Padres de la diferenciada se congratulan del fallo y tachan de "falta de respeto" calificar al modelo de segregador

Madres del colegio 'Altair' de Sevilla defienden la educación diferenciada
M.G. - Archivo
Publicado 11/04/2018 17:13:10CET

SEVILLA, 11 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Federación Andaluza de Asociaciones de Padres y Madres de la Enseñanza Privada (Fapyma), implantada en toda Andalucía y que representa, entre otros, a las asociaciones de madres y padres de alumnos (AMPA) de los centros cuyo modelo pedagógico es la educación diferenciada por sexo, ha manifestado su "satisfacción plena" por el fallo del Tribunal Constitucional respecto a la libertad de enseñanza y de modelos pedagógicos "que respetan los principios y derechos fundamentales establecidos en nuestra Constitución".

"Nadie discute que el modelo de educación diferenciada tiene por objeto el pleno desarrollo de la personalidad humana en el respeto a los principios democráticos de convivencia y a los derechos y libertades fundamentales, que son los objetivos que debe tener la educación", ha precisado a Europa Press el presidente de Fapyma, Abel Martínez.

Para la federación, "no es admisible, que se tache a este modelo de discriminatorio, y mucho menos de segregador, es una falta de respeto hacia los centros y hacia las familias que prefieren este modelo, que está avalado por la normativa internacional y por nuestra Constitución, habiéndose pronunciado nuestros más altos tribunales al respecto".

Además, se trata de un modelo "perfectamente asumido e integrado" en los países democráticos europeos del entorno, ha indicado Martínez, para quien "la libertad de los padres, como primeros educadores, a elegir otros proyectos educativos y centros, distintos de los creados por la administración, se enmarca dentro del pluralismo educativo que debe tener más sentido, si cabe, en el siglo XXI, donde el pensamiento y la escuela única no son admisibles".

El sostenimiento con fondos públicos es "un mandato constitucional que obliga a las administraciones a hacer efectivo el derecho a elegir de las familias que menos tienen". Por ello, desde Fapyma se seguirá apoyando a las familias en la participación en la vida escolar de sus hijos "desde el primer momento, que es la elección de centro conforme a sus convicciones pedagógicas, defendiendo todos los modelos legítimos".

De otro lado, el colectivo 'Mis padres deciden', que engloba a responsables de alumnos de centros de educación diferenciada por sexo en Andalucía, se ha congratulado de la sentencia. En declaraciones a Europa Press, la portavoz de la plataforma, Gemma García, ha admitido que "la satisfacción es grande" por el reconocimiento, "una vez más", de la legitimidad de la educación diferenciada y del derecho de los padres a poder elegir "en condiciones de igualdad con la enseñanza mixta".

El hecho de que el Constitucional avale este patrón pedagógico como legítimo "da la razón a miles de padres que hemos elegido este modelo para nuestros hijos", ha precisado García, que ha expresado su deseo de que los socialistas "acaten la sentencia sin más, como han hecho siempre".

Los socialistas también recurrían la religión evaluable, el adelanto de los itinerarios formativos o la falta de participación de los padres en los consejos escolares o la selección de alumnos por centros.