Peñalver confía en solucionar "en breves semanas" los problemas económicos con Autobuses Castillo

Actualizado 26/01/2011 19:36:57 CET

JAÉN, 26 Ene. (EUROPA PRESS) -

La alcaldesa de Jaén, Carmen Peñalver (PSOE), ha mostrado su confianza en que los problemas económicos con Autobuses Castillo, empresa concesionaria del servicio de transporte público urbano en la capital, cuyos empleados han convocado una huelga de celo, se puedan solucionar "en breves semanas".

Así lo ha afirmado a preguntas de los periodistas después de que los trabajadores de esta compañía hayan decidido en asamblea recurrir a esta medida por la que si no cobran entre el 1 y el 5 de febrero, a partir del día 7, se atendrán estrictamente al convenio laboral como medida de protesta ante los retrasos en el pago de las nóminas que vienen arrastrando desde hace cinco meses, tal y como ha explicado a Europa Press el presidente del comité de empresa, Juan Balbín.

"Yo respeto las relaciones que hay entre trabajadores y empresas privadas. Por tanto, lo que decidan los trabajadores de la empresa Castillo yo siempre lo voy a respetar, igual que voy a respetar lo que haga la empresa", ha afirmado la alcaldesa que ha pedido que desde luego siempre se respeten los derechos de los trabajadores y se cumpla con los convenios establecidos.

Además, ha declarado que tanto la dirección como el comité de empresa "están enterados de que la concejalías de Hacienda y la de Transportes están sentadas con una entidad financiera", de modo que ha dicho esperar que "en breves semanas se llegue a una cuerdo para solucionar los problemas económicos que pueda haber con la empresa Castillo", como es la responsabilidad del Ayuntamiento.

Igualmente, ha deseado a ambas partes que en el proceso de firma de convenio lleguen "cuanto antes a un acuerdo que sea beneficioso para todos y que, sobre todo, sea beneficioso para la ciudad", cuyo servicio de transporte público, sin embargo, se verá afectado de seguir en pie la convocatoria de huelga de celo planteada por los empleados

En este sentido, Balbín ha precisado, como recoge Diario Jaén, que esperarán a comprobar si el ingreso de sus nóminas se hace efectivo entre el 1 y el 5 de febrero, como determina el convenio laboral. De no ser así, el lunes día 7 comenzarán a trabajar ateniéndose de forma estricta a ese documento, lo que tendrá consecuencias para el servicio de autobús urbano.

Los empleados de Castillo no son los primeros que recurren a esta medida, ya que los de FCC, concesionaria del servicio de recogida en la capital, lo han hecho en varias ocasiones por motivos similares. En ambos casos, las direcciones de las empresas argumentan que no pueden ingresar las nóminas hasta que el Ayuntamiento pague, a su vez, por lo que los trabajadores se ven "en medio".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies