El obispo de Jaén reconoce el "fecundo magisterio" de Benedicto XVI y su "entrega hasta el agotamiento"

Actualizado 01/03/2013 16:11:41 CET

JAÉN, 1 Mar. (EUROPA PRESS) -

El obispo de Jaén, Ramón del Hoyo López, ha reconocido el "fecundo magisterio" de Benedicto XVI y "su entrega hasta el agotamiento", al tiempo que ha puesto en valor su renuncia como un gesto de "inmenso amor a la Iglesia al reconocer la limitación de sus fuerzas para el ministerio confiado".

Así lo recoge en una carta pastoral, consultada por Europa Press, en la que pedía a los a los sacerdotes de la Diócesis jiennense que este jueves, a la hora en la que se hizo efectiva la renuncia del Santo Padre, celebrasen la Eucaristía "como acción de gracias por el ministerio de Benedicto XVI", además de elevar "súplicas al Señor para que ilumine a los cardenales en la elección del nuevo sucesor de San Pedro en el próximo Cónclave de Roma".

Del Hoyo López también instaba a que en las poblaciones con más de una parroquia se reunieran sacerdotes, consagrados y fieles en un solo templo con el objetivo de que "los fieles de la Diócesis de Jaén expresen al Santo Padre el reconocimiento y agradecimiento por su fecundo magisterio y entrega ejemplar como pastor".

"Sus profundas y claras enseñanzas, sus valientes decisiones, su entrega hasta el agotamiento, bien merecen esta súplica agradecida ante Dios", señalaba el obispo, quien ha definido la renuncia del ya Papa emérito como un "gesto de inmenso amor a la Iglesia al reconocer la limitación de sus fuerzas para el ministerio confiado". En este sentido, ha manifestado su deseo para que esa decisión "una a los fieles católicos para intensificar la oración en este Año de la Fe".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies