Padres del Colegio de la Zubia donde se encontró un insecto en la comida solicitan reunirse con la Junta

 

Padres del Colegio de la Zubia donde se encontró un insecto en la comida solicitan reunirse con la Junta

Actualizado 27/01/2011 19:07:57 CET

LA ZUBIA (GRANADA), 27 Ene. (EUROPA PRESS) -

La Asociación de Padres y Madres del Colegio Isabel La Católica de La Zubia (Granada) ha solicitado formalmente una reunión con la delegada provincial de Educación, Ana Gámez, para conocer qué medidas se van a tomar después del hallazgo, el 21 de enero, de un insecto en una de las bandejas de comida servidas en el comedor del centro.

Lo cierto es que la petición ha sido realizada por todas las asociaciones de padres y madres de los colegios de La Zubia, dado que a todos les sirve la empresa de catering Ibagar y sus hijos comen los mismos menús, según han informado a Europa Press los padres afectados.

Esta empresa ya fue sancionada el pasada octubre con una multa de casi 7.700 euros por una falta muy grave después de que aparecieran larvas de gusano en una olla de potaje.

"No sabemos si es que no han funcionado los controles sanitarios o qué pero esta es la tercera vez que pasa algo así", afirman los afectados, que prefieren no hacer valoraciones hasta conocer la postura de la delegada de Educación al considerar que pueden "perjudicar" a los trabajadores que encontraron el citado insecto, conocido como tijereta o cortapicos, en una olla de arroz con tomate.

De hecho, los padres han confirmado que los responsables del catering Ibagar han trasladado a otros centros a la tres auxiliares que operaban hasta ese momento en el comedor", entre ellas la que encontró el insecto, aunque confían en que la empresa se replantee la medida.

LA JUNTA LO ESTUDIA

La Delegación de Educación de la Junta en Granada ha abierto un expediente informativo para aclarar estos hechos.

La delegada provincial, Ana Gámez, ha garantizado en declaraciones a Europa Press que el insecto se halló "en el exterior" del recipiente de la comida que se sirve a los pequeños y "en ningún momento entró en contacto con los alimentos".

Además, se tomó la medida preventiva de no servir la comida que contenía esta bandeja y tanto la directora como la madre que ese día cuidaba el comedor probaron los alimentos para comprobar que estaban en buen estado y su sabor era normal.

Según los primeros datos con que cuenta la Delegación --que tuvo conocimiento de los hechos el martes-- este insecto es ajeno a los ingredientes de la comida que se sirvió en el comedor, a diferencia de lo que ocurrió con las larvas de gusanos encontradas en octubre en uno de los menús y que procedían de un hueso de jamón que se empleó para elaborar el potaje de judías en el que se halló este parásito.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies