acuerdos sigan presidiendo el día a día de la institución tan plural que hoy se constituye. De este modo, la sociedad cordobesa podrá sentir con más cercanía y orgullo la actividad que realizan sus representantes públicos".

GANEMOS Y CIUDADANOS

En cuanto a los otros dos grupos de la oposición, Ganemos Córdoba y Ciudadanos, con un solo diputado provincial en cada caso, la portavoz del primero, María de los Ángeles Aguilera, tras abogar por un ajuste de los salarios de los diputados y la "reducción coches oficiales y asesores", ha reclamado "políticas más progresistas", que respondan a las necesidades de los ciudadanos, apostando por los servicios públicos y rechazando su privatización, y para ello Ganemos ejercerá un "papel vigilante, constructivo y positivo", sin hacer promesas, "sin ofrecer cheques en blanco para nadie", pero sí "trabajo, trabajo y compromiso".

Por último, el portavoz de Ciudadanos, David Dorado, ha anunciado que ejercerá "una oposición leal", buscando promover "la recuperación de los derechos sociales de la ciudadanía", a la vez que ha llamado a la unidad para, en primer lugar, atajar "la tragedia del paro" y, aunque su formación demanda la "supresión de las diputaciones", para ahorrar gastos a los ciudadanos, entiende que en el caso de Córdoba "ejerce el papel de ayuntamiento de los ayuntamientos" y "habría que despolitizarla y hacerla un ente más eficaz", eliminando "todo tipo de estructuras innecesarias".